Cultivo de la cala de colores

239
Cultivo de la cala de colores

La cala de colores no debe de ser tratada de igual forma que la tradicional cala de flor blanca (Zantedeschia Aethiopica) ya que entre ellas presentan diferentes morfologías y hábitos de crecimiento. Como ejemplo de estas diferencia podemos decir que el grupo de calas de colores que se comercializan en el mercado está compuesto por un grupo de especies entre las que se encuentran la Zantedeschia albomaculata, Zantedeschia elliotiana, Zantedeschia jucunda, Zantedeschia pentlandii, Zantedeschia rehmanii,… e incluso híbridos entre algunas de ellas.

Así, mientras la Zantedeschia Aethiopica es una planta semi acuática, propia de lugares húmedos, el resto suelen ser típicas de espacios menos húmedos y más cálidos.

Hibridando calas

Pero todas ellas comparten un aspecto de floración similar y órganos de almacenamiento de reservas nutritivas tipo rizoma, también llamado bulbo, del que parten sus tallos y hojas.

Cuando deseamos cultivar la cala de colores podemos hacerlo en jardineras, macetas o directamente en el terreno del jardín. Sin embargo, a nivel profesional hay toda una industria orientada al cultivo de la cala de colores ya sea como planta en maceta o para la venta solo de sus flores para arreglos florales. Para aportar información sobre la técnica de su cultivo, a continuación detallaremos su cultivo en viveros.

Cultivo de la cala de colores en maceta

El cultivo de la cala de colores en maceta comienza con la compra y llegada de sus rizomas al vivero, cultivados previamente por empresas especializadas del mismo tipo que producen bulbos de tulipán, Freesia sp, etc.

Una vez en el vivero, se plantan en maceta o contenedores de unos 12 a 22 centímetros de diámetro normalmente (depende del formato a cultivar). Estas macetas deben tener un buen drenaje.

Se llenan las macetas hasta una altura determinada con un sustrato que drene bien, ligeramente fertilizado y con un pH sobre 5,5 a 6. Este sustrato debe estar ligeramente húmedo.

Cultivo de cala de colores

A continuación se plantan los rizomas (colocan) de modo que se puedan cubrir unos cinco centímetros con el mismo sustrato. Esto es muy importante porque el rizoma de la cala enraíza… emite sus raíces por la parte superior del mismo e inmediatamente siguen creciendo hacia abajo. Si en el momento de su emisión les da la luz y el aire tienen muchas posibilidades de que se mueran y con ella la planta. El marco de cultivo será maceta a maceta… ya se espaciarán tras su brotación.

Plantas de cala en maceta

Los viveros de producción profesional suelen estar equipados con control climático (calefacción, ventilación, pantallas térmicas,…) y por lo tanto las pueden cultivar durante todo el año. Sin embargo, si se cultivan de forma menos tecnificada, su plantación debe hacerse a partir de primavera, evitando las épocas más frías del año.

Una vez plantadas, no se riegan (el sustrato ya estaba húmedo) y se cubren con una tela acrílica semipermeable y sobre ella un plástico blanco para mantener su humedad y temperatura. La temperatura ideal de cultivo se sitúa entre los 20 y 25ºC. Con temperaturas más altas y luz insuficiente se acelerará la velocidad de crecimiento, serán plantas menos floríferas a la vez que crecerán más débiles y propensas a enfermedades.

Sus raíces comienzan a ser emitidas entre 6 a 14 días y unos días después sus brotes. En ese mismo momento, cuando estos brotes tengan unos tres o cinco centímetros se les retira el plástico blanco y una semana más tarde el geotextil. Esta es una forma de aclimatar la planta a la vez de ayudarla a que mantenga más tiempo la humedad inicial. Los riegos en esta fase, si no ha hecho falta hacer alguno antes, deben ser espaciados y sin exceder la humedad en el sustrato.

Plantas de cala en maceta

Durante esta fase y siguientes de cultivo, se debe mantener una adecuada ventilación y una humedad relativa en torno al 70 – 75%. Cuando los nuevos brotes empiecen a ‘desplegar sus hojas’ y alcancen una altura alrededor de los cinco centímetros es el momento de proceder al espaciado de las macetas. Se aprovecha este momento para seleccionar las plantas con similares características de brotación y vigor para unificar su cultivo ya que no todas brotan igual, sin embargo plantas de similar vigor en brotación, sí mantienen un desarrollo posterior de cultivo homogéneo. En esta etapa del cultivo la temperatura del día puede bajar ligeramente (sobre 18ºC) así como la de la noche, que suele ser unos 3 a 4 grados superior a la del día. Sí, curiosamente y si técnicamente es posible, la temperatura nocturna debe ser superior a la diurna.

También, tras el espaciado, las empresas viverísticas suelen realizarles un primer tratamiento con un producto para regular su crecimiento. Son reguladores de crecimiento que actúan en la planta consiguiendo un crecimiento más compacto, a la vez que les inducen a su floración. En este caso, uno de los productos más utilizados es el llamado Bonzi (su materia activa se llama Paclobutrazol).

Durante esta etapa final de cultivo… desde el espaciado hasta que está en plena floración y por lo tanto su venta, la humedad relativa debe estar sobre el 60%, la temperatura de día sobre los 17ºC, el riego debe realizarse con moderación, la fertilización equilibrada algo baja en nitrógeno y con microelementos para que no crezca en exceso. En estas condiciones en pocas semanas,… sobre 10 a 12 desde su plantación, las plantas están listas para su venta y si se han cultivado para flor cortada, ya se pueden comenzar a recolectar sus primeros tallos florales.

Plantas de cala para flor cortada

Cultivo de la cala de colores para flores frescas

El cultivo de la cala de colores para flores frescas es muy similar al aplicado para planta en maceta. Las primeras fases de cultivo son similares… en maceta, de tamaño grande y a una densidad de plantación de maceta a maceta. Se cubren con el geotextil y plástico blanco.

Una vez enraizadas y con los brotes alrededor de los seis centímetros se procede a la clasificación por calidades de brotación. Estas macetas, entre las diferentes opciones para su seguimiento de cultivo, son llevadas y colocadas (por ejemplo) sobre guías elevadas para proseguir su cultivo en elevación, aspecto que facilita la aireación de las plantas y facilidad de recolección de sus flores entre otras ventajas.

El cultivo se mantiene toda la campaña de floración, tras la cual se dejan invernar sus plantas, recuperan sus tubérculos y se vuelve a iniciar el ciclo. La recolección de sus flores se realiza diariamente.

Plantas de cala para flor cortada

Variedades de calas de colores

Al contrario de la cala blanca (Zantedeschia Aethiopica) que prácticamente no hay nuevas variedades sino más bien se tratan de mejoras genéticas por medio de selección, sí aparecen en el mercado cada año nuevas variedades de calas de colores.

Entre las empresas obtentoras de nuevas variedades de calas de colores se encuentran empresas como por ejemplo la firma Kapiteyn (www.kapiteyn.nl), que mantienen programas de obtención de nuevas variedades tanto para el mercado de plantas en maceta como en de flor cortada (flores frescas). Esta y otras firmas, mantienen en sus programas de obtención de nuevas variedades, técnicas de hibridaciones y selecciones de genotipos que dan como fruto variedades que complementan el ya amplio catálogo varietal existente.

Dentro de este capítulo, las calas pueden ser reproducidas por semillas, la división de sus tubérculos o el cultivo in vitro, también llamado por micropropagación. De todos estos métodos, el de la micropropagación es el proceso más lento y laborioso.

Plantas de cala para flor cortada

Multiplicación de calas de colores in-vitro

El método de reproducción mediante la técnica de micropropagación (in-vitro) de la cala se inicia con el aislamiento de las yemas de crecimiento de unos determinados bulbos. Estas yemas son esterilizadas e introducidas en recipientes de vidrio que contienen ‘un sustrato’ inerte a base de agar más nutrientes, hormonas, reguladores de crecimiento,… en definitiva ‘un medio nutritivo’ apropiado para su desarrollo. Esta fase de cultivo se lleva a cabo en laboratorios además de en condiciones asépticas.

En una primera fase se emplean medios para inducir a estas yemas a su brotación y creación de nuevos brotes. En una segunda fase y tras cortar los brotes, se emplea otro medio con los componentes necesarios para inducir dichos brotes, una vez plantados sobre él… a emitir raíces.

Una vez enraizados estos pequeños brotes y experimentado un leve crecimiento, estas nuevas vitro plantas son extraídas del recipiente aséptico y plantadas en un invernadero con temperatura controlada y en condiciones de humedad ambiente muy elevada para evitar que se deshidraten mientras se aclimatan y enraízan en el nuevo sustrato, este sí en base a turba.

Destacar que estas nuevas plantas aún no florecen. Tras unas 24 semanas se puede dar por concluido su ciclo de crecimiento, entrando en un nuevo período o fase llamada de senescencia, en el que sus hojas amarillean y se desprenden, permaneciendo tan sólo unos pequeños tubérculos del tamaño aproximado de un garbanzo. Estos diminutos tubérculos comienzan su fase de dormancia, se recolectan y almacenan.

Con la llegada de la primavera son ‘sembrados’, emiten raíces y dan lugar a pequeñas plantas de cala que por lo general siguen sin tener capacidad de florecer. Con la llegada del otoño e invierno vuelven a entrar en la senescencia, momento en el que vuelven a recoger sus tubérculos. Estos se volverán a sembrar en la próxima primavera, repitiéndose el proceso.

Durante cada uno de estos ciclos de cultivo, los tubérculos de la cala experimentan un aumento de tamaño a la vez de creación de nuevos propágulos, que con el tiempo pueden llegar a individualizarse y generar nuevas plantas. Como regla general, podemos decir que tras adquirir el tubérculo un tamaño mínimo de unos 4 a 5 centímetros es cuando tendremos una nueva planta capaz de emitir tallos florales. Así, desde que se inicia el proceso del cultivo invitro de la cala hasta que se obtienen tubérculos comerciales capaces de generar plantas con flores, transcurren aproximadamente tres años: tanto el vigor de la planta como la capacidad de floración se ve aumentada a medida que lo hace el tamaño de tubérculo.

Algunas de las imágenes utilizadas en este artículo son propiedad de la empresa obtentora de variedades de calas de colores Kapiteyn (www.kapiteyn.nl).

Dejar respuesta

Por favor ponga su comentario!
Por favor ponga su nombre aquí