Milhojas de berenjena

75
Milhojas de berenjena y tomate

Si te gusta la berenjena, sabrás que con ella puedes hacer infinitas recetas. Hoy os dejamos un milhojas, que junto con los ingredientes que vas a necesitar, resulta un delicioso y saludable plato.

Os recordamos los beneficios de la berenjena que era uno de los ingredientes destacados en la receta anterior.

Ingredientes para el Milhojas de berenjera:

  • Berenjenas
  • Tomate (el de rama es ideal por el tamaño similar al de la berenjena)
  • Sal
  • Aceite
  • Humus o queso rayado
  • Albahaca

Pasos para su elaboración:

  • Pelamos si se desea la berenjena o la podemos poner sin pelar, así que la lavamos como el tomate y los cortamos a rodajas de más o menos un dedo de grosor.
  • Colocamos las rodajas de berenjena en la sartén y las cocinamos hasta que estén blanditas con su correspondiente sal y aceite.
  • En el microondas podemos poner al mismo tiempo las de tomate espolvoreadas con sal.
  • Una vez hechas la berenjena y el tomate montaremos el milhojas: Empezamos con una rodaja de berenjena, después una de tomate y así sucesivamente hasta terminar de montarlo con una de berenjena. (Cuatro de berenjena y tres de tomate es una buena proporción).
  • En la cima de nuestro milhojas, añadiremos un poco de queso rayado y espolvorearemos albahaca para que le dé un toque especial.
  • Los veganos pueden sustituir el queso por humus.

Ingrediente destacado: el tomate

Hoy destacamos las propiedades y los beneficios saludables del tomate, un alimento rico en minerales y vitaminas, muy fácil de combinar en múltiples y variados platos.

El tomate, no sólo mejora considerablemente el sabor de cualquier guiso, también aporta muchos beneficios para la salud que debes conocer muy brevemente:

Es un potente antioxidante natural que aporta vitamina C, remedio natural contra el envejecimiento y gran aliado para el buen aspecto de nuestra piel, pelo y dientes. También vitamina A que mejora nuestra visión y protege nuestros ojos de enfermedades degenerativas o ceguera nocturna.

El tomate nos mejora la circulación sanguínea por su contenido en hierro. También nos aporta vitamina K, que ayuda a controlar la coagulación de la sangre. Al ayudar en la mejora de la circulación sanguínea, el tomate protege la salud frente a problemas como el infarto de miocardio y cardiovasculares.

Su alto contenido en fibra cuida del tránsito intestinal y evita la aparición de enfermedades que tengan que ver con los órganos gastrointestinales. Además es un diurético natural ya que contiene potasio y bajos niveles de sodio, lo que favorece a evitar la retención de líquidos y a la eliminación de toxinas.

Dejar respuesta

Por favor ponga su comentario!
Por favor ponga su nombre aquí