Control de erosión en olivares

62
Control de erosión en olivares

El “Proyecto TRAMCE: Control de la erosión en el olivar a través del tratamiento de las cárcavas” es un estudio de prácticas agronómicas para el control de la erosión en olivares.

Tanto desde un punto de vista económico como en extensión el olivar es uno de los cultivos más importante en la Comunidad Autónoma de Andalucía. Según datos oficiales “Andalucía cuenta con más de 1,5 millones de hectáreas de olivar y produce entre 500.000 y 1.400.000 toneladas de aceite de oliva según la climatología del año, lo que supone en torno al 37% de la producción mundial, la mitad de la europea y el 80% de la española. En torno a la mitad de la producción se destina a los mercados exteriores.”

Por otra parte, al ir aumentando la rentabilidad del olivar, se ha ido extendiendo de manera significativa su cultivo, colonizando tanto las denominadas “tierras calma” como de montaña y en este último caso con pendientes más o menos acusadas. En este contexto, unas determinadas prácticas agrícolas de cultivo tradicionales han y vienen provocando en muchos casos una erosión del suelo que necesita ser corregida y con urgencia. Este es uno de los objetivos fundamentales del Proyecto “TRAMCE: Transferencia de un método para el control de la erosión del suelo en el olivar”.

Grupo Operativo andaluz TRAMCE

El Grupo Operativo andaluz TRAMCE está formado por Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, la empresa especializada en restauración paisajística Paisajes del Sur, la Universidad de Granada y la Diputación de Granada, junto a cooperativas de Granada, Jaén y Córdoba.

TRAMCE trabaja intensamente en un proyecto innovador centrado en la investigación de métodos agronómicos que frenen los efectos de la erosión en el olivar andaluz.

En esta línea, el Grupo Operativo andaluz TRAMCE ha celebrado recientemente la Jornada “Proyecto TRAMCE: Control de la erosión en el olivar a través del tratamiento de las cárcavas”. Su objetivo es evaluar la eficacia en el control de cárcavas de nuevas estrategias agronómicas que contemplen la utilización de biorrollos (sistemas buffers… sistemas de amortiguación) conjuntamente con alternativas de fertilización más optimizadas a los requerimientos del cultivo del olivar y la gestión ambiental.

Objetivos específicos para el control de la erosión en olivar

Entre los objetivos específicos de este proyecto TRAMCE para el control de la erosión en olivares se encuentran:

  • Caracterizar los suelos de cada microcuenca y evaluar su evolución durante los dos años del proyecto.
  • Estimar y caracterizar la escorrentía y sedimentos generados por erosión en microcuencas con olivar.
  • Evaluar la eficacia del tratamiento de cárcavas con biorrollos (sistemas buffers) en la retención de sedimentos y caracterización de los mismos para estimar la capacidad de retener carbono orgánico y nutrientes en el sistema.
  • Evaluar la capacidad de disminuir el volumen de escorrentía mediante la utilización de biorrollos que favorezcan la infiltración del agua en el suelo.
  • Establecer la emisión de N2O en las parcelas tratadas y controles en las distintas microcuencas seleccionadas.
  • Cuantificar la estabilidad y fertilidad de los suelos mediante análisis microbiológicos en respuesta a los cambios operacionales introducidos.

En esta jornada se presentará este proyecto con gran interés agrario y medioambiental a profesionales de este sector y la sociedad en general.

Control de erosión en olivares

Jornada Proyecto TRAMCE y cómo reducir la erosión en el olivar

La Jornada se ha celebrado el día 29 de junio en la Cooperativa Santa Mónica de Píñar (Granada), que también es colaboradora en este proyecto.

Esta jornada informativa sobre el ‘Control de la erosión en el olivar a través del tratamiento de las cárcavas’ ha sido inaugurada por el presidente de la Cooperativa Santa Mónica, Miguel López y el director de Cooperativas Agro-Alimentarias de Granada, Gustavo Ródenas, quienes valoraron el interés económico y ambiental del proyecto.

La cooperativa Santa Mónica de Píñar está asociada a la Federación provincial y cuenta con mil agricultores de olivar y unas 4000 hectáreas de cultivos. Su presidente Miguel López destacó durante su intervención que “Este proyecto contribuye a paliar la problemática de la erosión y las cárcavas en la actividad olivarera, un sector altamente productivo y con una gran relevancia socioeconómica en Andalucía”.

Rentabilidad y sostenibilidad de las explotaciones olivareras

Valentín Contreras, responsable de la firma Paisajes del Sur, explicó a los agricultores durante su intervención la metodología del Proyecto TRAMCE y como este contribuirá a la mejora de la rentabilidad y sostenibilidad de las explotaciones olivareras, mediante la implementación de acciones de control de la erosión.

Entre sus comentarios afirmó que “Durante dos años se estudiarán técnicas agronómicas encaminadas al control de cárcavas, mediante la incorporación de biorrollos (sistemas buffers) y diversos sistemas de fertilización encaminados a la mejora de la calidad de los suelos y el aprovechamiento de recursos hídricos”.

Control de cárcavas en olivares

Otra de las intervenciones corrió a cargo del profesor de la Universidad de Granada, Manuel Sierra, en las que expuso las características de los procesos erosivos en el cultivo de olivar, frecuentes en terrenos con pendientes medias y elevadas, desprovistos de cubierta vegetal que disminuyan la erosión y frenen los efectos de las escorrentías tras las lluvias.

Otro tema tratado ha sido el análisis por parte de investigadores que harán en una finca de la cooperativa Santa Mónica, ubicada en el municipio de Deifontes en la provincia de Granada. Estos análisis se centran en las propiedades del suelo, cultivo y recursos hídricos, valorando la eficacia de los sistemas de control de la erosión implementados. Entre sus afirmaciones resaltó “Creemos que estas actuaciones, junto a unas buenas prácticas agrarias, tendrán beneficios positivos para la actividad agraria, mejorando la productividad y la fertilidad del suelo” y que además subrayó los beneficios medioambientales del proyecto de cara a mitigar el cambio climático y reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

Pero la innovación debe ser transferida y así en este proyecto, las Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía-Granada realizarán la transferencia de conocimientos e innovaciones al sector agroalimentario oleícola regional, promoviendo la incorporación de estas prácticas agrarias en las cooperativas del sector.

Dejar respuesta

Por favor ponga su comentario!
Por favor ponga su nombre aquí