Tipos de petunias

64
Petunia hybrida

Hace ya tiempo que hablar de petunias es introducirse en todo un mundo de variedades y tipos y lo podemos ver simplemente paseando por las secciones de plantas de exterior de los centros de jardinería, grandes superficies, floristerías, agricentros y demás puntos de venta especializados. Son las estrellas del balcón y terrazas, del jardín tanto público como privado… las petunias son unas de las plantas con más floración y diversidad de colores entre las plantas ornamentales de su grupo.

Todos los tipos de petunias se engloban dentro del grupo de plantas de temporada de primavera – verano, si bien y fruto de una apuesta de los viveros, actualmente se comercializan desde primeros de primavera hasta bien entrado el otoño. En todo caso sigue siendo una planta anual.

Petunia surfinia

Diferentes clases de petunias

El trabajo de las empresas genetistas han dado como resultado a un importante grupo de diferentes clases de petunia, si bien todas ellas proceden de selecciones, cruces o híbridos de las especies Petunias axilaris, Petunias inflata y Petunias violaceae. Todas ellas pertenecen a la familia Solanaceae y se comercializan conjuntamente en las zonas de exposición de los puntos de venta y durante el mismo período del año.

En este aspecto tenemos que distinguir entre tipos y marcas comerciales. Los tipos corresponden principalmente a sus formas de crecimiento y tipos de floración: Petunia hybrida, Petunia floribunda, Petunia littletunia,… que aportan portes más o menos compactos, colgantes, etc. Y derivado de este punto entran en juego las marcas comerciales que en algunos casos ya se perciben en el consumidor como ‘producto concreto’. Este es el caso de la Surfinia, Calibrachoa hybrida o Potunia. Pasa por ejemplo como con las bebidas de cola o los yogures, en los que el consumidor pide la marca cuando esta tiene factores diferenciados con respecto a las demás. Por supuesto, en todas ellas encontramos un catálogo de colores espectaculares.

Saber que existe un grupo de petunias nos permite poder elegir mejor qué planta es la ideal para según qué caso. Si queremos plantas más compactas y en altura para maceteros optaremos por la Petunia híbrida, mientras que si queremos plantas más de tipo cubre suelo o colgantes podemos decidirnos por Surfinia… y si queremos disfrutar de una petunia pero con flores más peculiares lo haríamos por ejemplo con la Littletunia.

Calibrachoa hybrida

Petunias más populares

A continuación destacamos algunas de las petunias más populares del mercado:

  • Petunia hybrida o Petunia grandiflora. Es una planta que destaca por sus grandes flores, es herbácea perenne cultivada como anual que suele tener tendencia a crecer muy ‘pegada al suelo’ con alturas entre los 25 y 40 centímetros de altura. Sus tallos son herbáceos, con porte semierguido y bastante ramificados. Es la clásica, la de siempre pero muy mejorada genéticamente a día de hoy.
  • Petunia floribunda o Petunia multiflora. Su floración es más abundante pero con flores más pequeñas. Su crecimiento es más de tipo cubre suelo por la que la hace más indicada para la jardinería pública.
  • Petunia littletunia. Hay quien la cataloga como ‘rareza’ dentro de las petunias porque sus tallos son más finos así como sus hojas y flores. Es muy interesante como planta colgante.
  • Surfinia. Es una marca comercial que cuando salió al mercado marcó un punto y aparte en el mercado de las petunias. Sus variedades tienen en común un crecimiento vigoroso que le permite alcanzar grandes dimensiones. Es ideal como planta colgante de flor, cubre suelos, para taludes, etc.
  • Calibrachoa hybrida. En realidad es un género aunque está fuertemente emparentado con la petunia, sin embargo determinados estudios hallaron que hay importantes diferencias cromosómicas y conductas de reproducción entre la Calibrachoa y la Petunia. Aun así, en el mercado ornamental se las incluyen dentro de este gran grupo de plantas de flor de temporada.
  • Potunia. También es una marca comercial y la podemos catalogar como una Petunia hybrida muy mejorada que la hace dentro de su crecimiento compacto y semi erguido más compacta, florida y resistente. Muy indicada para disfrutarla como planta de flor aislada.

Existen otras muchas marcas comerciales como por ejemplo la petunia ‘Millon Belles’, que al igual que la Surfinia o Potunia, sus variedades mantienen aspectos de crecimiento, floración, rusticidad, etc. que las hacen particulares dentro del mundo de las petunias.

Petunias en el jardín

Los cuidados de las petunias

Indistintamente de las características de crecimiento de cada grupo de petunias sus cuidados son muy similares. Su gran rusticidad de cultivo y la amplia gama de colorido de sus flores, la hacen ser la planta de temporada más utilizada en estos momentos. Los tipos más compactos están más indicados para su utilización en borduras y parterres distribuidos en grupos, mientras que los de porte colgante lo son para jardineras, taludes, maceteros colgantes y como plantas cubre suelos. Estos últimos requieren un marco de plantación con menos densidad.

Salvo en el caso de plantas aisladas, para su plantación se recomienda utilizar variedades de colores idénticos para crear masas de color más impactantes, pudiendo crear combinaciones entre estos y componer un verdadero espectáculo de color.

Lo primero tras su compra es plantarlas a una maceta mayor o trasplantarlas lo antes posible a jardineras o directamente en el jardín. Son plantas que requieren nueva tierra donde expandir sus raíces.

A la hora de elegir la zona de plantación las petunias prefieren una exposición a pleno sol para obtener plantas más compactas, floríferas y de colores intensos dentro de las características propias de la variedad. También podemos elegir zonas de semi sombra siempre que estas tengan mayor cantidad de horas de sol que de sombra.

Todas las petunias prefieren un suelo o sustrato fértil y bien drenado para evitar encharcamientos. Un sustrato universal o sustrato para plantas de exterior entre los ‘sustratos tipo’ comerciales son una buena opción. Si el terreno del jardín es muy árido lo podemos mejorar con el aporte de compost o enmiendas orgánicas, y si es muy arcilloso lo haremos aportando además arena de sílice o arcilla expandida para descompactarlo. Durante el momento de la preparación del terreno es recomendable aportarle un fertilizante de fondo.

En cuanto al riego es preferible riegos diarios y cortos que abundantes cada varios días. Todas las petunias son sensibles a la asfixia radicular y como consecuencia lo manifiestan con clorosis en sus hojas. También debemos saber que los riegos abundantes y exagerados lavan el terreno con la correspondiente pérdida de nutrientes. Si es posible evitaremos mojar en exceso el follaje para evitar daños en sus flores así como realizarlo fuera de las horas de máximo calor.

El cuanto al abonado de las petunias se puede comenzar con un abonado de fondo mezclado con el sustrato o tierra durante la preparación del terreno antes de su plantación. Una vez plantadas y en función del fertilizante utilizado en el abonado de fondo, a partir del mes podemos continuar con el abonado tipo 18-12-24 más microelementos para que mantenga un buen crecimiento y una floración abundante.

Petunia hybrida

Salvo las Petunias hybridas, el resto es muy recomendable ser podadas cuando se vea que su vegetación crece en exceso o al término de su floración. Tras la poda, en unas dos o tres semanas volverán a estar llenan de brotes y nuevas flores. Como norma general es importante ir retirando sus flores marchitas para favorecer la emisión de nuevas y evitar que se sequen sobre su follaje.

Respeto a la multiplicación de las petunias, salvo la Petunia hybrida y la petunia floribunda que se realiza normalmente por semilla, el resto es por esqueje de trozo de tallo con dos o tres hojas. También es cierto que no se recomienda recolectar la semilla de sus flores para reproducirlas y si lo hacemos debemos saber que las plantas que obtengamos de ellas casi nunca serán de similares características a las plantas donde se obtuvieron.

Plagas y enfermedades de las petunias

Son plantas muy rústicas pero aun así les pueden atacar con facilidad el Thrips, la araña roja, los pulgones, la mosca blanca, el minador y las orugas. Y en cuanto a las enfermedades, aunque no son muy frecuentes la Rhizoctonia y la Botrytis pueden ser las más propensas a manifestarse.

Aunque hemos mencionado una serie de plagas y enfermedades que se pueden controlar con los insecticidas, acaricidas y fungicidas recomendados por los especialistas de los puntos de venta especializados (centros de jardinería, floristería, etc.), la mejor solución es la prevención y en este sentido está el mantener unas petunias bien alimentadas, con riegos regulares, con espacio suficiente para su crecimiento y una buena exposición soleada.

Dejar respuesta

Por favor ponga su comentario!
Por favor ponga su nombre aquí