Control climático en invernaderos

0
1598
iluminacion fotoperiodo cultivo rosas

El control climático en invernaderos es un aspecto de vital importancia cuando se trata de obtener en ellos la máxima producción posible… cuando entendemos los invernaderos como verdaderas fábricas de producción de flores, plantas o frutos.

Se entiende como control climático en invernaderos, el control racional y adecuado de humedad, temperatura, renovaciones de aire, niveles de CO2, luminosidad, etc. siendo estos parámetros distintos para cada especie en cultivo e incluso variedad.

A nivel de bricojardinería, cuando tenemos un pequeño invernadero, controlamos el clima abriendo o cerrando ventanas y puertas, incorporando calefacción, cubriendo con tela el invernadero o pintando sus cristales en verano, etc. siempre desde un punto de vista intuitivo y en el que la experiencia es muy importante.

A nivel profesional, el control climático en invernaderos es todo tecnología de última generación. Para ello existen centralitas especialmente fabricadas para realizar el control climático del invernadero, con panel de control… con pantalla LCD de gran tamaño… que permiten una lectura de los datos climáticos además de una navegación más cómoda a través del menú de gestión.

Estas centralitas para el control climático en invernaderos permiten según modelos controlar la gestión de varios climas independientes desde la misma unidad, lo que permite realizar una gestión y lectura de los datos mucho más cómoda. Y también poseen la opción de “Modo Archivado”, que permite guardar todos los datos climáticos registrados por los diferentes sensores del invernadero en la memoria de la centralita, para poder realizar posteriores consultas. Sin olvidar que aun estando en el interior del invernadero, permite realizar su conexión directa al cuadro de automatismos que puede estar en las oficinas centrales.

¿Qué puede someterse a control climático en invernaderos? Algunos ejemplos son:

La temperatura.- Coordinando factores que inciden directamente sobre ella, como son la luminosidad, temperatura exterior, etc. activando aperturas y cierres de ventanas, pantallas térmicas o calefacción.

La humedad ambiente.- Activando aperturas y cierres de ventanas parciales o totales, aportando humedad mediante humidificadores estratégicamente distribuidos por el invernadero, e incluso la utilización de sistemas como el Cooling system.

La duración del día o la noche.- También conocido como fotoperíodo, con pantallas térmicas de opacidad total permiten aplicar oscuridad total (noche) en el período del día que se desee. O con lámparas especiales crear luz día durante períodos nocturnos.

La renovación del aire del interior del invernadero.- Para evitar enrarecimiento del aire y que la planta no desarrolle correctamente. Normalmente activando aperturas y cierres de ventanas totales o parciales, o apoyándose en ventiladores para inyectar o extraer aire del invernadero.

La intensidad de luz a lo largo del día.- Extendiendo sobre el cultivo pantallas térmicas de diferentes tipos de gramaje según el tipo de cultivo.

No hay comentarios

Dejar respuesta