Sustratos para realizar esquejes

1985
esqueje de euonymus luna

En esta ocasión hablamos de los sustratos para realizar esquejes y es que existen diferentes formas de multiplicar una planta. Entre ellas se encuentran las de esquejes, semillas o esporas (según tipos de plantas), división de mata… e incluso con técnicas más avanzadas como es mediante cultivo in-vitro.

Para cada una de estas técnicas hay un método distinto de actuación en el que influyen factores determinantes como los sustratos empleados, el material vegetal de partida, las condiciones climáticas, la modalidad del esqueje (apical, interdonal, de hoja, trozo de hoja, estaquilla tierna o leñosa…), etc.

Como vemos, el sustrato es uno de los factores que inciden decisivamente en el éxito del enraizaje de una planta. En el mundo profesional, los sustratos para realizar esquejes están muy estudiados e incluso, se elaboran a la carta del cultivador ya que consumen grandes volúmenes y justifica su fabricación. Pero en el mundo de la bricojardinería, debemos optar por aquellos más adecuados dentro de los existentes en los centros de jardinería y tiendas especializadas.

De entrada no existen sustratos para realizar esquejes como tales, pero sí podemos encontrar algunos que por sus características, cumplirán perfectamente su función.

Como norma base y que nos ayudará enormemente a su enraizado, es elegir aquellos sustratos más turbosos y entre ellos, un sustrato para plantas de interior es el más interesante. También lo es el sustrato especial semilleros, pero es más difícil de encontrar y cumple la misma función.

Los sustratos para realizar esquejes son la base, pero como ya hemos dicho, sólo son una parte importante del proceso. Este sustrato debe de estar bien húmedo y no quedarse seco durante todo el proceso de enraizado del esqueje.

Si los esquejes los realizamos en macetas o bandejas en ambientes protegidos, utilizaremos el sustrato puro. Si lo hacemos al exterior directamente al terreno definitivo del jardín como puede ser en el caso de estaquillados leñosos, se realizarán sobre la misma tierra. En este caso, si le añadimos en la preparación del terreno entre un 25 y un 40% de un buen sustrato para plantas de interior, las condiciones de enraizamiento serán más favorables.

Destacar que en todos los casos, si utilizamos unas hormonas de enraizamiento adecuadas a la especie a multiplicar, estas siempre ayudan.

Cuando el esqueje esté bien enraizado, lo plantaremos a su maceta definitiva o lugar destinado en el jardín. En el primer caso utilizaremos el sustrato adecuado a la planta en cuestión (de interior, exterior…), y en el segundo, es recomendable mejorar la tierra con un sustrato universal o sustrato de plantación, mezclándolo a la tierra del jardín entre un 20 y un 50% dependiendo de la calidad de la tierra existente.

No hay comentarios

Dejar respuesta