El cultivo de Capsicum

1257
Capsicum

El capsicum es una planta cuyos frutos son comestibles y utilizados como condimento por su gusto picante. Por ello también está incluida dentro del grupo de plantas aromáticas, medicinales y condimentarias.

El sustrato indicado en este caso es un “sustrato universal” o “sustrato para plantas de exterior”, aunque también se puede llegar a utilizar, dada su rusticidad un “sustrato para plantas de interior”, con un pH de entre 5,5 y 6,5. La Ec (conductibilidad eléctrica del sustrato) deseada debe de situarse entre 2 y 2,5.

Las temperaturas ideales son entre 8 a 10ºC durante la noche y de 25 a 30ºC durante el día. Por debajo de ellas se ralentizará su desarrollo y por encima se acelerará, en ambos casos, su crecimiento no será el idóneo.

La exposición de las nuevas plantas recién plantadas será a pleno sol. En el caso de estar en el interior del hogar, ubicar el Capsicum cerca de la ventana con la mayor luz posible. De lo contrario, sus flores no se fecundarán e incluso los frutos existentes se caerán.

Los riegos serán moderados, siendo frecuentes durante la primera semana y distanciados durante el resto del cultivo para favorecer el desarrollo radicular.

Los abonados pueden realizarse a partir de las 4 ó 5 semanas de cultivo con un abono del tipo 18-12-24 en fertirrigación (abono mezclado en el agua de riego), a una dosis de 1 gramo por litro y con una frecuencia de 2 veces a la semana.

Las plagas más comunes que se pueden presentar son el thrips, araña roja, pulgón, y minador.

En cuanto a las enfermedades no son muy frecuentes, pero en el caso de riesgo, el Pythium pueden ser el más propenso a manifestarse.

En estas condiciones, el tiempo de cultivo del Capsicum desde su repicado (plantación a la maceta) y estar listas para su plantación directamente en el jardín es de 16 a 20 semanas.

No hay comentarios

Dejar respuesta