Inicio Medio ambiente Calendario verde 4 de Mayo, Día Internacional del Combatiente de Incendios Forestales

4 de Mayo, Día Internacional del Combatiente de Incendios Forestales

1 295
incendio forestal

El 4 de Mayo, Día Internacional del Combatiente de Incendios Forestales es un momento común para expresar el apoyo de la Comunidad Internacional y de la Sociedad en general a quienes combaten los fuegos de bosques y campos en todo el mundo, reconociendo su nivel de compromiso y dedicación. Recordar también a quienes han perdido la vida, o sufrido daños o secuelas en la lucha contra los incendios de bosques y campos. Todo ello como una señal de respeto y agradecimiento hacia quienes tratan de preservar la vida y la integridad de los patrimonios y recursos naturales de los efectos de fuegos no deseados.

Los Incendios forestales son fuegos naturales o provocados que queman la vegetación de un bosque. Los silvicultores, gentes que viven de los recursos naturales de los bosques suelen distinguir entre tres tipos de incendio forestal: los fuegos de suelo, los fuegos de superficie y los fuegos de corona.

Los fuegos de suelo son los que queman la capa de humus del suelo del bosque pero no arden de forma apreciable sobre la superficie. Los fuegos de superficie son los que queman el sotobosque y los residuos superficiales. Y los fuegos de corona los que avanzan por las copas de los árboles o arbustos.

El 4 de Mayo, Día Internacional del Combatiente de Incendios Forestales tiene su origen en diciembre de 1998, a raíz de un accidente ocurrido en el incendio Linton (Canadá) y en que perdieron la vida cinco combatientes pertenecientes a una brigada forestal. Ese hecho, que se suma a otros incidentes trágicos ocurridos durante la lucha contra los fuegos de bosques y campos a lo largo y ancho del mundo, fue el punto de partida para el inicio de un movimiento que, paulatinamente, se ha ido extendiendo por diversos países.

Recordemos con este Día a hombres y mujeres que con su esfuerzo evitan o aminoran los efectos tan dañinos que producen incendios forestales. Entre ellos la deforestación, la gran cantidad de dióxido de carbono desprendida y que contribuye al aumentar el efecto invernadero, la desaparición de los árboles y la cubierta vegetal destruyendo hábitats enteros, la aceleración de la erosión, el aumento de carga de sedimentos de los ríos que contribuyen a que las inundaciones estaciónales sean mucho más graves… y a la muerte de tantos y tantos animales que se ven involucrados en cada incendio.

Ilustraciones de nuestro colaborador, escritor y pintor valenciano Francisco Ponce.

1 COMENTARIO

Deja una respuesta