La Mentha spicata en el jardín

1
1969
menta spitaca
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Se conoce como hierbabuena, yerbabuena, menta verde, hierbahuerto… pero científicamente se llama Mentha spicata, sinónimo M. viridis. El origen de su nombre está dividido según las fuentes consultadas. Entre las que existen, está el que su nombre de spicata viene por la forma de sus hojas en forma de lanza: spica que en latín significa ‘lanza’. En cambio, también hay quien dice que viene de la palabra epíteto que significa espigado, aludiendo a la forma de las inflorescencias.

La Mentha spicata en el jardín se comporta como una hierba perenne que desde finales de invierno a finales de otoño en España crea atractivas masas foliares desde las que se desprende su fresco y agradable aroma. Este aroma se potencia en el ambiente cuando se ‘remueven sus hojas’ ya sea por el roce a nuestro paso, el viento, la lluvia… o simplemente al ‘golpearle’ las gotas del agua durante el riego. Este aroma proviene de su contenido en mentol como su principal componente activo.

El lugar adecuado para su plantación en el jardín es una zona con muy buena iluminación, y mucho mejor si goza de sombra a las horas de máximo calor. La menta, con un suelo fresco (algo arcilloso), con materia orgánica como el humus y con suficiente humedad, crece con total facilidad y gracias a sus extensas e invasivas raíces, se extenderá fácilmente alrededor de la zona plantada inicialmente.

Con temperaturas agradables y humedad suficiente (requiere riegos frecuentes), la menta alcanza fácilmente el metro de altura, un desarrollo robusto, frondoso… y se comportará como una planta perenne aunque sus hojas desaparezcan durante su reposo invernal.

La Menta spicata en el jardín florece principalmente en verano, aunque sus flores carecen de valor ornamental. Sin embargo, estas inflorescencias invitan a que las abejas las visiten para su polinización aunque goza de ser una planta bastante estéril que se reproduce principalmente por esqueje o división de mata.

Como decimos, para su reproducción rápida, se recomienda el arranque de pequeñas matas con raíces de la ‘planta madre’ adulta y plantarlas inmediatamente en el nuevo sitio. Durante los cuatro a siete días de haberlas plantado se recomienda que no les falte la humedad. En estas condiciones el éxito de las nuevas mentas en el jardín está prácticamente asegurado.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir
Artículo anteriorGiuseppe Arcimboldo
Artículo siguienteLas flores de Yayoi Kusama
Fernando Cuenca Vinculado con el sector de la horticultura y jardinería, ha desarrollado trabajos de dirección de cultivos ornamentales y revistas técnicas del sector. Actualmente es Director Comercial y Consultor de Condelmed, S.L.

1 Comentario

  1. Se me ha secado una maceta con planta de hierbabuena que tenía en casa, ¿es posible recuperarla?, ¿como podría hacerlo?. Gracias por vuestra ayuda.

Dejar respuesta