Arundo donax

69
Arundo donax la caña

Aunque actualmente se la considera planta invasiva, la Arundo donax, popularmente más conocida como caña común, ha sido una planta muy utilizada para la fabricación de cestas, instrumentos musicales, tutores para plantas hortícolas y de soporte de ramas de determinados frutales, etc.

Vinculada con el medioambiente algunas especies de aves anidan o duermen en los cañaverales. Otra de sus grandes oportunidades es la posibilidad de ser utilizada para la creación de biomasa para combustible.

Actualmente, la Arundo donax se ha plantado y se encuentra naturalizada en muchas regiones templadas y poco frías, subtropicales y tropicales de los dos hemisferios, especialmente en zonas del arco Mediterráneo, en California, en el oeste de Pacífico y el Caribe.

Arundo donax la caña

La caña, caña común o cañavera

La caña, caña común, cañavera, bardiza, carda, caña gigante, caña grande de huertas, caña silvestre, canaveira, canabela, canaberra, garritza, caña vera, cañavana, canya,… son un ejemplo de los muchos nombres populares con las que se conoce a la Arundo donax, su nombre científico. Planta perteneciente a la familia Gramineae y originaria del este y del sur de Asia aunque también se la sitúa al sur de la península Arábiga y algunas zonas de África. Destacar que el género Arundo spp. incluye seis especies nativas de climas cálidos de Europa, Asia y África.

La Arundo donax posee un potente rizoma leñoso, grueso y largo del que emergen sus tallos… las populares cañas, muy lignificadas, de diferentes grosores (entre 1 y 3 centímetros de diámetro) según el vigor de la planta y que alcanzan entre 2 a 6 metros de altura. Estas persisten más de un año, produciendo al segundo ramificaciones laterales. Cada tallo (caña) está hueco y constituido por segmentos con nudos cada 10 a 30 centímetros… estos nudos con forma de anillo engrosado, son ricos en fibras lignificadas, lo que les confiere una gran estabilidad mecánica. En ellos también se alojan las yemas de las que emergen ramas secundarias en su segundo año de vida, a la vez que les permiten enraizar si entran en contacto con el suelo.

Volviendo a su rizoma, de aspecto carnoso, actúa como reserva de carbohidratos. Este se desarrolla de forma subterránea y se localiza a una profundidad variable de entre 5 y 15 centímetros, aunque se han podido encontrar hasta más de medio metro de profundidad. De él se emiten las raíces de aspecto fibroso que si bien suelen crecer a poca profundidad y cerca de la superficie, también es cierto que son capaces de penetrar en el suelo hasta más de un metro. Estos rizomas se expanden horizontalmente y se ramifican para colonizar áreas de sustrato libres de competencia.

De color verde grisáceo o azulado, sus hojas poseen una lígula (apéndice membranoso ubicado en la línea que une la lámina, o limbo foliar, con la vaina en la familia de las gramíneas) corta de apenas un milímetro y de forma ciliada. Su limbo está fuertemente auriculado (lóbulo foliáceo normalmente de pequeño tamaño situado en la base del limbo, junto al peciolo, que por su forma, recuerda a una orejita) en la base, es plano y desarrolla una longitud variable de entre 30 y 60 centímetros.

La floración de la Arundo donax se sitúa sobre los meses de septiembre a diciembre y produce pequeñas flores que se encuentran agrupadas normalmente en grupos de tres, formando en su conjunto numerosas espiguillas que generan grandes panículas densas. Su color puede ser violáceo o blanquecino.

Estas flores suele producir unas semillas que en la mayoría de las ocasiones no son fértiles. Por ello su método de multiplicación es frecuentemente asexual.

Es una planta considerada invasora porque es muy difícil de erradicar una vez establecida y naturalizada. Sus rizomas, son órganos que acumulan muchas reservas y hacen que tras el corte de sus cañas rebroten repetidamente y con mucho vigor. Destacar el porcentaje del 3% a un 5% de azúcar (sacarosa) que poseen las partes tiernas de estos rizomas.

Arundo donax la caña

Multiplicación de la Arundo donax (la caña)

La multiplicación de la Arundo donax (la caña) puede realizarse mediante diferentes métodos. Como planta de flor, lo propio sería que una de sus formas fuese mediante semilla pero no es lo más habitual… es más, es muy extraño que así sea porque las semillas que produce suelen ser estériles.

Partiendo de esta base, el método de multiplicación más común de la Arundo donax es por la vía asexual y este comprende a su vez diferentes posibilidades:

  • Enraizamiento de tallos lignificados. Este proceso consiste en el enraizamiento de las propias cañas al quedar tumbadas y entrando en contacto con la tierra del suelo. Estas cañas pueden tumbarse por diferentes métodos como por ejemplo el viento, paso de ganado, de maquinaria, precipitaciones intensas, etc. Las nuevas plantas enraízan y brotan a partir de yemas existentes en los nudos de las cañas.
  • Crecimiento de los rizomas. Aunque más lento en distancia que en el caso anterior, es un método rápido de expansión del cañaveral a partir de una sola planta. Estos rizomas van expandiéndose a escasos centímetros bajo el suelo y de él emergen nuevas cañas.
  • Nuevos fragmentos de rizoma. Arrastrados por la corriente de barrancos y ríos, estos fragmentos de rizoma tienen la capacidad de conservar su poder de enraizado y brotación durante semanas fuera del sustrato. Este método le permite colonizar nuevos emplazamientos y por lo tanto la expansión del cañaveral.

Entre fragmentos de tallos y rizomas de Arundo donax, son estos últimos los que poseen mayor capacidad de subsistencia y por ello de propagación. De todos modos, ambos son dos métodos que permiten la dispersión y colonización a larga distancia.

Arundo donax la caña

Cultivo de la Arundo donax

Aunque hemos destacado la capacidad invasora de la Arundo donax, también es cierto que es una planta cultivada con varios fines. Por una parte hay quien la cultiva para su posterior uso como tutores de caña en el ámbito hortofrutícola u ornamental, para elaborar elementos vinculados con instrumentos musicales, como materia prima en la cestería, así como elementos de sombreo, vallado, etc. e incluso como planta fijadora de taludes o creación de zonas de impedimento de paso.

Para el cultivo de la Arundo donax se aconseja zonas de pleno sol ya que no tolera la sombra densa. En cuanto a suelos le es bastante indiferente la naturaleza mineralógica del sustrato, con tal que la humedad esté asegurada: suelos bien drenados muy húmedos. Posee cierta capacidad de resistencia a la salinidad moderada y ocupa suelos tanto ácidos, neutros como básicos dentro de una moderación.

Se desenvuelve bien ante fuertes vientos pero no tanto cuando estos son marítimos.

Si nos centramos en su hábitat de distribución natural observamos que prefiere los lugares húmedos pero no encharcados, coincidiendo con lindes de acequias y cursos de agua de barrancos y ríos.

En España se desarrolla fácilmente en áreas lindantes al mediterráneo, exhibiendo un crecimiento estacional gobernado por la temperatura. Así vemos como por debajo de 7ºC su rizoma deja de emitir tallos, al igual que cuando se superan los 30ºC. En temperaturas primaverales y veraniegas comienzan la emisión de sus nuevos tallos.

La recolección de sus cañas se realiza mediante el corte basal de las mismas y se realiza durante el invierno cuando estas muestran una apariencia seca y muy lignificada. Una vez recolectadas deben almacenarse de forma aireada hasta que se secan del todo. Si no es así y se utilizan como tutores en el campo enraizarán fácilmente en él.

Arundo donax la caña

Curiosidades de la Arundo donax

Entre las curiosidades de la Arundo donax destaca el papel del rizoma como órgano de reserva durante la estación desfavorable de año, así como su resistencia frente a las bajas temperaturas o el fuego. Esta capacidad del rizoma le permite rebrotar tras un incendio y competir con ventaja contra otras especies nativas de ese espacio.

La densidad vegetativa de esta planta (del cañaveral) limita notablemente la penetración de la luz y con ello evita la nacencia y desarrollo de otras plantas, creando ecosistemas vegetales más pobres.

Los grandes cañaverales son bastante impenetrables por lo que hay muy pocos animales. Una de la causas es porque las cañas contienen determinadas sustancias químicas tóxicas que las protegen de la mayoría de los insectos herbívoros generalistas.

Hasta la mitad del siglo XX sus cañas han sido utilizadas como soporte para la creación en casas y locales de falsos techos de yeso.

Sobre ellas y dado que sus tallos son verticales y carecen de una estructura horizontal suficientemente robusta para soportar nidos, no son propicias como soporte para la anidación de aves.

A menudo se han plantado en laderas de barrancos y ríos con el fin de estabilizar los taludes de tierra.

La Arundo donax es una fuerte candidata para ser utilizada como fuente renovable de biocombustible. Esta puede producir una media de 3 kilos de biomasa por metro cuadrado y año. De hecho, estudios de la Unión Europea la han identificado a comienzo de este siglo XXI como un cultivo energético de biomasa productivo y con menos impacto ambiental.

De sus cañas se producen lengüetas para los instrumentos de viento: lengüetas simples para clarinetes y saxofones, y lengüetas dobles para oboes y fagot. Por supuesto, con ellas también se construyen instrumentos musicales como por ejemplo la flauta.

Arundo donax la caña

Cómo controlar la caña: Arundo donax

Al igual que hemos tratado sobre su cultivo, también tenemos que tratar el cómo controlarla e incluso erradicar la Arundo donax de espacios donde esta se comporta como planta invasora.

La eliminación de la Arundo donax puede ser más o menos complicado según el grado de invasión o las características del terreno ya que en ocasiones se necesita de maquinara pesada para su control.

Uno de los métodos es la aplicación de herbicidas de translocación para que el efecto de su materia activa pueda llegar a su rizoma. Si sólo se actúa sobre su follaje, esta planta rebrotará fácilmente al poco tiempo.

El fuego tampoco es un buen método ya que este no actúa bajo el suelo y por lo tanto la planta rebrotará y con más fuerza poco después, ya que no encontrará vegetación que le haga la competencia de luz y espacio.

El método más empleado es el corte de su masa foliar (cañas) y arranque de sus rizomas. En el proceso se debe tener el suficiente cuidado de no dejar resto de cañas y rizomas que pudiesen arraigar. Los trabajos de suelo suelen ser muy complejos y para ello se necesita de la maquinaria pesada que permita remover la suficiente capa de tierra para no dejar restos de rizomas.

Una vez eliminada del lugar hay que estar atentos a posibles rebrotes para eliminarlos inmediatamente. Del mismo modo, si la situación lo permite, se puede cubrir durante varios meses el terreno con un geotextil antihierba para asegurarnos de que cualquier pedazo de la planta pueda enraizar e iniciar su reinvasión.

Dejar respuesta

Por favor ponga su comentario!
Por favor ponga su nombre aquí