Flora de Urdaibai

2995
Flores de Oenothera glazioviana

Abundantes prados, arboledas de roble, bosques frondosos, amplias plantaciones de Pinus radiata… la flora de Urdaibai es una de las más ricas de la Península Ibérica.

La flora de Urdaibai tiene una base netamente atlántica. Un espacio de 220 km² que ha sido calificada como Reserva de la Biosfera por el comité MAB de la Unesco en 1984, recibiendo el nombre de Reserva de la Biosfera de Urdaibai.

Paisajes del urdaibai

Si bien es cierto que la actividad humana, mediante labores agrícolas, ha modificado en el tiempo de forma importante, el declive de esta actividad ha permitido la recuperación de la vegetación original de forma significativa.

La Reserva de la Biosfera de Urdaibai tiene varias zonas con ecosistemas muy específicos desde el punto de vista de su vegetación. En este sentido podemos mencionar el encinar cantábrico, el robledal y bosque mixto atlántico, la aliseda cantábrica, el prebrezal atlántico, el brezal-argomal-helechal atlántico, el bortal o matorral alto, espinar o zarzal, prados de siega, vegetación de arenales costeros, vegetación de marismas, etc.

Vegetación de la marisma de Urdaibai

Entre ellos destaca el estuario de Urdaibai, área natural formada en la desembocadura del río Oka, también conocida como estuario de Mundaka o de Guernika. Por su extensión y grado de conservación, es el humedal más importante del País Vasco y una relevante área de reposo e invernada para las aves migratorias.

Es por ello que recientemente se ha inaugurado en esta zona el Urdaibai Bird Center, una ventana al mundo de la ornitología. Se trata de un observatorio de aves en las Marismas del Urdaibai, una estación ornitológica a escala internacional que permite estudiar el fenómeno migratorio de las aves.

En cuanto a la zona costera, con bellas playas y acantilados, dan la mano a cubiertas de bosques cantábricos de encinas y madroños. Este mundo vegetal, donde se han descrito 615 especies de plantas, da cobijo a un rico mundo animal con descripción de 318 especies de vertebrados, 245 de los cuales son aves.

Frutos de Arbutus unedo

Así podemos hablar de la flora de Urdaibai según diferentes ambientes, como por ejemplo:

  • El estuario y orillas de marismas, arenales. Con alisedas, saucedas y tamarindos.
  • El frente del cantil rocoso. Con brezal y argonal, encinar y roble marojo
  • Orillas de arroyos y depresiones húmedas. Con alisedas, saucedas y fresnadas.
  • Los barrancos húmedos. Con bosque mixto de frondosas, alisios, fresnos, arces, servales y abedules.
  • Laderas y fondeos bajos de valle. Con roble común, albar, fresnos, arces, castaños y nogales.
  • Laderas altas y vertientes soleadas. Con roble marojo.
  • Peñascales calizos y cordales expuestos. Con encinar cantábrico.
  • Zonas altas con vertiente sur. Con hayedos.

Flora exótica de Urdaibai

Un aspecto a tener en cuenta cuando nos referimos a la flora de Urdaibai, es la distinción entre la flora autóctona de la flora exótica. A lo largo de los años, por no decir siglos, son numerosas las especies que han sido introducidas por el ser humano junto con determinados animales.

Vegetación de Urdaibai

En el caso de ser humano ya sea con especies con un objetivo agrícola o simplemente ornamentales. Mientras, en el caso de la fauna, suelen ser fruto de especies durante sus fases de migración. Suelen ser normalmente las aves que, en sus trayectos de vuelos, en sus defecaciones incluyen semillas de otros lugares de paso.

Así, podemos definir como plantas autóctonas aquellas que ocupan de manera natural un territorio dado, sin que el ser humano haya sido causa directa o indirecta de su presencia en él.

Como plantas exóticas identificaríamos aquellas cuya presencia en un territorio dado, no obedezcan a causas como que hayan surgido en él, ni a procesos de colonización natural, sino que la actividad humana ha sido la causa directa o indirecta de su presencia en él.

A partir de este último caso, estas especies, según su evolución en el tiempo llegan a ser consideradas como plantas naturalizadas si su capacidad de adaptación permite que se reproduzcan exitosamente, generándose así poblaciones viables y duraderas a lo largo del tiempo. O plantas invasoras, cuando son capaces de invadir espacios ocupados por otras comunidades vegetales, naturales y seminaturales, creándolos como su nuevo territorio. En este caso llegan a producir cambios significativos en términos de composición, estructura y procesos del ecosistema.

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ponga su comentario!
Por favor ponga su nombre aquí