Cómo esquejar el Scindapsus, Epipremnum o Pothos

1229
Scindapsus recien enraizado

Cómo esquejar el Scindapsus, Epipremnum o Pothos es una de las preguntas llegada a nuestra redacción con cierta frecuencia. Y decimos Scindapsus, Epipremnum o Pothos porque son los nombres con los que denomina indistintamente a esta planta de origen tropical, exactamente de las islas Salomón, perteneciente al género Epipremnum sp y de la familia de las Aráceas.

El Scindapsus aureus es un clásico como planta de interior, además de por su enorme poder de adaptación, por sus decorativas hojas, las cuales crecen a lo largo de sus tallos en forma colgante o trepador. Quizás por su rusticidad incite a ser reproducido en casa y la verdad es que es muy fácil el hacerlo.

Lo primero es elegir la época y esta es en el hemisferio norte desde mitad de primavera hasta finales de verano. Temperaturas por encima de los 22 ºC. son fundamentales y toda una garantía.

Lo segundo es sacar los esquejas de plantas vigorosas y sanas. Estos se extraen cortando de las ramas un trozo de tallo con una hoja. Este trozo de tallo debe de tener una longitud de unos tres centímetros por debajo de la hoja y uno por encima. El corte debe de ser siempre limpio evitando el machacado del tallo. Para ello elegiremos una tijeras o navaja bien afilada.


Esquejando Pothos en un vivero profesional

En cuanto al substrato ideal para el esquejado del Scindapsus aureus es el denominado “sustrato especial plantas de interior”. Este tipo se puede encontrar en floristerías, gardens center, grandes superficies y demás comercios especializados.

Con él llenaremos las macetas y plantaremos varios esquejes clavándolos hasta la base de la hoja guardando la verticalidad. Plantaremos varios esquejes por maceta y los taparemos con un plástico para evitar que se deshidraten durante el periodo de enraizado.

Cada tres o cuatro días, los destaparemos y regaremos si hace falta. Al cabo de unos 15 ó 20 días, habrán emitido nuevas raíces y retiraremos el plástico definitivamente.

Cuando los nuevos Pothos estén bien enraizados, los podremos transplantar a una maceta mayor con el mismo tipo de substrato.

Los riegos serán moderados en verano y escasos en invierno en Europa, evitando los encharcamientos. Nunca pongamos un plato debajo de la maceta para evitar precisamente esto.

El abonado puede iniciarse al mes del enraizado mediante el agua de riego, con un fertilizante líquido con un equilibrio 2:1:3 con microelementos a la dosis y frecuencia recomendada por el fabricante.

Por cierto, entre las plantas para purificar el aire, el Scindapsus aureus es una de los 20 más efectivas.

1 Comentario

  1. Bueno no me queda mas que felicitarlos por tan amplio conocimiento y por la buena intencion de su parte al compartirlo con nosotros …Gracias

Dejar respuesta