El cultivo del Coleus

1884
Coleus

El Coleus es una planta de bellas hojas, ideal para disfrutarse también como planta de interior. Realmente con Coleus nos referimos a un género, que actualmente se clasifica como Solenostemon y en el que se agrupan más de 150 especies. De todas ellas las especies Solenostemon blumei (Coleus blumei), Solenostemon scutellarioides (Coleus scutellarioides) y el Solenostemon shirensis (Coleus shirensis) son los más populares como plantas ornamentales. Destacar que coloquialmente se le llama coleo.

Necesidades del Coleus

El cultivo del Coleus a nivel profesional se realiza en viveros especializados, bajo invernaderos y con control climático, sobre todo para aportarles calefacción durante el invierno si se cultiva para empezar a comercializarlos a finales de esta estación.

Para asegurar que vegetará bien hay que tener presente que la temperatura de cultivo no debe ser inferior a los 13ºC, siendo el rango ideal temperaturas situadas entre los 20 y 25ºC. En cuanto a la iluminación se debe situar entre los 25.000 a 40.000 lux.

Estos parámetros son muy importantes porque el colorido de las hojas depende fundamentalmente de ellos. Por ejemplo:

  • Con días cortos y temperaturas bajas. Crecerá con hojas pequeñas y el colorido de sus hojas se concentrará a lo largo de la vena central.
  • Con días largos. Se colorea bien toda la hoja.
  • Con bajas temperaturas durante el día o elevadas durante la noche. El color de la hoja se debilita.
  • Con temperaturas de unos 23ºC durante el día y 17ºC durante la noche acompañadas de días largos. Son muy apropiadas para conseguir plantas con colores intensos en toda la superficie foliar y además, prácticamente sin emisión de flores, que comercialmente no interesa porque son poco atractivas.

Plantas de Coleos en maceta

El cultivo del Coleus en viveros

El sustrato empleado, aunque el Coleus no es muy exigente, debe ser ligero y rico en materia orgánica, con eso sería suficiente. Los viveros utilizan las denominaciones TKS 2 que equivale a un sustrato de turba rubia con un pH de entre 5,7 y 6,2, con una Ec (conductibilidad eléctrica del sustrato) deseada situada entre 1,5 y 2. Si es para su cultivo a nivel de jardinería, en este caso es un sustrato universal o un sustrato para plantas de interior.

Las temperaturas ideales de cultivo son entre 16 a 18ºC durante la noche y de 22 a 25ºC durante el día. Por debajo de ellas se ralentizará su desarrollo y por encima se acelerará, en ambos casos, su crecimiento no será el idóneo.

La exposición de las nuevas plantas recién plantadas será a la semi sombra, por lo que se sombreará el invernadero ya que el sol directo puede dañar su follaje. Una vez vendidas y si pasan al interior del hogar, se aconseja ubicar el Coleus cerca de la ventana con la mayor luz posible sin que esta llegue a ser directa. De lo contrario, sus hojas no tendrán el espectacular colorido que les caracteriza.

El cultivo del Coleus

Tras el trasplante, los esquejes requieren un alto grado de humedad para evitar someterlos a estrés hídrico. También es importante su ventilación, aunque evitando las corrientes de aire y así un sobre esfuerzo en su transpiración. Si la humedad relativa baja excesivamente resulta conveniente pulverizarla.

Los riegos serán frecuentes sobre todo en verano y cuando la planta está en crecimiento. Estos no deben ser abundantes, aunque sí con frecuencia diaria. También se debe abonar frecuentemente por ser un cultivo de rápido crecimiento. Es interesante hacerlo con un fertilizante de equilibrio 2:1:2 a razón de 200 a 250 ppm.

En estas condiciones, el tiempo de cultivo del Coleus, desde su repicado (plantación a la maceta) y estar listas para su plantación directamente en el jardín es de 8 a 12 semanas.

Respecto a la poda durante su cultivo en el vivero simplemente se realizará como un pinzado para favorecer el crecimiento y formación de la planta. También en el caso de que permanezca mucho tiempo en el vivero, se realizará para quitar las espigas florales cuando salgan, consiguiendo que las hojas del Coleus se desarrollen mucho más y su follaje resulte más atractivo.

Plagas y enfermedades del Coleus

Entre las plagas del Coleus más frecuentes están el pulgón, la Ortheza insignis y Pseudococcus citri como cochinillas, la Trialeurodes vaporariorum como mosca blanca, el Tetranychus urticae como araña roja y los populares limacos, babosas y caracoles.

En enfermedades destacan el Pythium y la Rhizoctonia. Y en nemátodos Heterodera radicola en raíces y el Aphelenchoides olesistus en hojas.

En cuanto a fisiopatías, un desarrollo anormal en la que la planta languidece e incluso muere, puede ser causa de un pH del sustrato inadecuado. Un amarilleamiento excesivo de sus hojas puede ser causado por un exceso de sol, mientras que si no lo es tanto puede ser falta o escasez de abono. Si se produce una defoliación puede ser causada tanto por temperaturas bajas como por exceso de humedad e incluso por la combinación de ambos factores.

Multiplicación del Coleus

La reproducción de variedades comerciales del Coleus se realiza principalmente por semilla. La siembra se realiza a finales de invierno para su venta desde principios a mediados de primavera con el objetivo de llegar al mercado cuanto antes. Para ello se utiliza en la siembra un sustrato de textura fina compuesto por la mezcla de un 40% de turba rubia, un 40% de turba negra y un 20% de perlita, manteniendo el periodo de germinación sobre los 22ºC. Su germinación será rápida, sobre las dos semanas.

Si se opta por esquejes, estos serán obtenidos de plantas madres seleccionadas por variedades, sanidad y características de porte. Los esquejes deben tener un tamaño de alrededor de los 6 centímetros de longitud. Se esquejarán a partir del mes de febrero en el mismo sustrato comentado para su siembra. Con una temperatura similar y manteniendo la humedad ambiente para que no se deshidraten, el enraizamiento se produce con facilidad a los 10-15 días.

Dejar respuesta

Por favor ponga su comentario!
Por favor ponga su nombre aquí