Kaki o caqui

1925
arbol de kaki

El kaki o caqui (Diospyros kaki) es una fruta tropical que pertenece a la familia de las Ebenáceas. Su fruto es de color más o menos anaranjado según la variedad, con la piel lisa y con un sabor muy dulce. El kaki se consume como fruta fresca y es una fuente importante de vitaminas A y C. También aporta pequeñas cantidades de vitaminas B1, B2 y B3.

Según su origen se consumen sobre todo tres especies de kaki, el de China, el de Japón y el de Virginia. Originariamente, todas las variedades eran astringentes, pero gracias a la selección y mejora varietal, las nuevas variedades tienen la característica de haber eliminado o reducido en menor o mayor medida en ellas esta astringencia.

Cuando el kaki se consume como fruta fresca, puede ser con cuchara cuando el fruto está blando y la piel es casi transparente, o con cuchillo y tenedor si la carne está tersa (sin la astringencia). También puede estar desecado o ser empleado en la elaboración de pasteles o mermeladas.

El kaki o caqui es el fruto del kaki, un árbol que puede llegar a medir hasta los 18 metros de altura, aunque en explotaciones bien gestionadas apenas les dejan alcanzar los tres metros para facilitar su recolección. Existen dos tipos de kakis cultivados: el Dyospiros kaki y el Dyospiros lotus, que se utiliza como patrón.

Ramifica muy poco y su porte es más o menos piramidal, aunque con la edad y las constantes podas se hace más globoso. Tiene hojas caducas y son ovaladas y algo pilosas en el envés. Estas presentan un color que va de verde a rojo anaranjado.

Este árbol puede formar varios tipos de flores: femeninas, masculinas y hermafroditas. También pueden aparecer árboles con un solo tipo de flores o con más de uno. Sus flores se agrupan generalmente de tres en tres. Las femeninas son grandes, con pétalos verdosos, y dispuestas individualmente. Actualmente sólo se plantan árboles femeninos y escasos machos para su polinización.

En España, la variedad más consumida es Rojo Brillante, producida en la comarca de la Ribera del Xúquer, en la provincia de Valencia (España). Esta variedad se distingue por su calidad, tamaño, color, sabor y ausencia de semillas. Se puede degustar de dos formas distintas: el ‘Classic’ se recolecta maduro, su pulpa blanda se come con cuchara; el ‘Persimon’ tiene un color anaranjado y su textura más firme permite que se coma con cuchillo y tenedor.

No hay comentarios

Dejar respuesta