Haworthia cooperi

93
Planta de Haworthia cooperi

La Haworthia cooperi es una de estas plantas especiales, catalogada incluso como extraña cuando no misteriosa por muchos. Es utilizada en la decoración de interiores y muy apreciada por interioristas y decoradores, quienes las suelen incluir como punto de interés en sus proyectos.

Sin duda, esta suculenta está de moda, como otras muchas plantas pequeñas que permiten dar ese punto de singularidad mediante aparentes “caprichos de la naturaleza”, ya sea por su textura, arquitectura, etc. En este caso… por su transparencia. Si a todo ello le sumamos su facilidad de cultivo su éxito está asegurado.

Una suculenta con hojas transparentes

La Haworthia cooperi es una suculenta con hojas transparentes. Bueno, para ser más correctos, con un alto nivel de transparencia en sus hojas.

Las hojas de Haworthia cooperi, como ocurre con la mayoría de plantas crasas, se encuentran repletas de agua y adquieren un aspecto más o menos globoso.

Cuando, además, se suma la finura y delicadeza de su epidermis, estas dejan ver en su interior su aspecto gelatinoso, mostrándose con una gran transparencia ante los ojos del observador.

Esta cualidad se ve reforzada cuando la planta se encuentra en semisombra ya que la luz directa, tiende a endurecer esa superficie foliar y con ello, disminuir su transparencia.

Para muchos, les sorprende tanto sus “hojas transparentes” que les invita a pensar que están ante una planta llegada de un planeta lejano, de un lugar donde las plantas tienen sus hojas transparentes. ¡Qué grande es la imaginación y bella a la vez!

La transparencia de la Haworthia cooperi es más notable cuando la luz directa incide sobre sus pequeñas hojas bulbosas. Es precisamente esta luz la que crea esa ilusión óptica.

Plantas de Haworthia cooperi

Haworthia spp

El género Haworthia spp engloba un diverso número de especies de plantas suculentas cuyas hojas crecen formando rosetas. Este género pertenece a la familia Xanthorrhoeaceae / Asphodelaceae y son originarias según la especie de diferentes zonas de Sudáfrica (Nanibia, Mozambique, Lesotho y Swazilandia).

Son especies, por lo general, que habitan en áreas donde la lluvia de verano en Suráfrica es relevante. Todas ellas comparten que son perennes y como avanzamos crecen formando rosetas sin tallo. Las hay desde tamaños que no superan los cinco centímetros hasta los que superan los 20 de diámetro.

También son plantas de crecimiento lento y donde una de sus peculiaridades es que sus hojas tienden a ser traslúcidas, condición que le permiten que la luz entre a través de la planta.

Descripción de la Haworthia cooperi

Dentro del género Haworthia spp, la Haworthia cooperi es una de las especies más populares en el mercado ornamental. Esta no destaca principalmente por su forma, pero sí y lo hace a lo grande, por su apariencia traslúcida. Por ello se le llama “suculenta transparente”.

Es originaria de la provincia de Eastern Cape en Sudáfrica. Es de crecimiento lento y su altura se sitúa alrededor de los 10 centímetros. Su tallo es muy corto e incluso subterráneo, del que emergen sus hojas, lo suficientemente largas para alcanzar la superficie del suelo.

En sus hojas reside su principal valor ornamental. Estas crecen en grupos de 30 a 40 unidades en forma de roseta. Son gruesas, turgentes y como rechonchas como una característica propia de las plantas crasas. Estas terminan de manera aguda y suelen ser de color verde azulado o incluso de color naranja, cuando sufre exceso de luz solar.

Según la variedad, estas pueden tener un determinado patrón atractivo, con zonas de transición más o menos marcadas, con largas agujas alternas con zonas translúcidas y pigmentadas.

Su máximo esplendor lo alcanza cuando la luz incide sobre sus hojas, reflejando sobre ella sus múltiples hojas traslúcidas, dejando visible solamente la base de las hojas de color azul verdosas. En su conjunto estas semejan diminutos cristales repletos de vida.

La Haworthia cooperi florece durante la primavera y gran parte del verano. Lo hace mediante densos racimos, siendo sus flores de aspecto simple y de color blanco. Estas inflorescencias tienen un pedúnculo de unos 30 centímetros de largo. Sus flores son de forma tubular, de apenas un centímetro de largo y de unos 8 milímetros de ancho. Sus pétalos y sépalos están unidos durante la mayor parte de la longitud del tubo floral.

Respecto al color mencionado de sus flores, concretando, tanto sus pétalos como sépalos son de color blanco verdoso-azulado, con franjas medias de verde a marrón verdoso. Si bien es cierto que las flores siempre son bellas, en este caso, su fuerte ornamental no está en ellas.

Hojas de Haworthia cooperi

Variedades de Haworthias cooperi

En el mercado podemos encontrar algunas variedades de Haworthias cooperi, normalmente fruto de selecciones de genotipos por amantes de esta planta.

Entre ellas, como más destacadas podemos encontrar:

Haworthias cooperi variedad Venusta. Sus hojas son gruesas terminadas en puntas suaves, aunque puntiagudas. Son de color verde gris pálido y su superficie suele estar cubierta de una suave vellosidad blanca.

Haworthias cooperi variedad Dielsiana. Sus hojas son más globulares y con puntas redondeadas. En cuanto a su color, es verde pálido y el crecimiento de la planta es más lento.

Haworthias cooperi variedad Truncata. Sus hojas crecen como abultadas en forma de globo creando grandes racimos. Son de color verde y de aspecto casi completamente transparentes. Su aspecto a primera vista llega a simular verdaderos racimos de uvas blancas.

Haworthias cooperi variedad Picturata. Muestra hojas globosas de color verde amarillento con puntas puntiagudas. Cada una de esas puntas se orientan hacia adentro, dando una apariencia casi esférica.

Otras variedades de Haworthia cooperi son:

  • Haworthia cooperi variedad Doldii
  • Haworthia cooperi variedad Gordoniana
  • Haworthia cooperi variedad Leightonii
  • Haworthia cooperi variedad Pilifera

Especies de Haworthias spp

Como hemos avanzado, dentro del género de Haworthias spp existen numerosas especies. Entre ellas, las más populares son:

  • Haworthia cooperi
  • Haworthia attenuata
  • Haworthia arachnoidea
  • Haworthia fasciata
  • Haworthia setata
  • Haworthia truncata
  • Haworthia pilifera
  • Haworthia emelyae

Cuidados de Haworthia cooperi

Referente a los cuidados de Haworthia cooperi, saber que es una planta muy rústica de crecimiento lento y que sus hojas traslúcidas pueden crecer parcialmente enterradas en el sustrato, mostrando sólo las puntas de estas expuestas a la luz del día.

En su lugar de origen en Sudáfrica, crecen bajo la sombra de los árboles o arbustos.

Son plantas bastante duras y por lo tanto no requieren de muchos cuidados. Su exposición debe ser con buena iluminación, sin que le dé la luz directa del sol. Para ello debemos colocarlas dentro de casa cerca de las ventanas y al exterior en zonas umbrías. Si apreciamos que las hojas de la Haworthia cooperi comienzan a presentar un color pálido o amarillento, denota exceso de exposición al sol.

Le van bien aquellas zonas que gozan de buena aireación, pero no expuestas a corrientes constantes de aire.

Debemos evitar que tenga bajas temperaturas. Es una planta de clima cálido que empieza a sufrir por debajo de los 10°C.

El sustrato ideal es aquel empleado para cactus, ligero y con buen drenaje, aunque fértil y con cierto nivel de materia orgánica.

En cuanto al riego, debemos distanciarlo de forma que el sustrato se quede algo seco entre riego y riego. Siempre hay que evitar que se produzcan los temidos encharcamientos. También, intentaremos que los riegos durante el invierno sean los mínimos posibles.

Podemos aprovechar los riegos para fertilizarlas. Los indicados para cactus le sirven perfectamente. Abonaremos con más frecuencia y dosis en primavera y verano, una vez al mes o cada 20 días y prácticamente no lo haremos durante el otoño e invierno.

Multiplicación de la Haworthia Cooperi

La forma de propagar la Haworthia Cooperi o lo que es lo mismo, reproducirla o multiplicarla, puede ser mediante semillas, aunque su forma más rápida y fácil es mediante esqueje y más aun como división de mata.

Multiplicar la Haworthia Cooperi por división de mata

En este último caso, el método consiste en cortar con unas tijeras o un cuchillo bien afilado y desinfectado, sus retoños lo más cerca posible de la planta madre. Si podemos porque la planta así lo permite, respetaremos incluir tantas raíces como sea posible.

Estos retoños los plantaremos en pequeñas macetas, dejando que pase un día entre el corte y la plantación. El motivo es que cicatrice correctamente el corte y evitemos la entrada de posibles hongos y bacterias.

El sustrato para su plantación debe ser ligeramente arenoso. El sustrato para cactus es el indicado. Lo plantaremos enterrándolo hasta el mismo nivel que tenía en el terreno, lo regaremos y se colocará en un lugar iluminado sin corrientes de aire.

El momento ideal para hacerlo es a partir de mediados de primavera y gran parte del verano, con temperaturas altas, aunque no excesivas.

Durante el enraizado, podemos, con un pulverizador, mojar sus hojas un par de veces al día durante las horas de mayor calor.

A los 15 días, la nueva Haworthia Cooperi comenzará a emitir nuevas raíces y con ello a comportarse como una nueva planta.

Una vez tenga un buen sistema radicular, se puede trasplantar a una maceta mayor o directamente al jardín.

Multiplicar la Haworthia Cooperi por esqueje de hoja

Multiplicar la Haworthia Cooperi por esqueje de hoja es un poco más delicado, pero también fácil.

El sistema consiste en arrancar con cuidado sus hojas más adultas. Para ello podemos ayudarnos de un cuchillo fino y afilado, contando sus hojas por el peciolo por la parte más pegada al tallo.

Estas hojas las extenderemos sobre unas hojas de papel en un sitio poco iluminado y sin corrientes de aire.

A los dos o tres días, cuando el corte esté cicatrizado y seco, los clavaremos leve y suavemente sobre unas macetitas llenas con un sustrato compuesto por un 70% de arena de sílice y un 30% de turba rubia fina. También puede ser compuesto por un 60% de arena de sílice, 20% de fibra de coco y el 20% restante de turba rubia fina.

Estas macetitas con una sola hoja por unidad, las colocaremos en un lugar algo iluminado, sin corrientes de aire y cálido. Tras unos 30 días, ya podremos apreciar la emisión de raicillas y a las pocas semanas a ver como emergen pequeñas hojitas de la base de la hoja en contacto con la tierra.

Durante todo el proceso de enraizado regaremos ligeramente para mantener el sustrato ligeramente húmedo, pero no encharcado.

Tras unos meses, ya tendremos nuevas plantitas que como en el caso anterior, trasplantaremos a una maceta mayor o directamente al jardín.

Plagas y enfermedades de la Haworthia Cooperi

Si tenemos la Haworthia Cooperi bien ubicada, controlado su riego y fertilización, las plagas y enfermedades serán prácticamente inexistentes.

Si no es así, la pudrición de la raíz y otros problemas de hongos pueden ocurrir, sobre todo si se coloca en un lugar con alta humedad.

Dejar respuesta

Por favor ponga su comentario!
Por favor ponga su nombre aquí