Viola x wittrockiana

0
3840
Viola x wittrockiana

Con la llegada del otoño, una de las primeras plantas de temporada que comienzan a verse en los jardines es la Viola x wittrockiana. Conocidas popularmente como pensamientos, se encuentran entre las preferidas para crear estupendas manchas de color en los jardines, decorar jardineras e incluso disfrutarlas como pequeñas plantas de flor de forma unitaria.

La planta híbrida Viola x wittrockiana fue obtenida de la especie silvestre Viola tricolor. Durante los siglos XIX y XX, jardineros aficionados de toda Europa del norte cruzaron una y otra vez la Viola tricolor (el pensamiento silvestre) con otras especies nativas de violetas para producir un patrón de flores más atractivas. Como resultado de estos cruces… y los realizados mediante hibridaciones durante finales del siglo pasado por las empresas obtentoras de semillas, han permitido la existencia actual de miles de variedades.

Viola x wittrockiana

¿Cómo es la Viola x wittrockiana?

La Viola x wittrockiana pertenece a la familia Violaceae, la misma que las violetas. De origen hortícola, es una planta híbrida cultivada por sus vistosas flores.

Estamos ante una pequeña planta de flor que no suele alcanzar mucho más de 25 centímetros de altura y que según el clima y cultivo se puede comportar tanto bianual como anual e incluso perenne si el clima le es muy favorable.

Es una planta típica de días frescos, su floración en el hemisferio norte comienza durante los primeros meses de otoño y continúa hasta bien entrada la primavera. Con la llegada del calor veraniego, su aspecto va decayendo, momento que invita a su arranque para sustituirlas por otras plantas de temporada de flor más propias de esta época del año. Si no las arrancamos e incluso las podamos, éstas volverán a brotar con fuerza nada más entre la época con temperaturas más frescas.

Esta planta herbácea está provista de tallos erguidos de porte ascendente con numerosas ramificaciones angulosas y huecas.

Sus hojas son planas de color verde oscuro, crecen de forma alterna y su aspecto es oblongas, festoneadas y algo carnosas con estípulas pinnatífidas (órganos foliáceos o laminares que poseen foliolos más o menos numerosos).

Flores de Viola x wittrockiana blanca

Sus flores, de gran valor ornamental, son muy numerosas. Salen aisladas y llaman la atención por ser bastante grandes en relación a la misma planta. Son axilares, grandes y solitarias. Son pentapétalas y son ligeramente aterciopeladas, desiguales y mucho más largas que el cáliz. En cuanto a su tamaño, varía con la variedad, estando entre los 5 y 10 centímetros de diámetro en la mayoría de las variedades.

Los colores de sus flores son muy variados, llegando a crear verdaderas competiciones entre los obtentores de variedades. Así las hay de colores puros como el dorado, el blanco, amarillo, rojo, violeta, azules… y en todos sus tonos, desde los más suaves a muy intensos. El enriquecimiento cromático también se nutre de los jaspeados, casi en tan diversas tonalidades y gamas como podemos imaginar.

Variedades de Viola x wittrockiana

Las variedades de Viola x wittrockiana componen un amplísimo catálogo basado en características de desarrollo de la planta, respuesta agronómica, en el jardín y sobre todo en las características de sus flores (tamaño, color, durabilidad, etc.).

En relación a estas variedades aparecen nuevas y desaparecen antiguas según las necesidades del mercado. En este sentido, las empresas obtentoras de nuevas variedades están inmersas en una constante innovación para copar la mayor parte del mercado posible.

Más que variedades… que también, las empresas genetistas ofrecen series con nombre-marca y bajo registro que agrupan un determinado número de variedades, que aun distintas en el color de sus flores, mantienen un patrón común en su respuesta en cultivo y jardín.

El motivo es homogeneizar los resultados en toda la cadena: el productor gestiona mejor su cultivo y los pensamientos una vez en el jardín terminan de desarrollarse de forma más armoniosa.

Un ejemplo de ello son las series de Delta®, FPSelectTM o WonderfallTM de Syngenta; Ispire® de Benari o Pansy (Crown, Dynamite, Grandio, Majestic Giants II, Supreme, Ultima,…) de Sakata. Dentro de cada una de estas series podemos encontrar numerosas variantes de colores si bien todas ellas tienen un marcado patrón compartido.

Cultivo de Viola x wittrockiana
Variedades de Viola x wittrockiana de Benary

Cultivo de Viola x wittrockiana

Para el cultivo de la Viola x wittrockiana, los aficionados a la bricojardinería suelen comprar sobres de semillas. Saber o tener información técnica profesional al respecto es de gran ayuda, ya que nos proporcionan datos y factores a tener en cuenta para realizar un cultivo de Viola x wittrockiana con éxito.

A continuación daremos algunos datos técnicos de interés referente al cultivo del pensamiento, si bien estos deben de tomarse siempre como orientación ya que según las variedades cultivadas, sustrato utilizado, clima, etc. pueden variar notablemente los resultados.

Al tratarse de una planta ornamental de temporada y dentro del grupo de plantas de otoño, realizaremos el semillero en un lugar resguardado y si es preciso con calefacción. El período de siembra puede ir desde principios de otoño a mediados de invierno. Fechas de siembra posteriores nos darían plantas para poner en el jardín con temperaturas ambiente ya demasiado altas.

Las temperaturas de germinación, a nivel profesional son muy tenidas en cuenta ya que se realizan bajo control climático en invernadero. Para ello establecen diferentes etapas o períodos de germinación, asociando a ellos rangos de temperatura concretos. Por ejemplo:

Período 1.- Que comprende desde el momento de la siembra, momento en que comienza la radícula a romper la piel de la semilla entrando en contacto las raíces con el medio, hasta que los cotiledones están completamente desarrollados.

Período 2.- Desde que los cotiledones están plenamente desarrollados hasta que una o dos hojas verdaderas se encuentra plenamente desarrolladas.

En estos dos períodos que suelen comprender entre 14 y 21 días, las temperaturas deben oscilar entre los 15 y 18°C. Las temperaturas superiores a 18°C inhibirán la germinación.

Período 3.- Se inicia desde que una o dos primeras hojas verdaderas están plenamente desarrolladas hasta que la plántula se encuentra a un 80% de su tamaño para ser repicada.

Período 4.- Las plantas jóvenes están listas para ser repicadas y comienza el proceso de ser endurecidas al exterior. Esta última etapa tiene una duración de aproximadamente unos 7 días.

En estos otros dos períodos que suelen comprender también entre 14 y 21 días, las temperaturas deben oscilar entre los 12 y 16°C.

Viola x wittrockiana

El semillero lo realizan mediante siembra directa sobre bandejas de alveolos. A nivel aficionado, se puede realizar mediante una siembra a voleo sobre una bandeja con un sustrato para semilleros, a base de turba, ligeramente fertilizado y con un pH ligeramente ácido, sobre 5,5 ó 6. El sustrato debe de estar humedecido y tras la siembra, se puede recubrir la semilla ligeramente o bien con el mismo tipo de sustrato o con vermiculita.

Durante todo el proceso de siembra y germinación, es vital que el sustrato se mantenga ligeramente húmedo, pero no encharcado. También debemos evitar la luz solar directa sobre la superficie sembrada.

Tras realizar el semillero y tener las plántulas ya germinadas (coloquialmente llamada planta joven), procederemos a su plantación en unas macetas de unos 10 centímetros de diámetro aproximadamente.

El sustrato indicado en este caso es un sustrato universal o sustrato para plantas de exterior, con un pH de entre 5,8 y 6. La Ec (conductibilidad eléctrica del sustrato) deseada debe de situarse entre 1 y 1,5.

Las temperaturas ideales de cultivo en esta fase son entre 2 a 5ºC durante la noche y alrededor de 20ºC durante el día. Por debajo de ellas se ralentizará su desarrollo y por encima se acelerará, en ambos casos, su crecimiento no será el idóneo.

Una vez crezcan y adquieran un tamaño razonable, similar al que se puede encontrar en el comercio, las podremos plantar directamente en el jardín… tal y como haríamos si las hubiésemos comprado en un vivero, centro de jardinería, etc.

En estas condiciones, el tiempo de cultivo del pensamiento desde su repicado (plantación a la maceta) y estar listas para su plantación directamente en el jardín es de 9 a 14 semanas.

Cuidados de Viola x wittrockiana en el jardín

Los cuidados de Viola x wittrockiana en el jardín son relativamente escasos ya que estamos ante una planta muy rústica. Ojo, hablamos en el jardín pero también nos referimos en el caso de que se planten en jardineras en balcones, terrazas, etc.

A la hora de su plantación elegiremos ubicaciones a pleno sol ya que en esta época del año, cuando se planta el pensamiento, el tiempo no es muy caluroso.

Si lo hacemos en jardineras o maceteros, el sustrato elegido puede ser un sustrato de plantación o sustrato para plantas de exterior. En el caso de plantación directa en el terreno, si este es muy arenoso o está muy apelmazado, podemos mejorarlo incorporando un buen compost o enmienda orgánica en una proporción del 15 al 30% según las condiciones del terreno original. También podemos incorporar un abonado de fondo durante la preparación del terreno.

Tras la plantación, en el que mantendremos el mismo nivel de plantación que posee en la maceta, realizaremos un riego copioso y seguido de posteriores riegos moderados, siendo frecuentes durante la primera semana tras su plantación y distanciados durante el resto de cultivo para favorecer el desarrollo radicular.

Si no hemos aportado ningún abonado de fondo en el terreno, los abonados pueden realizarse a partir de las 3 ó 4 semanas de su trasplante, con un abono del tipo 18-12-24 más microelementos en fertirrigación (abono mezclado en el agua de riego), a una dosis de un gramo por litro y con una frecuencia de una o dos veces por semana según la velocidad de desarrollo del momento. Si, sí se ha realizado, podemos comenzar con los abonados un par de semanas más tarde.

Viola x wittrockiana

Debemos saber que el pensamiento requiere niveles bajos de fertilización. Sus raíces son sensibles a altos niveles de sal en el sustrato.

Las plagas más comunes que se pueden presentar son el Pulgón y las Orugas. Estas las controlaremos fácilmente con insecticidas, si pueden ser sistémicos mucho mejor.

En cuanto a las enfermedades no son muy frecuentes, pero en el caso de presentarse alguna, la Alternaria, la Tielaviopsis y la Cercospora pueden ser los más propensos a manifestarse.

En el contexto de sus cuidados, la temperatura también es importante. En este caso, al estar al aire libre, todo se concentra en su época de cultivo: los meses menos calurosos del año. Temperaturas nocturnas al aire libre sobre 15°C son muy interesantes para su crecimiento compacto. Temperaturas muy altas serán causa de un crecimiento excesivo y tierno. La Viola x wittrockiana soporta heladas no muy intensas.

Usos de Viola x wittrockiana

La Viola x wittrockiana tiene múltiples usos en la jardinería tanto pública como privada. Por la belleza de sus flores puede disfrutarse incluso como pequeña planta de flor individualmente.

Pero su uso más habitual es verlas en jardineras y plantadas creando hermosos macizos o parterres en el jardín, rotondas. Cuando estas plantaciones se realizan sobre masas cespitosas… los resultados son mucho más espectaculares. Otro de los usos de los pensamientos en el jardín es utilizarlos como plantas cubre suelos plantados debajo de arbustos y árboles poco frondosos, consiguiendo con su cobertura natural que no prosperen las malas hierbas.

Su abundante floración permite crear grandes manchas de color, que o bien en un sólo tono o combinados entre sí, el diseño cromático del jardín puede ser espectacular.

Una vez terminado su ciclo ornamental, los pensamientos suelen ser sustituidos por otras plantas de temporada como son las petunias, begonias, tagetes, etc.

Flores de Viola x wittrockiana

Como hemos mencionado anteriormente, la cantidad de flores de pensamientos es enorme.

A continuación mostramos un simple ejemplo de flores de Viola x wittrockiana en la que podemos ver que aunque existen grandes similitudes entre ellas… cuando nos fijamos en sus detalles observamos que existen sutiles diferencias, diferencias que los cultivadores tienen en cuenta a la hora de la elección de la variedad a cultivar.

Flores de Viola x wittrockiana
Variedades de Viola x wittrockiana de Sakata

Compartir
Artículo anteriorDía Universal de los Niños y las Niñas
Artículo siguienteLa Puente Alta
Floresyplantas.net
Fernando Cuenca Vinculado con el sector de la horticultura y jardinería, ha desarrollado trabajos de dirección de cultivos ornamentales y revistas técnicas del sector. Actualmente es Director Comercial y Consultor de Condelmed, S.L.

No hay comentarios

Dejar respuesta