Fertilizante para césped

1147
raices sanas cesped

Utilizar un buen fertilizante para césped es fundamental de cara al correcto desarrollo del mismo. Pero cuando hablamos de zonas deportivas de élite como campos de fútbol, entre los fertilizantes existentes en el mercado, es importante elegir entre los correctos, ya que los hay de muchos tipos y con resultados muy distintos.

Todos los responsables de campos de fútbol desean que su equipo pueda disfrutar de un terreno de juego en óptimas condiciones durante toda la temporada. Y para ello, existe la posibilidad de mejorar significativamente la calidad del césped del terreno de juego del club, gracias a la utilización de una eficaz tecnología ambiental ampliamente testada que ofrece garantía de resultados. Una eficaz tecnología en césped deportivo para aumentar la calidad del césped, evitar las lesiones de los futbolistas, mejorar el arraigo y evitar las calvas durante toda la temporada.

Sabemos que la mayoría de los problemas que afectan a la calidad del césped, se encuentran en la zona del desarrollo radicular. Por ello es fundamental actuar correctamente en esa franja de 20 a 40 centímetros de suelo, lugar en el que se desarrolla prácticamente la totalidad de las raíces del césped.

En este sentido y como decimos, a la hora de elegir un fertilizante para césped, podemos encontrar dentro de este amplio grupo de productos, el llamado “Tecnología Ambiental TerraCottem”, que además de fertilizantes de liberación controlada y de rápida acción, incorpora polímeros retenedores de agua, estimulantes de crecimiento, etc. proporcionando en conjunto multitud de ventajas.

Entre ellas un ahorro de más del 50% de agua de riego, con su repercusión directa sobre el uso razonable de los recursos hídricos, ahorro de costes y sensibilización por el medio ambiente. Los nutrientes, tanto macro como microelementos, se liberan paulatinamente evitando lavados de suelo en el caso de fuertes lluvias. Los mejoradores de suelo actúan en las características físicas del suelo, entre ellas la aireación, consiguiendo un mayor número de raíces. El césped, al no estar sometido a estrés, se evitan zonas de calvas por muerte, una mejor respuesta al pisoteo, etc.

Pero en campos deportivos hay más ventajas, y una de las principales es el evitar riesgo de lesiones para sus jugadores. Sin olvidar otros aspectos económicos derivados del mantenimiento y conservación, además del deterioro de la imagen tanto del club como de sus directivos.

Todo esto puede parecer que es muy costoso. Pues no, a fecha de hoy la utilización del fertilizante para césped con la tecnología ambiental suele estar por 1,3 € por metro cuadrado de zona de césped.

No hay comentarios

Dejar respuesta