Coprosma repens

193
Plantas de Coprosma repens

El género de las Coprosmas acoge a unas 200 especies y de ellas en esta ocasión vamos a tratar a la Coprosma repens, una planta ornamental de porte arbustivo originario de Australia y Nueva Zelanda que se está cultivando en España tanto para su uso en jardinería y xerojardinería, así como planta para la exportación al resto de países europeos.

De crecimiento rápido y vigoroso es una planta muy interesante para hacer setos. A parte de ser tupida, sus gruesas y brillantes hojas de forma ovalada le aportan un valor ornamental destacado.

Coprosma repens

La planta espejo

Está englobada dentro del grupo de plantas ornamentales de Australia. Su nombre científico es Coprosma repens y se la conoce con nombre populares como brillantísima, coprosma o planta espejo. Pertenece a la familia Rubiaceae y tiene su origen en Australia y Nueva Zelanda. Una planta de destacado clima mediterráneo que en condiciones adecuadas puede ser cultivada en cualquier zona costera del mundo gracias a su resistencia a los ambientes salinos.

La Coprosma repens fue descrita por Achille Richard y su nombre genérico proviene del griego kopros (estiércol) y osme (olor) en alusión a su olor algo fétido. El nombre de la especie repens hace alusión a su cierta tendencia rastrera. Sus sinonimias son Coprosma baueriana, Coprosma retusa y Coprosma stockii.

Arbusto de crecimiento rápido que mediante podas sitúan su altura sobre los tres metros de altura y unos dos de anchura. Su característica ornamental más destacada es el brillo de las hojas y de ahí dos de sus nombres más comunes: brillantísima y planta espejo. Estas hojas pueden ser verdes o variegadas con bordes de color amarillo, rojo, rosa, etc. Su tamaño puede variar según la variedad, pero todas ellas son atractivas de aspecto grueso, brillantes, ovaladas y terminadas en punta.

Su floración no es lo más destacable desde un punto de vista ornamental. Produce pequeñas flores verdosas o blancas poco decorativas. La Coprosma repens es una planta dioica, por lo que tiene los órganos sexuales masculinos y femeninos en distintas flores y pie. Esto quiere decir que para obtener sus frutos se requiere tener plantas de ambos sexos.

Sus frutos sí son muy decorativos, de color amarillo o naranja y de tamaño pequeño.

Coprosma repens

La Coprosma repens en el jardín

La Coprosma repens en el jardín es muy polivalente ya que puede utilizarse para realizar setos, cubrir espacios e incluso utilizarse en macetas como plantas individuales en terrazas.

La ubicación de la Coprosma repens es muy importante. Esta debe ser a pleno sol para que brille en toda su intensidad, si bien también puede vivir en zonas de semisombra.

Es muy resistente a temperaturas frías pudiendo soportar heladas esporádicas que no bajen de los -5ºC. En cuanto al terreno se desarrolla bien en suelos calcáreos, tan propios como muchas zonas del área mediterránea, aunque prefiere aquellos que son ligeros y que contengan materia orgánica. Por lo tanto, si su nivel es bajo, agradecerá que antes de su plantación en el jardín se le aporte una enmienda orgánica, estiércol, compost o simplemente añadirle un sustrato turboso como por ejemplo sustrato universal o sustrato de plantación.

Su trasplante se realizará preferiblemente durante la primavera. Como es un arbusto muy resistente a la sequía y volviendo a la calidad del terreno, si la tierra es muy arcillosa conviene añadirle arena de sílice, arena lavada de río, perlita, arcilla expandida u otro material inerte que aligere el sustrato y aumente su permeabilidad y evite encharcamientos, que como consecuencia afectará al buen desarrollo de su sistema radicular.

Para su trasplante a una maceta mayor es recomendable poner en la base interior de esta una pequeña capa de grava para favorecer su drenaje.

En cuanto a su riego debe ser moderado, esperando a que la tierra se seque ligeramente antes de volver a regarlo. Como no tolera los encharcamientos, estos periodos de escasez de agua ayudan a trabajar mejor a sus raíces.

Su fertilización debe ser con un abono complejo, equilibrado y enriquecido con microlelementos. Su aplicación recomendada es mediante fertirrigación, a dosis bajas pero frecuentes.

La Coprosma repens admite hasta el arte topiario, por lo que también permite su uso en setos. La poda es muy interesante para mantener la forma deseada. La época para realizarla puede ser a mediados o finales de otoño para crear un inicio de brotación antes de su parada vegetativa invernal y que con la primavera muestre todo su esplendor foliar, su principal atractivo ornamental.

También se puede acortar sus ramas largas al final de invierno dependiendo de la climatología reinante. En todos los casos se trata de conseguir plantas más compactas y ramificadas, a la vez de eliminar sus ramas rotas, secas o mal direccionadas.

Variedades de Coprosma repens

Variedades de Coprosma repens

Las posibilidades ornamentales de la Coprosma repens aumentan gracias a sus distintas variedades y como consecuencia el catálogo de colores de sus hojas. A continuación, nombramos algunas de ellas:

  • Coprosma repens ‘Evening Glow’. De hojas pintadas de color verde y rojo oscuro.
  • Coprosma repens ‘Rainbow Surprise’. Variedad cultivada por su follaje variegado con hojas muy llamativas de color verde oscuro y bordes naranjas.
  • Coprosma repens ‘Variegata’. Como su nombre indica es de hoja verde con hojas variegadas.
  • Coprosma repens ‘Chocolate soldier’. De follaje color chocolate, su exposición es a pleno sol y está indicado para zonas costeras.
  • Coprosma repens ‘Lemon and lime’. De follaje brillantísimo de color verde lima con toques amarillos, ideal para macetas y para contrastar con otras plantas.

Plagas y enfermedades de Coprosma repens

Es raro que la Coprosma repens tenga problemas fitosanitarios ya que es muy resistente en este sentido. Así y gracias a su rusticidad es muy resistente a las plagas típicas del jardín y si cuidamos sus condiciones adecuadas de luz, de riego, del terreno vegetará sin problemas.

Otro tema es cuando se cultiva en invernaderos, desde su fase de esquejado hasta su venta. En este caso los problemas de enfermedades de raíz durante el enraizado o insectos chupadores foliares durante el resto del tiempo pueden presentarse, si bien, como viveros profesionales que son, controlan estos problemas fácilmente.

Coprosma repens

Cultivo de Coprosma repens

Para el cultivo de la Coprosma repens podemos partir de esquejes realizándolos sobre primavera. Para ello podemos aprovechar las ramas cortadas de la poda para obtener los esquejes.

El método es utilizar las ramas más sanas, cortando trozos de tallos con tres o cuatro pares de hoja. Si son apicales también, procurando que no sean excesivamente tiernos. El corte debe ser limpio, evitando que se machaque la zona de corte porque será un foco de infección.

Seguidamente eliminaremos un par de hojas inferiores y lo plantaremos en bandejas de alvéolos o en unas pequeñas macetas. El sustrato para ello puede ser un tipo sustrato para plantas de interior al que se le añade sobre un 30% de arena de sílice, fibra de coco o perlita para mejorar su aireación.

Los esquejes recién plantados se colocarán en un lugar protegido en sombra parcial, manteniendo la tierra ligeramente húmeda y con una humedad ambiente alta para evitar que se deshidraten. Con una temperatura sobre los 20 a 25ºC comenzarán a emitir raicillas entre dos y tres semanas.

Una vez formado el cepellón y aclimatados, estos esquejes ya están listo para ser plantados a una maceta mayor. Para ello podemos utilizar por ejemplo un sustrato universal, mejorada su estructura con áridos como ya hemos avanzado antes.

Durante todo su cultivo regularemos su riego para mantener el sustrato húmedo, pero no encharcado. También abonaremos incorporando en el agua de riego un fertilizante del tipo 18-12-24 más oligoelementos a la dosis recomendada por el fabricante.

Tras varios meses de cultivo y coincidiendo con principios de primavera o finales de verano, se pueden plantar directamente en el jardín o en macetas mayores para disfrutarlas como plantas aisladas.

Especies de Coprosma

En la familia de las Rubiaceae se encuentra el género Coprosma compuesto por unas 200 especies que pueden tener en su conjunto portes de arbustos y pequeños árboles.

Entre las especies de Coprosma más utilizadas en el mundo ornamental se encuentran:

  • Coprosma acerosa
  • Coprosma areolata
  • Coprosma atropurpurea
  • Coprosma ciliata
  • Coprosma foetidissima
  • Coprosma grandifolia
  • Coprosma hirtella
  • Coprosma lucida
  • Coprosma moorei
  • Coprosma nitida
  • Coprosma petriei
  • Coprosma propinqua
  • Coprosma pumila
  • Coprosma quadrifida
  • Coprosma repens
  • Coprosma rhamnoides
  • Coprosma robusta
  • Coprosma rotundifolia
  • Coprosma rugosa
  • Coprosma serrulata
  • Coprosma virescens
  • Coprosma waima

Dejar respuesta

Por favor ponga su comentario!
Por favor ponga su nombre aquí