Bandejas forestales

1
1800
bandeja forestal

Entre los diferentes recipientes utilizados para el cultivo de plantas se encuentra las bandejas forestales.

Las bandejas forestales se usan habitualmente en los viveros para producir plantas autóctonas, forestales, arbolado y demás tipos que requieren de un largo período de tiempo para su cultivo en ellas. Por ello los alvéolos son más grandes que los utilizados para semilleros y esquejados, además de contar con un diseño que evita posibles problemas radiculares.

Estas bandejas forestales cuentan como decimos con sistemas técnicos en su diseño que garantizan una raíz proporcionada y orientada, para obtener finalmente una buena respuesta cuando la planta pase al suelo.

Al tener una estructura resistente y contar con un buen número de alvéolos, ofrecen una facilidad de manejo y las hacen muy interesantes cuando el número de plantas que hay que manipular es elevado.

Las principales características técnicas de estas bandejas forestales son los sistemas de autorepicado y antiespiralización radicular.

El autorepicado aéreo consiste en un ‘auto pinzado’ de la raíz principal estimulando de esta manera la emisión de raíces secundarias, responsables de la absorción de agua y nutrientes, y por tanto de garantizar la supervivencia de la planta cuando pasa a suelo. Para ello es necesario que la bandeja se encuentre suspendida en el aire durante el cultivo.

En cuanto al sistema de antiespiralización radicular, consiste en unos canales verticales sobre las paredes del alvéolo que dirigen las raíces evitando que se reviren. Esto es especialmente importante en el caso de árboles o arbustos de gran porte, ya que, con el tiempo, estas vueltas acaban estrangulando la raíz del árbol comprometiendo su estabilidad y su desarrollo.

1 Comentario

Dejar respuesta