Fibra de coco

95
Fibra de coco para jardinería

Una de las materias primas utilizadas en la elaboración de un sustrato, es la fibra de coco. Este producto tiene muchas aplicaciones, unas en la agricultura y otras en mercados tan distintos como el textil, automoción, Medio Ambiente, construcción e incluso la decoración.

En el caso de la agricultura, es en los cultivos hidropónicos donde tiene su mayor popularidad. Sin embargo, también se utiliza en la producción ornamental, la jardinería y la bricojardinería.

Origen de la fibra de coco

La producción de la fibra de coco tiene situadas sus factorías en las propias zonas donde se cultiva. Estas zonas están situadas en áreas lindantes a playas tropicales arenosas del mar Caribe, océano Índico y Pacífico, conviviendo con su forma silvestre. Entre las áreas de mayor producción, o al menos más famosa, se encuentra la Isla de Sri Lanka (Ceilán), nación insular al sur de la India, en el océano Índico.

Sustrato con fibra de coco

La fibra de coco en sí es un subproducto, ya que del fruto del coco se extraen muchos productos comerciales.

El coco es el fruto del cocotero (Coco nucifera). Especie de palmera de interés agronómico perteneciente a la familia Arecaceae.

Los cocos son recogidos de estas palmeras y transportados a la factoría para su tratamiento y elaboración de diversas materias primas. Todas estas son, al final, enviadas a los países de destino donde partiendo de ellas, elaboran y comercializan los productos finales.

El fruto del coco se compone de mesocarpio y endospermo. Ambas tienen fines comerciales distintos.

Mesocarpio

El mesocarpio es la parte del fruto que envuelve la semilla. Es una envoltura que protege la semilla y es muy fibrosa, con una cubierta cerosa que la protege de la lluvia.

Mediante procesos mecánicos se extraen sus fibras, en conjunto de determinadas longitudes y grosores. Seguidamente se seleccionan según los mercados de destino.

Las más finas y su polvo son las que se emplean en la agricultura. Las más largas van a otras industrias como la construcción o textil, por ejemplo.

Endospermo

El endospermo. Es la semilla y se encuentra en la parte interna del fruto. Su cáscara se trocea y se utiliza para fines industriales, mientras que su interior, que es comestible, se separan sus componentes para diferentes fines alimentarios: elaboración de leche de coco, manteca, aceite, coco rallado, coco para consumo en fresco, aromas, etc.

La semilla, con su cáscara, puede venderse para el consumo de coco en fresco. Si es para viveros, se comercializa con mesocarpio para su correcta germinación. Una vez germinadas se comercializan en maceta como planta de interior o se plantan en campos para su posterior plantación en jardines, cuando estas palmeras han adquirido varios metros de altura.

Bloques de fibra de coco

Elaboración de la fibra de coco para agricultura

La fibra de coco obtenida del mesocarpio para la agricultura, pasa por diferentes procesos, desde su recolección hasta su comercialización. Estos procesos son:

  • Recolección de los cocos. Se realiza de forma manual y directamente del cocotero (Coco nucifera). Una vez recolectados se transportan a la planta de procesado.
  • Extracción del mesocarpio. Una vez en la planta de procesado, se separa su endospermo (semilla) del mesocarpio.
  • Molienda del mesocarpio. Una vez seco es molido de forma mecánica, obteniendo fibras de diferentes características.
  • Clasificación granulométrica. Estas fibras son separadas por tamaños. Las fibras gruesas y largas a muy cortas, junto con las también llamadas polvo de coco, son las que se destinarán como materia prima para su uso en agricultura y jardinería. Su calidad influirá de forma determinante en sus propiedades físicas y como consecuencia, en su comportamiento en cultivo y técnica empleada.
  • Lavado de las fibras. Estas se lavan para eliminar sus posibles concentraciones de sales, especialmente las de cloruro sódico. Recordemos que se cultiva en zonas del litoral marino.
  • Compactación de las fibras. Para facilitar su transporte a los países de destino, estas fibras, una vez secas, se compactan en forma de ladrillos, tablas o bloques, para favorecer su transporte y manipulación. También pueden venderse a granel con la fibra suelta.
  • Transporte. Los modos de transporte más habituales de la fibra de coco son en contenedores vía barco o camiones y trenes.
  • Descompactación. Ya en la factoría de destino, se descompacta la fibra para su manipulación y creación del producto comercial. En vivero, la descompactación se realiza mediante hidratación.

Saco de cultivo de fibra de coco

Aplicaciones de la fibra de coco

Son muchas y diversas las aplicaciones de la fibra de coco. A continuación, hacemos un repaso por los campos más representativos de su uso en el mundo de la agricultura, la jardinería, bricojardinería y el Medio Ambiente:

  • Fibra de coco para hidroponía. Es uno de sus grandes mercados: el de la hidroponía en cultivos hortícolas de alto rendimiento. En estos casos, la fibra de coco se utiliza como sustrato 100% puro.
  • Fibra de coco en frutales al aire libre. En estos casos, se utiliza en mezcla con otras materias primas como turba, arcilla, etc. El sustrato resultante se coloca en grandes contenedores o sacos de cultivo. Por poner algunos ejemplos, se realizan así cultivos como la frambuesa o el arándano.
  • Fibra de coco en semilleros hortícolas. Se utiliza en mezcla con turba principalmente. Todas las materias primas utilizadas son de fibra muy corta, para el correcto llenado de las bandejas de alvéolos.
  • Fibra de coco en plantas ornamentales. También se utiliza como materia prima en la elaboración de sustratos para el cultivo de plantas en maceta, tanto de interior como de exterior. Igualmente se utiliza en la elaboración de sustratos para semilleros o esquejes.
  • Fibra de coco para jardinería. Se emplea para mejorar las características del terreno sobre el que se cultiva. Está muy indicada para mejorar la tierra donde se va a implantar césped, ya sea césped en tepe o sembrado.
  • Fibra de coco en bricojardinería. Se comercializa en tacos, ladrillos, pastillas, placas, etc. y entre sus usos, el principal es su mezcla con las tierras o sustratos de cultivo para mejorar sus características fisicoquímicas.
  • Fibra de coco en Medio Ambiente. En este mercado se utiliza en diferentes ámbitos. Uno es la utilización como componente de las hidrosiembras e hidromantas. Otro es como componente en la elaboración de diferentes mantas orgánicas, mallas orgánicas de fibra de coco y redes orgánicas de coco para el control de la erosión.

La fibra de coco para sustratos

En definitiva, la fibra de coco para sustratos cuenta con grandes posibilidades de mercado. Es una materia prima que puede utilizarse sola en el caso de cultivo en hidroponía o cultivo sin suelo, como así también se le denomina y también formando parte de fórmulas de sustratos para semilleros, para cultivos de plantas ornamentales e incluso en jardinería para mejorar las condiciones físicas de un terreno.

Dejar respuesta

Por favor ponga su comentario!
Por favor ponga su nombre aquí