Abutilon megapotamicum y sus cuidados

0
2952
flores abutilon megapotamicum

En cuanto al Abutilon megapotamicum y sus cuidados, son varios los aspectos a tener en cuenta para disfrutar de él en su máximo esplendor. Por ejemplo, sus atractivas y exóticas flores, llaman la atención y una mala poda nos privarán de ellas durante varios meses.

El Abutilon megapotamicum o Farolillo chino es un curioso arbusto de flor, de hoja perenne, con ramas largas y flexibles que puede alcanzar en el jardín sobre el metro y medio de altura. Pero también es muy recomendado para decorar terrazas y balcones, con lo que su altura puede ser menor e incluso puede utilizarse como trepadora gracias a la flexibilidad de sus ramas.

Le gusta tener mucha luz y aguanta bien el calor del verano. En el caso de necesitar un transplante, utilizaremos un sustrato de plantación o para plantas de exterior. En zonas frescas, lo plantaremos junto a la pared más cálida que tengamos o en una zona bien resguardada. También es interesante huir de los lugares con mucho viento.

Aunque prefiere la exposición con mucha luz, esto favorece su floración, en lugares muy cálidos y con ambiente seco, es importante que no le de el sol directo durante las horas centrales del día, así evitaremos que se estropeen sus hojas por los bordes, fruto de una deshidratación severa.

No tolera las heladas. Si el invierno se presenta excesivamente frío y las podemos mover por estar en maceteros o jardineras, conviene protegerlas metiéndola en casa en algún lugar bien iluminado.

El Abutilon megapotamicum requiere suelos profundos y fértiles, bien drenados y no muy calcáreos. Si lo fuesen, posiblemente se presenten carencias de hierro. En tal caso, ya sea de forma foliar o en el agua de riego, le aportaremos este micro elemento en forma quelatada.

Los riegos serán tan frecuentes como sea necesario para mantener el sustrato siempre húmedo, sobre todo durante los meses más calurosos del año.

Antes de su plantación, podemos añadir materia orgánica y un buen abonado de fondo al terreno. Al mes de su plantación, iniciaremos los abonados de mantenimiento con una riqueza tipo 18 – 12 – 24 más microelementos. El nivel de potasio debe de ser más alto que el nitrógeno para que la floración sea abundante y con buen color.

El Abutilon megapotamicum se podará durante todo el año si hace falta para mantener su formación y densidad de follaje, pero la última poda del año debe de ser, como en el caso de todos los Abutilones, a principios de otoño, ya que florece sobre la madera del año anterior. Aprovecharemos esta poda para eliminar ramas rotas, rebajar la planta y orientar la brotación primaveral, aunque esta comience en otoño.

En cuanto a plagas en el Abutilon megapotamicum, la araña roja durante los meses más secos y calurosos del año, y cochinillas son las que se pueden presentar con mayor posibilidad.

Si hay que trasplantarlos, un buen momento puede ser tras la poda otoñal. También se puede hacer durante la primavera, pero el hacerlo antes, permitirá que arranque su brotación con más fuerza durante esta época del año, ya que durante el invierno, aunque parezca que la planta está parada, sus raíces siguen desarrollándose, aunque a menos velocidad.

Como vemos, en cuanto al Abutilon megapotamicum y sus cuidados, no son muy complicados, por lo que es una planta ornamental muy recomendable para la jardinería si el clima es benigno.

No hay comentarios

Dejar respuesta