La vitamina C

1223
frutas y verduras que contienen vitamina C
Frutas y verduras que contienen vitamina C

La vitamina C (ácido ascórbico) es una vitamina hidrosoluble, es decir que se disuelve en agua, necesaria para el normal crecimiento y desarrollo de las personas. Las cantidades sobrantes de esta vitamina se explulsan del cuerpo a través de la orina, lo que signifca que necesitamos un suministro contínuo en nuestra dieta.

Todas las frutas y verduras contienen alguna cantidad de vitamina C, pero los alimentos que aportan mayores cantidades de vitamina C son, entre otros: los pimientos, las frutas y zumos de cítricos, las fresas, los tomates, el brócoli, los nabos y otras verduras de hoja verde, la patata blanca y la dulce (camote o batata), la papaya, el mango, el melón, la col de Bruselas, la coliflor, el repollo, el cidrayote, la frambuesa, los arándanos y la piña.

La vitamina C: propiedades
La vitamina C se requiere para el crecimiento y reparación de tejidos en todas las partes del cuerpo. Actúa en el organismo como transportadora de oxígeno, ayuda a absorber el hierro en el organismo y al igual que la vitamina E, tiene una potente acción antioxidante. La vitamina C participa también en los procesos de desintoxicación que se producen en el hígado, previene infecciones y colabora en la cicatrización de heridas así como en la formación de constituyentes del colágeno, una proteína importante necesaria para formar la piel, el tejido cicatricial, los tendones, los ligamentos y los vasos sanguíneos. La vitamina C es esencial para la cicatrización de heridas y para la reparación y mantenimiento de cartílago, huesos y dientes.

Es muy sensible a la luz, a la temperatura y al oxígeno del aire. Un zumo de naranja natural pierde su contenido de vitamina C a los 15 0 20 minutos de haberlo preparado, y también se pierde en las verduras cuando las cocinamos.

La falta vitamina C, hace que nos sintamos cansados, irritables y con dolores en las articulaciones.

El cuerpo no fabrica la vitamina C por sí solo, ni tampoco la almacena. Por lo tanto, es importante incluir alimentos que contengan esta vitamina en la dieta diaria.

El consumo del pimiento sería una buena solución para el aporte de esta vitamina ya que lo encontramos durante todo el año y podemos combinarlo fácilmente con otros vegetales ricos en hierro como, lentejas, espinacas o acelgas.

No hay comentarios

Dejar respuesta