El Muérdago, Viscum album

2505
muerdago

El Muérdago, cuyo nombre científico es Viscum album, es una planta semiparásita de tallos articulados y siempre verdes que pertenece a la familia de las Lorantáceas. Este, junto con el Acebo, las Poinsettias y los Abetos, forman un grupo de plantas muy populares en Navidad (a él también se puede incluir el musgo).

El Muérdago, Viscum album, es una planta nada común en cuanto a su forma de vida.

Como planta, sus tallos se dividen desde la base en varios ramos, desparramados, ahorquillados, cilíndricos y divididos por nudos, armados de pequeñas púas. Sus hojas son lanceoladas, crasas y carnosas y sus flores dioicas (emite flores masculinas y femeninas) son de color amarillo. El muérdago adulto puede llegar a medir hasta un metro y crece encima de las ramas de diversos árboles, principalmente árboles de hoja caduca, como manzanos, álamos… pero también sobre algunas variedades de pinos.

Sus flores, tras su fecundación, produce frutos en forma de bayas pequeñas. Estas, de jóvenes son de color verde y después, al madurar adquieren un aspecto traslúcido de color blanco rosado, cuyo mesocarpio (carne) contiene una sustancia viscosa. Pero sus raíces no las emite en el suelo sino sobre la planta que parasita, a la cual le ‘roba’ su savia.

Estas bayas no son comestibles por las personas y maduran a finales de otoño. Si embargo, si lo son para los pájaros, aspecto fundamental para su dispersión vegetativa. Cada baya contiene semillas, que tras su digestión y cuando los pájaros defecan durante el vuelo, caen unidas por un pequeño filamento a modo de ‘rosario’. Esta peculiaridad le permite quedar enganchadas fácilmente como ‘hilos con semillas’ sobre las ramas y así, enraizar sobre ellas como planta parásita.

El Muérdago, Viscum album, aunque es una especie espontánea en la península ibérica, en España apenas existe una tradición ornamental antigua. Pero cada día va siendo más habitual el ver las ramas de Muérdago como adorno navideño en el interior de los hogares.

Ritos y magia del Muérdago

Cuentan las leyendas los poderes mágicos del Muérdago como una planta que ni es del cielo ni de la tierra, ya que sus raíces no tocan nunca el suelo (por ser una planta parásita que vive en las ramas de los árboles), pero tampoco se mantiene por sí mismo en el aire.

Arboles muerdago

De todos es conocido que en invierno, escasea la comida para los animales en estado salvaje y que estos la puedan encontrar es de agradecer. El muérdago, al igual que el Acebo, son plantas que proporcionan alimento a muchos pájaros en estas épocas tan duras.

Volviendo a los ritos y magia del Muérdago, ya se comienza con su corte. Actualmente se puede comprar ya cortada en mercadillos navideños, pero en la antigüedad, el rito de cortar el Muérdago era respetuoso y complejo. El Muérdago más valioso era el que crecía en los robles. La tradición decía que había que pedir permiso a la planta antes de cortarla y que, quien no lo hiciera con la debida reverencia, sufriría todo tipo de males. Además, era obligado hacerlo cuando la luna tenía seis días, de un solo corte y evitando que cayera al suelo.

En España, el Muérdago se comercializa en ramitas con sus frutos en pequeñas bolsas durante el mes de diciembre, principalmente como símbolo de la buena suerte. La tradición dice que siempre se debe de regalar cerca de la festividad de Navidad. De hecho, el día 13 de diciembre, día de Santa Lucía, se quema el Muérdago que se ha tenido durante todo el año detrás de la puerta de casa y con ello se eliminan los males acumulados y retenidos por esta planta durante todo el año. En nuevo Muérdago que ocupa ahora su lugar, será el encargado de protegernos durante todo el año siguiente.

Otra tradición popular dice que aquella mujer que recibe un beso bajo el muérdago en Nochebuena encontrará el amor que busca o conservará el que ya tiene. Normalmente, si una pareja pasa por debajo de una puerta con muérdago, deben besarse si quieren que les proteja la buena suerte.

Retrocediendo al siglo XIX, en Inglaterra y Francia, los mendigos pedían dinero durante las Pascuas con ramas de muérdago en la mano, de ahí que esta planta haya adquirido su connotación navideña.

Aparte de sus utilidades decorativas y ‘sus poderes’ asociados a la superstición navideña, también se le atribuyen ciertas propiedades medicinales de tipo antiespasmódicas y tranquilizantes, por eso se ha considerado muy útil contra la epilepsia, los vértigos y las convulsiones. Pero como con otras muchas plantas… puede ser tóxico en grandes cantidades por lo que se deben de extremar sus usos sin los conocimientos adecuados.

1 Comentario

  1. El artículo creo que le falta algo de magia, es que no encuentro otra palabra más cercana, aunque no me refiero en especial. Estoy haciendo un libro con diferentes flores, cactus, arbustos, cortezas de arbol, etc., para un diminuto genio o duende, para un cuento, no para niños, para adultos. El caso es que busco las palabras que nadie ve cuando busca una respuesta, se la historia que acompaña al muérdago, pero estoy seguro que hay algo más, eso es lo que busco.
    De todos modos esto no es una crítica, es un ruego en realidad.
    Su articulo está bien y yo no tengo la suficiente autoridad para criticarle.
    Muchas gracias, los dibujos son muy buenos.
    Saludos. Alfonso

Dejar respuesta