Ruta graveolens, una aromática muy especial

1790
Ruda flor

Planta medicinal, planta aromática, incluso… ¡planta mágica!, la Ruta graveolens, una aromática muy especial y más conocida como “ruda”, es una especie perteneciente a la familia de las Rutáceas y es originaria del sur de Europa, aunque ha podido llegar hasta el sur de Europa a través del norte de África y la región mediterránea.

La ruda también es conocida popularmente como ruda común, ruda cultivada, arruda, ruda de los huertos, ruda hortense, ruda medicinal, etc.

La Ruda crece de forma arbustiva en pleno campo, preferiblemente en áreas mediterráneas ya que tolera muy bien los ambientes cálidos con suelo seco. El aroma de sus hojas es tan peculiar que no deja indiferente a nadie: mientras a unos les encanta… a otros lo detesta. Pero algo tiene en especial cuando se cultiva como planta ornamental de jardín, como hierba medicinal y de condimento, aunque esto último de forma más que discutible.

Con una altura que puede superar ligeramente el metro de altura, la ruda se comporta como arbusto muy ramificado que puede vivir varios años. Dada esta longevidad, su tallo puede volverse leñoso. Florece de mayo a septiembre, y es en verano cuando la encontramos en plena floración.

Las hojas de Ruta graveolens son semi-perennes, de color verde azulado, desarrollándose de forma alternas, compuestas por varios segmentos de los cuales los laterales son alargados y el terminal ovalado o blanquecino, de consistencia algo carnosa. El conjunto de su follaje, asociado al olor peculiar y penetrante que desprende… sobre todo si es tocada, le proporcionan su particular valor ornamental. El sabor de las hojas es ligeramente picante pero éste queda enmascarado por el intenso aroma que despide.

Las flores de Ruta graveolens no son su principal atractivo ornamental como decimos. Estas se forman en ramilletes y tienen entre cuatro y cinco pétalos de color amarillo vivo. Una vez fecundadas, su fruto es una especie de cápsula con cinco lóbulos en el que se encuentra sus semillas.

La ruda como planta medicinal

La ruda ha venido utilizándose desde tiempos inmemoriales para aliviar dolores producidos por reumatismos, ciática y gota, entre otros. También ha sido utilizada como tónico digestivo y para aliviar los efectos de gases y cólicos. La ruda es una hierba comestible y de uso frecuente en ensaladas.

La ruda (Ruta graveolens) es una buena fuente de flavonoides, que ofrecen propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, antialérgicas, antibióticas, antidiarreicas y según algunos estudios indican que una dieta rica en flavonoides puede disminuir el riesgo de contraer cáncer, aunque no se ha encontrado significación estadística, por lo que no se han podido relacionar directamente con la efectividad contra el cáncer.

No es aconsejable usuar ruda a mujeres que están embarazadas, o crean que puedan estarlo, ya que la ruda posee principios activos emenagogos (debido a la metilnonilcetona), por lo que podría inducir el aborto involuntario.

Ruda no debe utilizarse nunca en dosis grandes, ya que su toxicidad es muy alta en dosis elevadas pudiendo causar envenenamiento en personas sensibles.

Los flavonoides ejercen un amplio espectro de funciones en las plantas, principalmente como pigmentos de colores amarillos en los pétalos de las flores con la función de atraer los insectos polinizadores, o de colores azules (antocianos) con la función de captar ciertas longitudes de onda de la luz, lo que permite a la planta reconocer el fotoperiodo.

Dejar respuesta

Por favor ponga su comentario!
Por favor ponga su nombre aquí