Asteriscus maritimus

1437

El Asteriscus maritimus es una planta silvestre muy común en las costas mediterráneas. Por sus características de rusticidad y emisión de numerosas y atractivas flores, es cultivada por muchos viveros que la han introducido en el mercado ornamental con gran éxito en la jardinería de clima mediterráneo.

Esta planta pertenece al género Asteriscus Mill, que está representado por tres especies en la Península Ibérica:

  • Asteriscus aquaticus (L.) Less., frecuente en todo el territorio.
  • Asteriscus maritimus (L.) Less. [= Pallenis maritima (L.) Greuter] del litoral sur y este peninsular.
  • Asteriscus pygmaeus (DC.) Coss. & Durieu, la menos conocida y que se distribuye exclusivamente por el sureste semiárido (además del norte de África).

Flores de Asteriscus maritimus

Asteriscus maritimusPallenis maritima

El Asteriscus maritimus, también conocido científicamente como Pallenis marítima, es una planta silvestre muy común en zonas costeras del mediterráneo. Pertenece a la familia Compositae (= Asteraceae) y se le conoce popularmente con nombres como Asterisco, Margarita de mar, Margarita marítima, Estrella de mar o Estrellada de mar.

Es una planta perenne de mata densa y de crecimiento extendido, cubriendo entre ellas destacadas superficies de terreno. Sus tallos son leñosos en su base, postrados, rojizos, de grisáceos a parduscos cuando se van secando, que suelen hacer alcanzar a la planta una altura ligeramente superior a los 25 centímetros.

Sus hojas son de color verde oscuro y aspecto oblongo-lanceoladas a espatuladas, de extremo redondeado y cubriendo por completo los tallos.

En España florece abundantemente entre los meses de abril a julio, aunque en condiciones favorables lo hace prácticamente durante todo el año. Sus flores son de color que puede variar de amarillo limón a un amarillo más dorado, numerosas, agrupadas en la inflorescencia típica de la familia denominada capítulo. En sus capítulos poseen brácteas lanceoladas de color verde. Sus flores reales las hay de dos tipos: flósculos en el interior y por el exterior las lígulas de color amarillas junto con pétalos externos alargados. Una vez fecundadas, sus frutos son de tipo aquenio con vilano de un tamaño que oscila entre los 0,5 y 1,5 milímetros.

Flores de asteriscus maritimus

En estado silvestre, el Asteriscus maritimus se cría en roquedos, pedregales y arenales costeros de la región mediterránea. Así podemos verlo sobre todo en fisuras de grietas y bolsas de suelos poco profundos, terrenos pedregosos, cantiles rocosos, también en arenales, hasta en restos de casas antiguas, entre sus muros, paredes, incluso en terrenos baldíos, etc. Comparte hábitats con otras especies capaces de crecer en roquedos cercanos al mar como Rosmarinus officinalis, Chamaerops humilis o Capparis spinosa por ejemplo.

En cuanto a su distribución, se centra en el Mediterráneo occidental, alcanzando por el este las costas mediterráneas de Grecia. En Portugal está presente por el litoral del Algarve, y en España desde Gibraltar hasta el Cabo de la Nao, sur de Valencia y Baleares en España.

El Asteriscus maritimus es una planta muy resistente a la sequía, crece muy bien en ambientes cálidos y secos, a pleno sol, muy próximos al mar, lejos de las salpicaduras pero bajo la influencia de la maresía (aire cargado de humedad marina en las zonas cercanas a la orilla del mar). Destacar que se usa en jardinería para cubrir pequeñas superficies y rocallas.

Asteriscus maritimus 11

Cuidados del Asteriscus maritimus en jardinería

Los cuidados del Asteriscus maritimus en jardinería son relativamente mínimos. Podemos afirmar que se trata de una bella planta de flor de mínimo mantenimiento. Básicamente, los cuidados del Asteriscus maritimus en jardinería se limitan a eliminar las malas hierbas que puedan crecer a su lado, algún riego ocasional en el caso de periodo de sequía extrema, y eliminar mediante la poda la parte de su follaje tras finalizar su período de vegetación.

Como hemos adelantado, el Asteriscus maritimus o Margarita de mar es una planta silvestre muy común en las costas mediterráneas. Por ello se adapta perfectamente a la jardinería de clima mediterráneo. Es muy utilizada en rocallas, con o sin pendientes pronunciadas, en zonas del jardín con escasa humedad y muy soleadas y cálidas. En estos casos, crea densas matas de crecimiento extendido, alcanzando dimensiones de unos 10 a 40 centímetros de diámetro cada una de ellas. Llega a desarrollar un porte poco elevado, con alturas no superiores a los 25 centímetros, por los que puede comportarse muy bien como cubre suelos.

Si bien el Asteriscus maritimus puede vivir en ambientes secos y suelos pobres, no implica que vegete mejor en suelos más ricos y con cierta humedad. En tales casos las dimensiones alcanzadas son mayores, así como su follaje que adquiere un mejor aspecto ornamental.

Su ubicación será siempre a pleno sol y el terreno sobre el que se plante debe ser ligeramente árido para evitar encharcamientos. No suele ser atacado por plagas aunque los limacos, ácaros y pulgones pueden presentarse si el terreno se encuentra muy descuidado.

Flores de asteriscus maritimus

Destacar que el Asteriscus maritimus es una de las plantas ideales para una jardinería muy próxima al mar y utilizada en xerojardinería (jardinería de bajo consumo de agua).

Los usos del Asteriscus maritimus en jardinería son muchos:

  • Es una especie excelente como planta tapizante para cubrir grandes superficies.
  • Ideal en combinación con otras especies como Lavandula spp, Salvia sp, Myrtus communis (arbustivo), Santolina sp, etc.
  • También pueden cultivarse en maceteros y jardineras creando atractivos puntos de color amarillo limón a un amarillo más dorado.
  • Es muy interesante en rocallas.
  • Es una planta a destacar su introducción en obras de restauración vegetal.

Cultivo del Asteriscus maritimus

En estado salvaje, el Asteriscus maritimus se reproduce por semilla. Por lo tanto este es un método perfectamente utilizado tanto por viveristas como por aficionados a la jardinería. También es cierto que se puede reproducir mediante esquejes durante la primavera u otoño, sobre un sustrato turboso y con la humedad ambiente controlada para evitar que se deshidraten mientras enraízan.

Pallenis maritima

Su reproducción es muy fácil mediante semilla. Podemos realizar un semillero previo o realizar una siembra directa si se desea sobre la superficie de destino. En ambos casos la semilla recogida en el año es la mejor para su siembra con garantía de éxito.

Si optamos por el semillero previo, elegiremos semillas del año que sembraremos durante otoño o primavera siguiente. La siembra se realiza sobre un sustrato turboso, por ejemplo del tipo ‘sustrato para plantas de interior’ al que le habremos añadido entre un 20 y un 30% de arena de río lavada para aumentar su porosidad. Una vez sembradas, recubriremos ligeramente con el mismo sustrato y regaremos. Los siguientes riegos deben de ir orientados a que el sustrato no se quede seco durante todo el periodo de germinación. Pero cuidado, no excederse en humedad.

Una vez germinadas las semillas y con 6 a 8 hojas verdaderas (las dos primeras son los cotiledones), procederemos a su trasplante a bandejas de alvéolos o pequeñas macetas. Estas las ubicaremos resguardadas durante unos días y conforme veamos que las plantas adquieren vigor, las expondremos al pleno sol para que crezcan fuertes, compactas y sanas.

Como es una especie muy tolerante tanto a la salinidad (lo que nos permite utilizar aguas de riego de poca calidad) como al estrés hídrico, lo se traduce a la aplicación de menos dosis de riego, el cultivo vegetará bien con pocos cuidados. Su desarrollo en el vivero es rápido y si la hemos sembrando en otoño ya las tendremos en flor en primavera.

La fertilización puede centrarse en abonados quincenales con un fertilizante del tipo 18-15-24 más microelementos a la dosis recomendada por el fabricante. Cuando las plántulas cubran las macetitas o alvéolos ya están listas para ser trasplantadas directamente sobre el terreno del jardín.

Se puede continuar cultivándola en maceteros y jardineras. En tal caso prepararemos un sustrato bien aireado. Para ello podemos recurrir a un sustrato universal al que añadiremos tierra de jardín y arena de río lavada o de sílice en las dosis en las que veamos que este nuevo sustrato ha adquirido una buena aireación y evite su encharcamiento.

Si las condiciones de cultivo son buenas, el Asteriscus maritimus vegeta muy rápido. Tanto es así que algunos viveristas profesionales llegan a utilizar retardantes del crecimiento para mejorar su cultivo más compacto en maceta. Entre los productos utilizados se encuentran el paclobutrazol y etefón para mejorar el crecimiento compacto, velocidad de desarrollo y color de la planta, ya que su color verde se oscurece notablemente.

Guardar

No hay comentarios

Dejar respuesta