Paraje Natural de La Murta

0
4046
Paraje Natural de La Murta

A pocos kilómetros de la ciudad valenciana de Alzira, en su término municipal e inmerso en pleno valle se encuentra el Paraje Natural de La Murta, un frondoso bosque muy cuidado e ideal para pasear en él. Un paraje donde la naturaleza y la historia se dan la mano para no dejar indiferente a sus visitantes.

Este Paraje Natural de La Murta es ideal para practicar el senderismo en familia, pudiendo optar por diferentes rutas. Una de ellas es la Creu del Cardenal (PR-CV 334) de dificultad media-alta pero que sin duda no deja indiferente a nadie tras llegar a su cúspide. Otras son las del Cavall Bernat (PR-CV 335); la Senda Histórica (SL-CV 82); la Ruta de los Monasterios – Pas del Pobre (GR-236) que une los monasterios de Cotalba (Alfauir), Corpus Crhisti (Llutxent), Santa María de la Valldigna (Simat), Santa Maria d’Aigües Vives (Carcaixent) y la Murta; y la Senda Botánica (SL-CV 81), cuyo paisaje cambia con el curso de la época del año, pudiéndose recorrer en diferentes momentos y gozar de estampas muy distintas entre sí.

Paraje Natural de La Murta

Este paraje natural fue declarado como tal en el año 2004. Posee una superficie de 765,64 ha y se encuentra dentro del la Sierra de Corbera, entre las Sierras del Cavall Bernat i de Les Agulles. Su conjunto está considerado como un área de elevado interés ambiental, con valores naturales, paisajísticos y culturales-arqueológicos de similar importancia.

Un espacio de estas características da cobijo a una gran diversidad faunística, incrementada en los últimos años al aumentar la densidad de vegetación. Un ejemplo de las especies más emblemáticas de la zona son el Búho real (Bubo bubo), el Águila perdicera (Hieraaetus fasciatus) o el halcón peregrino (Falco peregrinus), la serpiente de escalera (Elaphe scalaris), la culebra bastarda (Malpolon monspessulanus)… sin olvidar a los anfibios como el sapo común (Bufo bufo), el sapo partero (Alytes obstetricans), el sapo de espuelas (Pelobates cultripes), la rana común (Rana perezi), etc. que viven gracias a los diferentes nacimientos de agua que se dan en este Espacio.

Con respecto a la vegetación del Paraje Natural de La Murta, posee una altísima diversidad botánica, albergando a cerca de 1.000 especies fanerógamas.

Paraje Natural de La Murta

De entre todas ellas destacan, además de los pinos, los matorrales arborescentes de laurel (Laurus nobilis), el madroño (Arbutus unedo), el fresno (Fraxinus ornus) y el mirto o murta (Myrtus communis), que por cierto da nombre al paraje.

Otro grupo de plantas lo componen los carrascales termófilos con presencia de Quercus ilex rotundifolia, Phillyrea angustifolia y Crataegus monogyna.

En las zonas umbrías propias de estos valles dan pie a la existencia de especies tan significativas como Ruscus aculeatus, Ulmus minor o Asplenium onopteris. Mención especial requiere la existencia de Verbascum fontqueri, incluida en el Catálogo Valenciano de Especies de Flora Amenazada.

Myrtus communis. la Murta

Volviendo a la murta (Myrtus communis), planta que da nombre al paraje, se encuentra de forma abundante en este paraje. Esta, crea arbustos espesos y muy ramificados, de follaje perenne y que pueden alcanzar hasta los 3 metros de altura.

Sus hojas son coriáceas, lanceoladas y relucientes de 2 a 3 centímetros, provistas de glándulas que al manosear son muy aromáticas. Sus flores son blancas y muy olorosas, que al fecundarse dan como fruto una baya de poco más de un centímetro de diámetro, de color azul oscuro o negro azulado. Estas bayas son comestibles para las aves que ayudan a su dispersión.

El clima suave, una escasa sequía estival típica del clima mediterráneo, suelo fresco y algo húmedo… son características de esta zona que hacen un marco ideal para la vida del mirto común (Myrtus communis). Esta planta goza de una gran simbología como por ejemplo el estar asociada a la diosa Afrodita y simbolizar tanto la fecundidad como la fidelidad; y en el cristianismo, posee el sentido de fidelidad y pureza ya que se utilizaba para coronar a los nuevos cristianos en épocas tempranas o representando a la Virgen con una rama en señal de virginidad.

Compartir
Artículo anteriorExposición Chirino & Chirino
Artículo siguienteCuidados del rosal mini
Floresyplantas.net
Fernando Cuenca Vinculado con el sector de la horticultura y jardinería, ha desarrollado trabajos de dirección de cultivos ornamentales y revistas técnicas del sector. Actualmente es Director Comercial y Consultor de Condelmed, S.L.

No hay comentarios

Dejar respuesta