El huerto urbano de Fernando

1040
huerto urbano de fernando cuenca

Como director comercial de Condelmed, el huerto urbano de Fernando es su “escapada” ideal para desconectar de muchas horas diarias empleadas en atender a sus clientes, viajar, reuniones, toma de decisiones,…

El huerto urbano de Fernando es un ejemplo de una tendencia creciente como hobby, que además repercute en su entorno de forma agradable y directa.

Cuando le preguntamos a Fernando por su huerto urbano nos destaca que este está vivo y por lo tanto, adquieres un compromiso total con él. Como si de una mascota se tratase.

No hay escusas para decir que hoy te encuentras cansado y que ya irás otro día. Las plantas no saben de tus problemas y necesitan tu atención permanente. Hay plantas que necesitan se guiadas, abonadas, podadas, recolectadas… y hacerlo hoy o la semana que viene tiene sus consecuencias.

Hay quien dice que el huerto urbano de Fernando está precioso, que más que un huerto es un jardín, a lo que responde siempre es lo que tiene el “tener un dedo verde”.

Tener un dedo verde” es la expresión que se utiliza cuando aparentemente, varias personas tienen las mismas plantas, las cuidan igual… pero con unas vegetan mejor que con otras. La diferencia no está en el abono, la variedad, el sustrato… está en la atención y como esta se da.

El huerto urbano de Fernando no sólo le permite desconectar de su trabajo, sino reunirse con sus plantas y “conversar con ellas”. Qué necesita cada una de ellas y en cada momento es una de las cosas que si “se sabe escuchar” se oye. Para ello hay que “saber su idioma” y este se aprende escuchando los consejos de los mayores, a Carlos y Cristóbal (propietarios de los huertos urbanos Tot en U), leyendo libros especializados y por supuesto, aprendiendo de los errores.

Es un lenguaje de sentimientos y sensaciones, donde justamente la voz y el oído tienen menos importancia que el tacto y la vista.

Fernando nunca ha pretendido ver en su huerto urbano una vía de rentabilidad. Si fuese así, posiblemente es más económico comprar las frutas y hortalizas en las tiendas. Lo que en estas tiendas nunca le venderán es la satisfacción de comerse algo cultivado personalmente y recolectado en su momento.

Al comienzo decíamos que el huerto urbano le repercute en su entorno de forma agradable y directa. Cuando los tomates, berenjenas, pepinos, acelgas, calabacín… comienza a producir… no saben de regular y todo no se puede comer. Es entonces cuando los amigos disfrutan también con el huerto urbano de Fernando.

Y como él les dice muchas veces a sus amigos “parece que nunca habéis comido un tomate”, a lo que también siempre le contestan “pues como estos de buenos no”.

Suministro de planteles y productos para el huerto urbano: semillas hortícolas, planteles de hortalizas, frutales, material de riego, fitosanitarios ecológicos, sustratos, jardineras, etc. en la web www.totenu.com

1 Comentario

  1. Es encantador ver esas matas de tomates casi pegadas a las fincas del casco urbano. Tendran de todo,agua, abonos, pero seguro que lo que más tienen es cariño. Con todos estos ingredientes… Menudos tomates¡¡¡. Enhorabuena.

Dejar respuesta