Mosquitos en el estanque

3425
mosquitos en los estanques

Sabemos que en el estanque y las lagunas del jardín hay un oasis de vida, tanto vegetal como de fauna. Todos ellos viven en una cierta armonía aunque se ve alterada por la mano del hombre ya que pretendemos que en realidad esté a nuestro gusto sin tener en cuenta el equilibrio natural. Parece que todo debe de ser amigable a nuestros gustos sin tener en cuenta nada más.

En el caso de la fauna, en ocasiones podemos ver mosquitos en el estanque… más bien sus larvas y en la mayoría de ocasiones como fruto de un descuido en su mantenimiento. Pertenecen al grupo de animales incómodos y lo recomendable, desde un punto de vista de sanidad, es evitar su aparición.

Hablar de mosquitos, aunque sea en el estanque del jardín, es hablar de un término genérico con el que se designa a varias familias de insectos del orden de los dípteros y en particular del suborden de los nematóceros. Algunas de las familias más destacadas designadas genéricamente como mosquitos son los Culicidae o culícidos (los verdaderos mosquitos, parásitos que se alimentan de la sangre de otros animales), los Chironomidae o quironómidos (no se alimentan de sangre), los Tipulidae o tipúlidos (son como mosquitos gigantes pero son inofensivos) y varias familias del infraorden Bibionomorpha.

Se han descubierto más de 3.000 especies de mosquitos en todo el mundo, de las que unas 60 viven en España. Pero este número podría ser mayor ya que constantemente, principalmente como consecuencia de la globalización, se encuentran de forma continua nuevas especies.

Mosquitos en el estanque

Volviendo a los mosquitos más molestos, los de la familia Culicidae o culícidos, como decimos sus hembras necesitan tomar sangre para conseguir las proteínas necesarias antes de poner los huevos. Para ello tienen una boca extendida en forma de pico que consiste en un avanzado mecanismo succionador capaz de atravesar la piel y con la cual absorben la sangre.

Como curiosidad, hay que saber que para facilitar la succión de la sangre en su fase adulta, segregan una saliva que contiene sustancias que actúan como anticoagulante (es lo que produce el hinchazón y el picor), evitando así el cierre rápido de la picadura y tener tiempo a terminar su proceso de extracción sin dificultad.

Una picadura es suficiente para que las hembras obtengan la sangre que necesitan por cada puesta de huevos, aunque algunas especies como el mosquito tigre (Aedes albopictus) o el Aedes aegypti, toman esa sangre en varias picaduras seguidas, por lo que un sólo mosquito provoca varias ronchas.

Los mosquitos tienen cuatro etapas de desarrollo en su vida: huevo, larva, crisálida y adulto. Salvo en la última etapa, necesitan el agua para completar sus ciclos de vida, como puede ser aguas estancadas de lagunas y estanques en el jardín, además de otras zonas naturales con agua ríos, ciénagas, lagos, pantanos, humedales, etc.

Si bien los mosquitos en el estanque pueden ser alimento para el resto de fauna más amigable del mismo, en realidad deben de ser eliminados ya que también pueden ser trasmisores de ciertas enfermedades víricas de importancia, sobre todo en regiones de clima tropical como por ejemplo la malaria, el dengue, la fiebre del Río Ross, etc.

El momento elegido para buscar su alimento depende también de la especie: algunas pican de día, como el mosquito tigre, otras prefieren la noche, en otros casos el crepúsculo, y algunas pueden picar las 24 horas. Pero en general, es el atardecer y el anochecer son los momentos de mayor activación de las hembras.

Para su control de los mosquitos existen varios métodos, algunos ecológicos y respetuosos con el medio ambiente. Los hay larvicidas con bacterias “seguros y ecológicos”, pero para uso profesional. Los aparatos de ultrasonidos comercializados para ahuyentar a los mosquitos son según muchas opiniones “auténticos engaños”. Están las telas mosquiteras como una barrera física eficaz. El drenado de ciertas zonas de cría de mosquitos también ayuda notablemente. La eliminación de elementos que puedan acumular agua de lluvia o riego es imprescindible ya que favorecen la reproducción de los mosquitos. Evidentemente están los peces y anfibios como las ranas y sobre todo… la sanidad correcta del estanque o laguna del jardín.

No hay comentarios

Dejar respuesta