Limonium sinuatum o Statice

1910
Flores de Limonium sinuatum variados

Es muy corriente pasear por las zonas no muy pobladas del Arco Mediterráneo y encontrar entre la flora autóctona de los litorales al Limonium sinuatum o Statice. Un planta autóctona que tras su ‘mejora genética’ ha permitido introducirla en el circuito comercial de las flores frescas para ramos con gran éxito.

Statice

Al Limonium sinuatum se le conoce con diferentes nombres populares en el que destaca el de statice. Hay otros como por ejemplo el limonium, statice siempreviva, estatice, pero como vemos se trata de variantes de los dos primeros.

Flores de Limonium sinuatum rojas

El nombre Limonium proviene del griego ‘leimon’ que significa pradera. De hecho, como decimos es fácil encontrarlas en las praderas mediterráneas de ambiente salado.

El género Limonium sp.

El género Limonium tiene un alto valor ornamental ya que cuenta con más de 300 especies entre plantas anuales y plantas vivaces. Su distribución la podemos catalogar como cosmopolita ya que encontramos diferentes especies de este género en Europa, Asia, África, Australia y América del Norte.

El mayor número de especies… y con diferencia (más de 100) se encuentran en el marco del viejo continente, en una zona que se extiende desde las Islas Canarias a toda la región del Mediterráneo hasta llegar a Asia central. Por comparativa podemos decir que en América del Norte tan sólo posee unas tres especies nativas.

En común tienen que se tratan de plantas de porte herbáceo, que son perennes y que su altura se sitúa principalmente desde unos 10 escasos centímetros en las más bajas a poco más de los 90 en las más altas. La mayoría de sus especies florecen en suelos con alto grado de salinidad y de ahí el que sean tan comunes cerca de las costas y en las marismas.

Entre las especies más importantes de este género se encuentran el Limonium acutifolium, Limonium aegusae, Limonium albidum, Limonium albomarginatum, Limonium album, Limonium alcudianum, Limonium algarvense, Limonium algusae, Limonium alutaceum, Limonium ampuriense, Limonium amynclaeum, Limonium anatolicum, Limonium anfractum, Limonium angustifolium, Limonium angustebracteatum, Limonium antipaxorum, Limonium antonii-llorensii, Limonium aragonense, Limonium arborescens, Limonium arcuatum, Limonium arenosum, Limonium argentarium, Limonium articulatum, Limonium artruchium, Limonium asparagoides, Limonium asperrimum, Limonium asterotrichum, Limonium aucheri, Limonium auriculae-ursifolium, Limonium auriculaeursifolium, Limonium avei, Limonium axillare,… siendo el Limonium sinuatum el más popular en el mercado ornamental.

Flores de Limonium sinuatum azules

Limonium sinuatum

Su nombre científico es Limonium sinuatum, se le conoce popularmente como hemos adelantado por limonium o statice, pertenece a la familia Plumbaginaceae y es originaria de prácticamente toda la Región Mediterránea, tanto europea como africana.

Descriptivamente se trata de una planta herbácea perenne, rara vez con forma arbustiva, que según la variedad y condiciones de desarrollo puede tener una altura entre los 25 centímetros y casi el metro.

Sus hojas son de forma oblonga, lobulada y pennada, que posee una epidermis con glándulas secretoras. En cuanto a sus flores, su principal valor ornamental, crecen reunidas en espigas dispuestas casi horizontalmente. Estas son pequeñas y con forma de trompeta. En su conjunto se trata de una inflorescencia compuesta con flores haplostémonas, hermafroditas, con pétalos libres o soldados con cinco carpelos soldados y cinco estilos.

Aunque en la naturaleza las podemos encontrar de diversos colores, gracias a su mejora genética para su cultivo en vivero y comercialización como flor cortada, el catálogo de colores de sus flores es espectacularmente atractivo. El Limonium sinuatum de color blanco, amarillo, rojo, rosa y azul gozan de gran aceptación, aunque por sus características botánicas es una planta que permite el tintado natural de sus flores, consiguiendo cualquier tonalidad que se desee.

El Limonium sinuatum o Statice florece en estado natural desde finales de invierno hasta bien entrado el verano. En cultivo, mediante técnicas de cultivo adecuadas la podemos ver en floración durante todo el año.

Una vez fecundadas sus flores, genera un fruto completo que contiene de una a siete semillas. Es su medio natural de reproducción, aunque a nivel profesional se multiplica preferentemente por esqueje y en menor medida mediante la técnica de cultivo in vitro.

Por las características de sus hojas y flores, es muy indicada para ser utilizada para la obtención de flores secas y flor cortada, además de como planta ornamental en maceta.

Flores de Limonium sinuatum azules

Cultivo del Limonium sinuatum o statice

El cultivo del Limonium sinuatum a nivel profesional se realiza básicamente en invernaderos. Con ello se consigue su máxima producción, además de poder abastecer el mercado de la flor cortada durante todo el año.

Para desarrollar bien su cultivo debemos saber sus requerimientos edafoclimáticos para adaptar así los factores condicionantes de cultivo lo mejor posible. En su hábitat natural, la temperatura óptima de crecimiento y floración durante el día es de 22 a 27ºC y de 12 a 16ºC por la noche. Y en cuanto a su zona de desarrollo, abarca desde los saladares continentales y costeros hasta las zonas peninsulares del interior con climatología más fría.

Es una especie que se desarrolla muy bien en los suelos salinos, creciendo muy bien en suelos arenosos, aunque puede crecer en todo tipo de suelos, siempre que sean permeables y con buen drenaje. El pH adecuado para un buen desarrollo del cultivo se sitúa en torno al 6,5.

El cultivo del Limonium sinuatum o statice en invernadero comienza con su plantación. Esta se realiza generalmente en tablas de un metro de ancho y sobre ellas en hileras dobles, con una separación entre plantas de 30 a 40 centímetros. Esto da un marco de plantación de unas 3 a 4 plantas por metro cuadrado. Si optamos por densidades mayores, disminuirá la calidad del tallo y si hay exceso de humedad aparecerán con gran seguridad problemas de enfermedades.

En el momento de la plantación podemos aplicar una malla antihierba para el control de las malas hierbas. Si utilizamos plástico, es recomendable el de dos capas: la parte de abajo negra y la parte de arriba blanca. Con él evitaremos la germinación de malas hierbas, a la vez que la luz reflectante de la superficie blanca mejore las condiciones lumínicas alrededor de las plantas.

Normalmente, el período de plantación depende del área donde se vaya a plantar. En Europa occidental, es común plantar desde diciembre hasta abril, para obtener flor en primavera. En el área Mediterránea se realiza a finales de verano o principios de otoño, para favorecer la cosecha de invierno.

En el cultivo del Limonium sinuatum es preciso el uso de una malla de 17 por 20 centímetros para poder tutorar sus tallos florales y de esta forma obtenerlos rectos y de buena calidad.

Con respecto al riego, durante las tres o cuatro primeras semanas tras la plantación deberán ser frecuentes. Se aconseja ser por aspersión o por goteo, con poco caudal pero evitando una posible deshidratación de las plantas ya que en el caso de que se produzca, la posibilidad de hidratación es muy difícil dadas las características de sus tejidos. Por otra parte el exceso de agua en el terreno provoca una falta de oxígeno y por tanto una paralización del crecimiento y la muerte de las raíces.

El cultivo del Limonium sinuatum o statice debe cultivarse preferiblemente en suelos algo pobres. Así podremos controlar mejor su floración y que su crecimiento vegetativo no sea excesivo. Partiendo de ello, durante su cultivo, se deberán vigilar los niveles de fertilización para mantener en todo momento los niveles óptimos mediante la aportación de abonos determinados. En su cultivo, podemos añadir al agua de riego 700 miligramos de nitrógeno, 100 de fósforo y 200 de potasa por litro de agua.

Por regla general, el tiempo transcurrido desde la plantación hasta la floración varía entre los 100 y 250 días. Para adelantar esta floración existen diferentes técnicas. Una de ellas es la aplicación de fitohormonas. Por ejemplo, aplicando ácido giberélico a una dosis entre las 350 y 500 ppm en época de reducción del día (de septiembre a noviembre en el hemisferio norte). En plantas desarrolladas con unos 25 a 30 centímetros de altura la floración tiene lugar entre los 60 y 70 días de este tratamiento. El tratamiento con ácido giberélico se aplica antes de la aparición de la inflorescencia, si al cabo de quince días de la aplicación no se ha formado la inflorescencia, se puede efectuar una segunda aplicación. La aplicación de la hormona permite programar el cultivo en función de la demanda del mercado.

Limonium sinuatum en jardín

Cultivo de Limonium sinuatum en jardín

El Limonium sinuatum o statice es una planta muy interesante para ser cultivada en jardinería de forma naturalizada, creando zonas floridas prolongadas en el tiempo. El cultivo de Limonium sinuatum en jardín es bastante sencillo ya que se trata de una planta muy rústica y no se tiene por qué tener en cuenta aspectos como la productividad que siempre obligan a complicar más su cultivo simplemente por la búsqueda razonable de la rentabilidad empresarial.

Para abordar correctamente el cultivo de Limonium sinuatum en jardín, lo primero que debemos tener en cuenta es exponerlo a pleno sol, sabiendo que es una planta que por otra parte no resiste las heladas. Con temperaturas entre los 20 a 30ºC durante el día y rondando los 15ºC durante la noche, vegetará perfectamente. Al Limonium sinuatum o Statice le afecta mucho los terrenos excesivamente húmedos o con riesgo de encharcamiento. Si son permeables crece con normalidad en casi todo tipo de suelos. Y para que esto sea así podemos añadir a terrenos compactos y arcillosos un sustrato universal y arena de sílice para aumentar su proporción de materia orgánica y porosidad. Las cantidades dependerán del tipo de terreno inicial.

En cuanto al riego, le prestaremos mucha atención durante el primer mes de su plantación, siendo frecuentes pero ligeros hasta que enraíce adecuadamente. Una vez bien asentado el Limonium sinuatum en jardín, distanciaremos los riegos notablemente. Un abonado en el agua de riego con un equilibrio 18-12-24 más microelementos es el adecuado. No caigamos en el abuso de fertilizante nitrogenados dado que favorecerá que las plantas sean muy vigorosas pero tiernas y con escasa floración. La dosis de abonado del Limonium sinuatum en base a un equilibrio cómo el antes mencionado puede ser de 1,5 gramos por litro una vez a la semana en épocas calurosas y al mes durante las más frías del año.

Para su implantación en el jardín podemos partir de plantas cultivadas en maceta o bien realizando nuestro propio semillero. Para esta última opción podemos realizar la siembra prácticamente durante todo el año en las zonas limítrofes al Mediterráneo, aunque la fecha óptima es desde otoño a invierno.

Podemos hacer un semillero utilizando un sustrato comercial del tipo ‘sustrato para plantas de interior’. Esta semilla se siembra a voleo y una vez distribuida se puede cubrir ligeramente con el mismo tipo de sustrato. Mantendremos el semillero húmedo durante todo el tiempo de germinación, que se realizará en un par de semanas si la temperatura ronda los 20ºC.

Una vez que las nuevas plantitas se han desarrollado y tienes de tres a cuatro niveles de hojas nuevas, las trasplantaremos a unas pequeñas macetas (de unos 10 centímetros de diámetro), una plantita por maceta y con un sustrato comercial del tipo sustrato para plantas de exterior. Tras uno o dos meses de cultivo en estas nuevas macetitas, según la época del año, ya podremos plantar el Limonium sinuatum en el jardín de forma definitiva.

Flores de statice de colores

Cuidados del statice en el Jardín

Los cuidados del statice en el jardín, además del riego y fertilización, se centran básicamente en la poda de los tallos floridos tal y como se van deteriorando en el tiempo. Pero si los cortamos para disfrutar de ellos en el hogar… como si de tallos para flor cortada se tratase… ni las podas serían necesarias.

Puestos a profundizar en sus cuidados, la mayoría de temas son de sentido común. Uno de ellos es el mantener limpia de malas hierbas la zona donde se encuentran plantas, evitando que estas crezcan entre ellas y compitan por la humedad, nutrientes e iluminación.

Otro aspecto es el de su sanidad. Al aire libre siempre están expuestas a invasiones desde otras zonas del jardín o campos limítrofes. Entre estos riesgos, en plagas se pueden presentar algunas orugas, pulgones, trips y araña roja, esta última sólo en verano. Tratamientos con insecticidas y acaricidas tradicionales atajan los problemas fácilmente. En el caso de enfermedades la Botrytis cinerea en épocas frescas con temperaturas bajas pueden crearle algún problema. Con tratamientos con un fungicida específico o evitando excesos de humedad se controla eficazmente.

Recolección del Limonium sinuatum o Statice

En cultivo profesional la recolección del Limonium sinuatum o Statice se realiza normalmente, para siembras realizadas a finales de invierno, desde finales de verano a principio de invierno. Para la obtención de flores en primavera… se siembra en septiembre.

El corte durante la recolección del Limonium sinuatum o Statice, se lleva a cabo una vez que el cáliz de la flor muestra su color, aunque todavía no se haya desarrollado completamente. Con ello se evita que se marchiten o pierdan turgencia. Tras el corte de los tallos florales, se eliminan las hojas que acompañan al tallo floral y se introducen inmediatamente en agua.

Si el cultivo se ha llevado adecuadamente, la producción total estimada por hilera de plantas puede estar entre los 40 a 50 tallos por planta. Dicho de otro modo, los rendimientos de producción se sitúan en torno a los 8 y 20 tallos florales por metro cuadrado útil de superficie.

No todas las especies de Limonium sinuatum o statice llegan a alcanzar la misma altura de su espiga floral. Mientras unas llegan fácilmente a los 90 centímetros, otras no sobrepasan los 75. La clasificación de los tallos florales se realiza en función de la longitud de los mismos. Como referencia podemos decir que para una calidad extra, la longitud de la vara floral debe de estar entre los 90 a 75 centímetros, entre los 75 a 65 para los de primera, entre 60 a 45 los de segunda y de 40 a 30 los de tercera.

Una vez cortadas y confeccionadas los tallos florales del Limonium sinuatum o statice se colocan en recipientes con agua desionizada y fresca, en oscuridad durante al menos tres horas para que estos tomen agua y se hidraten. Es recomendable añadir al agua algún bactericida (por ejemplo clorina) y sacarosa para alargar la vida de las flores y promover la antesis (tiempo de expansión de una flor hasta que está completamente desarrollada y en estado funcional) de las flores. Está demostrado que con ello se alarga la vida de sus flores durante 5-17 días, siempre que se mantenga el agua limpia y fresca.

Una vez estén bien hidratados los tallos florales se realiza su clasificación y el empomado comercial. Tras confeccionar los pomos, se introducen directamente en las cajas de expedición, manteniendo estas cajas en cámaras frigoríficas a una temperatura de 2 a 4ºC hasta el momento de la expedición.

A nivel particular, por ejemplo con las plantadas en el jardín, se recolectan en su estado óptimo de floración, a primeras horas de la mañana cuando se encuentra la planta bien turgente. Y de ahí directamente al jarrón.

Flores de Limonium sinuatum

Multiplicación del Limonium sinuatum

La multiplicación del Limonium sinuatum o statice a nivel profesional se realiza mediante semillas. Esta se puede realizar mediante dos técnicas: una sembrado directamente el fruto del que surgen de una a siete plantitas, o sembrando semillas individuales escarificadas que permiten una germinación más rápida y homogénea.

Normalmente, los viveros que la cultivan para flor cortada o a menor escala como planta en maceta, compran directamente el plantel ya germinado y presentado en bandejas de alvéolos. Para quienes desean comprar la semilla y hacerse ellos sus semilleros, lo adquieren en empresas especializadas que las comercializan limpias y debidamente envasadas.

Para su siembra y favorecer su germinación se recomienda que las semillas de Limonium sinuatum se sumerjan en una disolución de algún fungicida, al menos durante media hora con agua a unos 30ºC durante el primer momento y procurando mantener la temperatura del agua en unos 20ºC durante otra media hora. Una vez pasado este proceso, se prepara el sustrato para la siembra a base de una mezcla homogénea de 1/3 de turba rubia, 1/3 de arena silícea y 1/3 de tierra vegetal. Con este sustrato podemos preparar el semillero. Normalmente se hace en bandejas, procurando colocar unos dos o tres centímetros en la base del mismo de arena, grava volcánica… que mejore su drenaje.

Las semillas tratadas con un fungicida y agua caliente, se depositarán esparcidas sobre el sustrato del semillero y se cubrirán con turba muy fina o arena. A partir de ese momento, mantendremos el sustrato húmedo pero sin encharcamientos durante todo el período que dure su germinación. Las condiciones óptimas para su germinación serán una humedad relativa del 70 al 80% y una temperatura entre los 15 y 25ºC. Cuando las plantitas de Limonium sinuatum se han desarrollado, se trasplantan en bandejas de alvéolos o en macetas de unos 8 a 10 centímetros de altura hasta el momento del trasplante definitivo en las tablas de cultivo.

Flores de Limonium sinuatum

Plagas y enfermedades del Limonium sinuatum o Statice

En cuanto a las plagas y enfermedades del Limonium sinuatum o statice en cultivo para flores frescas o plantas en maceta a nivel profesional, no suele preocupar en exceso. Sólo durante su cultivo industrial en invernadero, cuando las condiciones de su cultivo se llevan al límite, es cuando en realidad hay más riesgo de que aparezcan.

Entre las plagas que pueden afectar al Limonium sinuatum o statice destacan las orugas, los pulgones, el trips y los ácaros. En el caso de las orugas que suelen aparecer destacan la rosquilla negra (Podenia litura) y la oruga verde (Falena invernal). En pulgones está el verde (Myzus persicae) y el pulgón negro (Macrosiphum euphorbiae). Y en ácaros, es la araña roja (Tetranychus urticae) la más destacada.

Para el control de estas plagas se recomiendan productos legales de mercado que no provoquen quemaduras en las flores: insecticidas sistémicos para los primeros casos y acaricidas en el caso de los ácaros. No mencionamos materias activas porque cada año la legislación es más restrictiva y quita del mercado aquellas que considera que dañan tanto la salud como el medio ambiente.

En cuanto a las enfermedades que pueden afectar al Limonium sinuatum o statice se encuentran la Botrytis (Botrytis cinerea), que provoca podredumbres blandas de color grisáceo. Los pétalos de la flor pueden tener pequeñas manchas o se marchitan completamente. Su mejor control es mantener el ambiente aireado, la planta seca y en casos extremos la utilización de fungicidas específicos.

Otra enfermedad es la llamada mancha foliar (Pseudomonas andropogonis), que en realidad se trata de una bacteria que en el follaje forma lesiones circulares a irregulares con centros marrones y bordes de color pardo rojizo. Las lesiones pueden ser delineadas por los nervios. En caso de aparecer, debemos eliminar las plantas con punteados y evitar el riego aéreo.

También se encuentran las Virosis, que si bien no son catalogadas como plagas o enfermedades tradicionales, sí pueden producir daños durante su cultivo. Entre ellas:

  • El virus del mosaico del nabo (Turnip mosaic potyvirus – TuMV), que provoca un mosaico foliar con un fuerte debilitamiento que acarrea la muerte prematura de las plantas.
  • El virus del mosaico del pepino (Cucumber mosaic cucumovirus – CMV), y el virus de la marchitez del haba (Broad bean wilt fabavirus), que pueden causar graves pérdidas durante la recolección de las flores.
  • El virus del rattle del tabaco (Tobaco rattle wilt – TRV), que presenta manchas foliares anulares y arabescas amarillas y rojas.

En todos estos casos, lo mejor es siempre la eliminación de las plantas afectadas para evitar el contagio a las demás.

El statice y las buenas prácticas agrícolas

No solo en el cultivo del statice sino en todos, las buenas prácticas agrícolas forman parte de los principios de un buen cultivador. En este contexto, se realizan las jornadas orientadas a beneficiar tanto a productores, distribuidores como consumidores. Un ejemplo de ellos es un ponencia impartida por Dolors Roca, Componente de Innovación del proyecto Flormed-IVIA.

Dolors Roca, centra su ponencia a los aspectos técnicos de la producción sostenible de flor cortada y su aplicación al cultivo del Limonium sinuatum o statice. Esta planta de flor, muy abundante en la zona sur de la provincia de Alicante, ha sido la escogida para poner en práctica el proyecto Flormed en España.

Según Roca, la producción sostenible se fundamenta en la preocupación social por acceder a buenos productos, cosa que genera los manuales de buenas prácticas agrícolas. Dentro de esta producción sostenible, en opinión de Roca, hay una parte social que exige maximizar las condiciones de trabajo y de salud laboral y una económica que también es ambiental en el sentido de maximizar tanto la energía empleada en la producción como en la creación de la tecnología empleada en dicho proceso. Todo ello da como resultado que la planta se pueda desarrollar al menor coste posible.

Roca explica los resultados de la investigación con el cultivo del Limonium sinuatum o Statice, en el que se han detectado sus puntos débiles, como la aireación de las raíces o la ventilación de los invernaderos. Esta investigación se basa en un doble seguimiento que se ha realizado durante dos años, tanto en laboratorio como en los invernaderos donde se cultiva esta planta. El resultado de este trabajo es una serie de recomendaciones para su cultivo, como la reducción del aporte de fertilizantes, ya que se ha detectado un uso cinco veces superior a las cantidades recomendadas. De hecho, reduciendo el aporte de agua y minerales no sólo no hay una merma cuantitativa, sino que aumenta la calidad y bajan los costes.

Flores de Limonium sinuatum o statice

Las flores de Limonium sinuatum o statice pertenecen a ese grupo de flores frescas de las que podemos disfrutar durante mucho tiempo. Y mucho tiempo quiere decir durante meses. Estas flores se compran normalmente como flores frescas. Pasadas unas semanas, podemos retirar el agua del jarrón y dejar que se sequen. Por sus características, mantendrán su forma sin apenas variación del color, comportándose como flores secas sin perder su valor ornamental durante varios meses.

Al margen de ello, hablando del género Limonium sp., podemos diferenciar dos grupos de especies en función de su ciclo biológico: las especies de ciclo anual y las de ciclo vivaz.

Flores de statice

Entre las especies de Limonium sp. de ciclo anual tenemos:

  • Limonium bonduellii.- Es bianual aunque se cultiva de forma anual con fines ornamentales para flor seca y cortada. Sus hojas son de color verde pálido, ovaladas y profundamente lobuladas. De tallos de porte erecto y flores amarillas que se agrupan en espigas de unos 8 centímetros de diámetro.
  • Limonium fruticans.- Es nativa de las Islas Canarias, arbustiva de tallo corto con hojas ovadas y flores con el cáliz azul y la corola amarilla.
  • Limonium sinuatum.- Natural de la región mediterránea, de porte erguido y de lento desarrollo. Sus tallos alados alcanzan los 45 centímetros de altura y cada uno de ellos está coronado por un denso racimo de 8-10 centímetros de longitud, de flores tubulares, escariosas y de variopintos colores, que van del color crema al azul. Se emplea para la obtención de flores secas, flor cortada y en maceta.
  • Limonium insigne.- Es nativa del sureste de España y su planta perenne alcanza hasta 60 centímetros de altura con espigas florales de 1 a 2 flores de corola rosa oscuro.
  • Limonium suworowii.- Natural del oeste de Turquía es semirústica y llega a alcanzar 40 centímetros de altura. Es empleada para flor cortada y como ornamental en maceta. Posee flores de color rosa pálido, muy apretadas en panículas recubiertas de plumas, de 40 centímetros de largo.

Entre las especies de Limonium sp. de ciclo vivaz tenemos:

  • Limonium incanum.- Originaria de Siberia que alcanza alturas de 30-40 centímetros. Es muy rústica con flores pequeñas de cáliz blanco y corola roja.
  • Limonium latifolium.- Que procede de los países del este de Europa y el sureste de Rusia. Planta perenne de floración otoñal y estival, pero se cultiva como anual. Sus flores son de color azul lavanda que aparecen en racimos sueltos de 25 centímetros de largo. Su apariencia ligera y delicada, además de su larga vida en jarrón, la hace perfecta para trabajos de decoración.
  • Limonium caspium.- Bianual que durante el primer año produce pequeños brotes florales, durante el segundo año y mediante la protección del penacho apical desarrolla de nuevo flores muy demandadas en el mercado.
  • Limonium perezii.- Es un subarbusto de porte redondeado con hojas de color verde oscuro. En otoño produce compactos ramilletes de flores diminutas de color azul.
  • Limonium pectinatum.- Es nativa de las Islas Canarias. Subarbustiva, con hojas de 4 centímetros de longitud dispuestas en roseta basal. Su tallo floral alcanza hasta 70 cm de altura, con espigas de 3 flores con el cáliz lavanda o violeta pálido y la corola rosada.

Flores de statice amarillas

Cómo secar flores de statice

Dada la ‘dureza’ del statice, la durabilidad de sus flores es mucha y más si se procede al secado de las mismas como método de conservación.

Para secar flores de statice lo primero será recolectarlas del jardín, huerto, terraza, invernadero he incluso de flora silvestre del campo en su momento óptimo: en días soleados, durante la mañana, con sus tallos turgentes pero secos.

El mejor momento de cortar sus ramas flores es cuando sus capullos están abriéndose, momentos previos a alcanzar la apertura total de la flor, ya que finalizará durante los días siguientes mientras se seca.

Una vez cortadas crearemos pequeños pomos y podemos colgadas boca abajo o extendidas horizontalmente. En ambos casos en un lugar oscuro, seco y una temperatura entre los 18 y 22 grados centígrados aproximadamente. Así la deshidratación será paulatina.

Antes de iniciar el proceso de secado conviene eliminar cualquier hoja o tallo dañado, así como desestimar los tallos florales con escasas flores o mal formados.

Si componemos pomos o ramilletes, intentaremos que contengan pocos tallos y los ataremos de forma escalonada, es decir, unas más altas que otras. En estas condiciones, sobre las 3 semanas aproximadamente ya estarán listas las flores secas.

No hay comentarios

Dejar respuesta