Dianella caerulea

65
Dianella caerulea

La Dianella caerulea es una planta que está entrando con fuerza en el catálogo de plantas ornamentales en Europa. Propia de clima mediterráneo, forma parte del grupo de Dianellas, procedentes de Nueva Zelanda, aunque por su situación geográfica muchos las ubiquen de forma general en Australia.

Es una bella planta de flor que crece bien en suelos áridos y bien drenados, tolerando bastante bien la sequía y permitiendo su utilización en jardines cercanos al mar.

Dianella caerulea Cassa Blue

Entre las diferentes variantes de la Dianella caerulea, se encuentra la Dianella caerulea Cassa Blue.

Es una planta perenne, de crecimiento compacto y que llega a medir unos 40 a 60 centímetros de altura. Sus alargadas hojas son de color verde azulado y su floración se sitúa entre los meses de mayo a agosto en el hemisferio norte, es muy abundante con pequeñas flores de color azul violáceo y estambres amarillos.

En el caso de la variedad ‘Cassa Blue’, una versión mejorada de la Dianella caerulea, en la que su coloración azulada contrasta en cualquier jardín o paisaje urbano.

Destaca su rusticidad, lo que la hace ideal para el diseño de zonas públicas: rotondas, viales, parterres bajos, medianeras, etc. Se desarrolla bien en suelos áridos, bien drenados y es bastante tolerante a la salinidad.

Cuidados de la Dianella caerulea Cassa Blue

Como hemos avanzado, es una planta muy rústica por lo que su plantación debe ser a pleno sol, aunque puede tolerar la media sombra si esta es durante pocas horas.

Plantas de Dianella caerulea

Su tolerancia a la salinidad, le permite crecer bien en suelos áridos y bien drenados. Esta tolerancia la hace apta para ser utilizada en jardines cercanos al mar con influencia de la brisa marina. Si a la hora de su plantación, el terreno es demasiado arcilloso, deberemos mejorarlo añadiendo materiales que le aporten aireación como por ejemplo la arcilla expandida, arena de río lavada, arena de sílice, etc.

Los riegos deben ser muy distanciados durante el período veraniego y prácticamente nulos en la época invernal, si la pluviometría de la zona lo permite. Recordemos que resiste bastante bien la sequía. Es más, le viene bien de vez en cuando para estimular su sistema radícular. Por supuesto, si se encuentra plantada en macetas, los riegos deberán ser más frecuentes.

Una técnica muy útil para distanciar aún más si cabe, es cubrir el suelo con un mulch. Este ayuda a retener la humedad del suelo y evitar o disminuir la aparición de malas hierbas.

El abonado será suficiente con el empleado de mantenimiento del jardín. Si está plantada en jardineras o macetas, uno fertilizante especial para plantas de flor será suficiente. También es cierto que hay que evitar tanto el exceso de abono como del agua.

Soporta heladas suaves, llegando incluso a sobrevivir a heladas de hasta -6ºC. Esto la hace muy indicada en climas mediterráneos con inviernos suaves.

Como su crecimiento es relativamente lento, sólo se recomienda una poda anual para eliminar sus hojas dañadas o muy viejas.

Plantas de Dianella caerulea

Buenas prácticas de cultivo de la Dianella caerulea

Respecto a plagas y enfermedades, la Dianella caerulea Cassa Blue casi goza de ausencia de ellas. Para evitar al máximo su aparición, lo mejor es actuar en las medidas propias de las llamadas buenas prácticas de cultivo.

Estas medidas siempre son útiles en todos los cultivos. Lo primero es conocer bien las necesidades de la planta en cuestión. En este caso, las plantaremos en zonas bien soleadas y ventiladas, en terrenos ligeros que no se encharquen y evitar los excesos de abonados, especialmente los nitrogenados.

Plantación de la Dianella caerulea Cassa Blue en maceta

Aunque la plantación más corriente de la Dianella caerulea Cassa Blue es sobre el terreno, también puede plantarse en maceta.

En tal caso, es conveniente elegir una maceta de porte grande, ya que, aunque la planta no suele sobrepasar los 60 centímetros de altura, sí tiende a estolonar, por lo que necesita bastante superficie de tierra a su alrededor.

A la hora de su elección, también es importante buscar una maceta o macetero decorativo, acorde al diseño en el que se va a encontrar en el jardín. Recordando que la Dianella caerulea Cassa Blue posee un acentuado color azulado en sus hojas, el color de esta debe ayudar a resaltarlo, o como mínimo a no restarle valor ornamental.

Para el trasplante, nos aseguraremos que los agujeros de la maceta están liberados para evitar encharcamientos. Colocar en el fondo una capa de dos a cuatro centímetros de arcilla expandida o grava, que permita mejorar ese drenaje.

El sustrato a utilizar puede ser del tipo sustrato especial para cactus. Si no podemos acceder a estos sustratos comerciales, podemos generar uno a base de un 40% de mantillo, 30% de tierra de jardín y 30% de arcilla expandida, por ejemplo. Podemos utilizar, en vez de arcilla expandida, grava, arena de río o de sílice. La diferencia está principalmente en el peso del sustrato.

La Dianella caerulea Cassa Blue la trasplantaremos como cualquier otra planta arbustiva, procurando aportar al sustrato un fertilizante como abonado de fondo, así como no presionar excesivamente el sustrato y darle un buen riego tras finalizar su plantación. A partir de ahí. Los siguientes riegos irán en función de la pérdida de humedad del mismo, procurando dejar que el sustrato quede algo seco entre riego y riego.

Dejar respuesta

Por favor ponga su comentario!
Por favor ponga su nombre aquí