Sustratos para huertos urbanos

2014
Sustrato para huerto urbano

Entre las diferentes dudas que suelen presentarse con frecuencia a la hora de abordar un cultivo en un huerto urbano está la elección del tipo de sustrato más indicado. Como respuesta inicial, su elección irá principalmente en función del tipo de planta hortícola cultivada, si se cultivará directamente sobre él o este se utilizará como enmienda orgánica para mejorar la tierra ya existente.

Como plantas de exterior que son, en la mayoría de casos, los sustratos orientados a este grupo de plantas funcionarán perfectamente. También hay que destacar que últimamente se fabrican sustratos especiales para huertos urbanos, algunos con nuevas fórmulas para grupos de plantas concretas y otros en los que simplemente han sufrido un simple cambio de envase.

Sustratos para huertos urbanos

Entre los sustratos tipo existentes en el mercado, cuando se trate de hortalizas o frutales cultivados en macetas o jardineras directamente, el sustrato universal y el sustrato de plantación son los recomendados. Tal es el caso de tomateras, pepinos, pimientos,… romero, tomillo, lavanda… limonero, peral, melocotonero, etc. incluso algunas plantas hortícolas las podemos plantar en el sustrato especial para plantas de interior como por ejemplo las fresas, acelgas, espinacas o perejil.

Por cierto, también podemos plantar ciertas plantas hortícolas sobre el saco de sustrato directamente. En tal caso, debemos tener cuidado con el agua sobrante de los riegos y recogerla evitando escorrentías indeseadas, en especial cuando cultivemos en balcones, terrazas o áticos urbanos.

¿Cómo mejorar un sustrato para el huerto urbano?

Si lo que pretendemos es la mejora de las tierras del huerto urbano en un terreno de campo o jardín, lo recomendable es mejorar la zona de plantación con aportaciones del 10 al 40%, según el estado de la tierra original, con un sustrato universal, estiércol de caballo o compost directamente. Con ello conseguiremos incrementar el nivel de materia orgánica y de esta forma favorecer el desarrollo de la fauna microbiana del suelo. A su vez, junto al contenido de arcilla en el terreno, se consigue mejorar el nivel del llamado ‘complejo arcillo húmico’ que favorece la retención de nutrientes, evitando o disminuyendo notablemente el lixiviado de los mismos.

Una vez aportada la enmienda orgánica, es necesario remover homogéneamente la tierra antes de plantar en ella.

Otro aspecto a tener en cuenta es la capa de tierra a trabajar ya que si simplemente solemos plantar hortalizas como lechugas, rabanitos, zanahorias, ajos,… y demás hortícolas de raíces superficiales, con trabajar entre 25 a 35 centímetros de profundidad el terreno estaremos cubriendo la zona útil de trabajo de las raíces. En cambio, si plantamos alcachofas, tomateras, berenjenas,… o frutales de cualquier tipo, debemos tener en cuenta que sus raíces explorarán mayores profundidades, llegando incluso en algunas especies a superar el metro.

Con respecto a mejorar una tierra de cultivo en campo o jardín, también podemos hacerlo a la inversa si su cultivo lo desarrollamos en macetas o jardineras. En tal caso partiremos de un sustrato prefabricado (sustrato universal o sustrato de plantación) al que podemos añadir sobre un 5 a 10% de arcillas y entre un 10 a un 20% de tierra de campo. Con ello conseguiremos un sustrato mejorado para este grupo de plantas de huerto, con tierra más fresca y donde la planta desarrollará su sistema radicular similar a como lo realizaría en pleno campo.

Huerto urbano en maceta

¿Cómo hacer un sustrato para el huerto urbano?

La mayoría de sustratos existentes en el mercado y que son utilizados en el cultivo de hortalizas y frutales, suelen tener un exceso de materia orgánica y carecer por el contrario de un contenido adecuado de arcilla y tierra mineral. Aunque estos pueden servir como sustrato directo de cultivo, también podemos utilizarlos como materia prima para hacer buenos sustratos para huertos urbanos.

Como materias primas podemos utilizar diferentes productos como por ejemplo la turba rubia o negra, el compost vegetal, la arena de rio lavada, tierra de campo, estiércol, arcilla, fibra de coco, humus de lombriz, perlita y fertilizantes. Las dosis en su composición con todos o algunos de ellos serán utilizados en función del tipo de sustrato que deseemos crear según el tipo de planta a cultivar.

El pH a conseguir al final debe situarse entre 6 y 7.5, o lo que es lo mismo entre ligeramente ácido o ligeramente alcalino ya que en este rango se cultivan prácticamente la totalidad de las frutas y hortalizas consumidas.

También es importante elegir correctamente las materias primas a utilizar, sobre todo si queremos realizar un cultivo ecológico. En este caso no todos los productos (como por ejemplo estiércoles o fertilizantes) valen ya que debemos asegurarnos de que su procedencia es de origen ecológico o certificados para su utilización en este tipo de agricultura. Ojo, también será importante posteriormente elegir el plantel o semillas de igual forma: un cultivo ecológico debe contemplar siempre tanto las materias primas como los métodos de cultivo dentro de los estándares contemplados en agricultura ecológica.

Un buen sustrato para el huerto urbano debe aportar fertilidad, una buena estructura que favorezca tanto la sujeción de la planta como la correcta circulación del aire, el agua y además contenga una adecuada fertilidad para asegurar el crecimiento y fructificación de la planta.

Bajo estas premisas puede haber tantas fórmulas de sustratos para huertos urbanos como se desee. A continuación proponemos una de ellas como base:

  • 30% sustrato universal.
  • 20% tierra de campo.
  • 20% fibra de coco.
  • 10% estiércol o compost.
  • 10% humus de lombriz.
  • 10% perlita.
  • Abono de fondo a la dosis recomendada por el fabricante.

Hay que tener muy en cuenta que en la mayoría de las ocasiones, un sustrato es bueno o no según su manejo y en este aspecto nos referimos a la cantidad y frecuencia de riego, tipo de fertilizante empleado, etc. Dicho de otro modo, un sustrato mediocre puede dar buenos resultados si en cultivo se maneja adecuadamente.

Guardar

No hay comentarios

Dejar respuesta