Achillea millefolium

1217
Flores Achillea millefolium

La Achillea millefolium es una planta silvestre, también cultivada como planta ornamental por sus bellas flores. Comercialmente es muy polivalente ya que se puede comercializar tanto como planta ornamental en maceta, para naturalizar zonas en jardinería e incluso sus tallos cortados para arreglos florales, aunque debemos matizar que su participación en estos no suelen ser para destacar sus flores sino más bien es utilizada como verde de corte, al igual que ocurre con la Gypsophila paniculata.

Destaca curiosamente por ser una de las plantas ideales en calidad de “plantas hospedadoras para control biológico”, siendo productora de alimentos para insectos sírfidos… devoradores de pulgones y mosca blanca principalmente. Por ello no está de más tenerla incluida entre la vegetación del huerto y jardín.

Flores Achillea millefolium

Milenrama

Uno de los nombres más populares de la Achillea millefolium es milenrama, si bien tiene otros muchos nombres populares como por ejemplo milhojas, milefolio, milrosas, aquilea, achilea, camomilla de los montes, hierba meona, maquilea, espuma de la leche, hierba del carpintero, hierba de Aquiles, colchón de pobre, abrofia, ajoporro, altamisa, altarreina, camamila de la Sierra, celestina, cientoenrama, flor de la pluma, flor del soldado, flor de pujo, flores mil, hierba del soldado…

La Achillea millefolium es una planta de porte herbáceo, perteneciente a la familia Asteraceae y se le puede encontrar de forma natural principalmente en Asia y la zona mediterránea de Europa, aunque es menos abundante e incluso inexistente en las regiones más cálidas como por ejemplo en Andalucía (España) y el sur de Portugal.

En su hábitat natural crece en zonas no demasiado secas y bien drenadas. Es fácil encontrarla en pastos, campos, junto a las carreteras, en laderas de montaña y en zonas boscosas. En cuanto a su presencia según altitudes, puede vegetar en España entre los 0 y 2.500 metros de altitud, aunque prefiere las inferiores a los 1.500 metros, si bien a mayor altitud crece de forma más compacta pero con más fragancia. En definitiva es una planta muy tolerante a cualquier tipo de clima, prefiriendo unas condiciones templadas, resistiendo bien las heladas y la sequía moderada. Su ubicación preferida es en condiciones de pleno sol.

Planta perenne aromática, rizomatosa, con tallos de entre 30 y 70 centímetros de crecimiento erecto con médula esponjosa blanca. Sus hojas crecen alternas, linear – lanceoladas. Sus flores se reúnen en capítulos de 4 a 6 milímetros de diámetro formados por unas 10 flores, que a su vez se agrupan en corimbos, donde todas se disponen en el mismo nivel. Las flores externas son liguladas, femeninas, con tres dientes, y las internas hermafroditas, con cinco estambres y pistilo, con la corola acabada en cinco lóbulos. El fruto es un aquenio comprimido, oblongo u obovado, sin vilano.

Flores de Achillea millefolium

Variedades de Achillea millefolium

Hay más variedades de Achillea millefolium de lo que se pudiese pensar ya que si bien no es una planta ornamental muy popular, su capacidad de hibridación es fácil. La variación varietal no sólo permite diferentes colores, sino también diferentes altura de sus ramas y tiempos de duración de sus flores en los jarrones como flor cortada.

En cuanto a algunas variedades de Achillea millefolium existentes en el mercado podemos citar:

  • Achillea millefolium Bright Cerise
  • Achillea millefolium Burgundy
  • Achillea millefolium Carla Hussey
  • Achillea millefolium Cassis
  • Achillea millefolium Cerise Queen
  • Achillea millefolium Christine
  • Achillea millefolium Cottage White
  • Achillea millefolium Excel
  • Achillea millefolium Harlekin
  • Achillea millefolium Lansdorferglut
  • Achillea millefolium Lilac Beauty
  • Achillea millefolium Lollypop
  • Achillea millefolium Malmesbury
  • Achillea millefolium Melanie
  • Achillea millefolium Oertels Rose
  • Achillea millefolium Pastel Shades
  • Achillea millefolium Pink Trophy
  • Achillea millefolium Red Beauty
  • Achillea millefolium Rougham Beauty
  • Achillea millefolium Ruby Port
  • Achillea millefolium Salmon Pink
  • Achillea millefolium Sammetriese
  • Achillea millefolium Schneetaler
  • Achillea millefolium Summer Berries
  • Achillea millefolium Summertime
  • Achillea millefolium Tickled Pink
  • Achillea millefolium White Beauty
  • Achillea millefolium Yellowstone…

Los nombres de estas variedades no suelen llegar al consumidor, mientras que son de gran importancia en el círculo profesional porque en ellos… detrás de esos nombre… se esconden sus valores genéticos y con ellos su comportamiento tanto en cultivo como en sus aspectos ornamentales.

Flores de Achillea millefolium

Cultivo de la Achillea millefolium

El cultivo de la Achillea millefolium como flor cortada es muy sencillo por ser una planta muy rústica. Para flor cortada… mejor dicho como verde de corte, se realiza al aire libre sin instalaciones complicadas siempre y cuando las condiciones climatológicas sean las adecuadas.

Es muy importante que el clima sea templado, mantener una humedad moderada y una exposición de pleno sol para que crezcan sus tallos muy compactos y su floración con un color intenso acorde a su variedad. En cuanto a suelos se adapta muy bien a los ligeramente ácidos e incluso algo calizos y si bien vegeta razonablemente bien sobre suelos pobres, lo hará mucho mejor sobre aquellos fértiles con la condición de que estén bien drenados ya que no resiste el encharcamiento.

Como planta rizomatosa que es, la Achillea millefolium en cultivo al aire libre es muy similar a la alfalfa, saliendo del suelo sus tallos erectos de forma que va “invadiendo” poco a poco la superficie del terreno.

El abonado debe de ser equilibrado pero potenciando el potasio para favorecer un crecimiento fuerte y que su floración sea mejor, lo contrario a lo que pasaría si la fertilización fuese excesivamente nitrogenada.

La forma de recolección es sencilla, cortando sus tallos floridos por la base a primeras horas de la mañana cuando esta se encuentra en máxima turgencia. Tras el corte se colocan los manojos de tallos en cubos con agua que contenga un conservante de flor e inmediatamente se introduce en cámaras frigoríficas para trabajarlas dentro de la cadena de frío. Del vivero productor, se envían a los mercados o floristerías donde se utilizan como flor de acompañamiento generalmente.

Sobre el cultivo de la Achillea millefolium como planta en maceta también es sencillo. Los viveristas compran sus esquejes que plantan en macetas de unos 14 a 18 centímetros de diámetro con un sustrato del usado para plantas aromáticas mediterráneas. Su cultivo se realiza a pleno sol o bajo instalación de malla de sombreo muy suave. Las plantas se suelen pinzar a los 20 días de su plantación y tras brotar quedan listas para su venta nada más comienzan a abrirse los primeros botones florales. El abonado es similar a la cultivada como verde de corte.

Flores de Achillea millefolium

Plagas y enfermedades de la Achillea millefolium

La Achillea millefolium es una planta muy silvestre y de hecho ya hemos mencionado su capacidad de ser una planta hospedadora para control biológico. Precisamente su capacidad de producir alimento que gusta a insectos sírfidos (devoradores de pulgones y mosca blanca principalmente), le permite estar protegida precisamente contra ellos.

Si vemos que crece desgarbada, tallos endebles con poca flor y esta es de colores apagados, el problema es muy probable que venga de una pésima fertilización y escasez de luz. Y si tiene problemas de raíz, lo más fácil es que tenga exceso de humedad o el suelo no drene bien. Poniendo la atención en estos factores se pueden subsanar muchos problemas que, más que plagas o enfermedades… son fisiopatías (trastornos en las plantas).

La Achillea millefolium en el Jardín

En muchas ocasiones buscamos plantas de temporada o vivaces para crear zonas de color en el jardín. Pues bien, la Achillea millefolium es una firme candidata para ello.

Es una planta que podemos cultivar en un mismo sitio durante varios años, eso sí, hay que cortarla de vez en cuando para que su rebrotado emita mayores cantidades de flores.

Las condiciones de cultivo son las mismas que cuando se cultiva para flor cortada: al aire libre, con suelo fértil y bien drenado. Con la llegada del invierno se le puede realizar una fuerte poda a nivel de suelo para sanearla y con la entrada de la primavera e incluso a finales de invierno se comenzará a llenar de brotes y tallos floridos gracias a su distribución de rizomas a poca profundidad del suelo.

En el jardín, si se tiene en calidad de parterres… e incluso si se cultiva en el huerto en la modalidad de líneas entre los demás cultivos hortícolas o frutales, sirve de nidarios de la fauna útil y precisamente por ello evitaremos en gran medida los tratamientos fitosanitarios.

Flores de Achillea millefolium

Propiedades de la Achillea millefolium

La Achilea millefolium, más conocida en farmacia como Milenrama, es una planta medicinal con diferentes usos medicinales y beneficios para la salud que se utiliza tanto para uso interno como externo.

Esta planta, en medicina popular más llamada ‘hierba’ ha sido muy apreciada por ser muy útil para problemas del aparato respiratorio, mejorar la circulación de la sangre, la gastritis, los síntomas de la menopausia y los dolores menstruales.

Los beneficios de la Milenrama en remedios caseros se utilizan las sumidades floridas (ramas con flores o botones florales de las plantas), las cuales poseen principios activos como aceites esenciales, flavonoides, taninos, curmarinas o vitamina C.

Su uso interno es mediante infusión y para elaborarla se pone una cucharadita de Achillea millefolium seca en una taza y agregamos 200 mililitros de agua muy caliente. Dejaremos reposar unos tres minutos y seguidamente se cuela y bebe poco a poco según se va enfriando. En cuanto a su uso externo lo haremos para limpiar heridas, quemaduras o hemorroides. En estos casos aplicaremos la infusión de la planta seca o el jugo de la planta fresca de forma local.

Aunque la Milenrama es considerada una planta medicinal con grandes propiedades, como sucede en la mayoría de casos también tiene sus contraindicaciones. Entre ellas el que no está aconsejado su consumo durante el embarazo o el que no se debe consumir durante más de dos semanas seguidas. De todas formas siempre es aconsejable la consulta con un profesional sobre cómo utilizar esta planta medicinal.

Dejar respuesta

Por favor ponga su comentario!
Por favor ponga su nombre aquí