Nuevas normas para residuos de envases agrícolas

51
Recogida de envases de fertilizantes

Hasta ahora, la responsabilidad de la gestión de los envases vacíos agrícolas de fertilizantes, bioestimulantes agrícolas y fitosanitarios, estaba en manos de los agricultores. Con la entrada en vigor del nuevo cambio normativo, en relación con la gestión de residuos de envases de uso agrario profesional, pasa a formar parte de su gestión, la empresa productora de estos productos agrícolas.

De esta forma, nos encontramos ante un cambio normativo en relación con la gestión de residuos de envases de uso agrario profesional, por lo que el sector debe adaptarse a ello y con premura.

Cambio normativo de gestión de residuos de envases agrarios

Jose Vicente RondaEste cambio de responsabilidades estaba previsto, con base legislativa (Ley de residuos y suelos contaminados), que entrase en vigor sobre el 2025. Lo que sucede es que, todo apunta a que las fechas de entrada en vigor se adelantan. Y esto obliga a las empresas productoras de estos productos agronuticionales y fitosanitarios, a asumir dicha responsabilidad y asegurar así la correcta gestión de los envases tras su uso, en la línea de reducción de un impacto medioambiental.

A partir de aquí, surgen muchas preguntas que, gracias a José Vicente Roda, director general de AEVAE – Sistema Colectivo de Responsabilidad Ampliada del Productor (SCRAP), se dan respuesta.

Destacar que un gran número de empresas fabricantes de agronutrientes y bioestimulantes agrícolas, ya asociado en AEVAE, también lo está en AEFA (Asociación Española de Fabricantes de Agronutrientes), por lo que ya están cumpliendo con la nueva Ley de residuos y suelos contaminados.

¿Qué supone para las empresas esta nueva situación de tener que estar adheridos a un SCRAP?

En este marco, el fomento de la economía circular, en el contexto de sostenibilidad económica y medioambiental, afecta al modo de consumir los materiales auxiliares. Bien sea reduciendo su uso, fomentando su correcta gestión y reutilización, valorización o reciclado, así como incrementando la eficiencia en los procesos productivos para reducir la huella de carbono de su actividad. Todo ello pone a la empresa en una situación de adaptación necesaria que no en pocas ocasiones preocupa y desestabiliza a quienes aún no estaban adheridos a un Sistema de Responsabilidad Ampliada del Productor (SCRAP).

Lo que en AEVAE se inició de forma voluntaria hace unos años para sus socios, ahora es una realidad que impacta en la estrategia de producción y la actividad de todas las empresas del sector. Este cambio evidencia la necesidad de adherirse a un Sistema, bien sea individual, bien sea colectivo, y demostrar el cumplimiento de dicha obligatoriedad.

AEVAE lleva a cabo su actividad asumiendo unas responsabilidades por el colectivo de socios que lo forman. ¿Cuáles son las obligaciones que asume el SCRAP?

Efectivamente, la figura del SCRAP asume una serie de obligaciones por los socios. Por un lado, como entidad sin ánimo de lucro, procede a la organización y financiación de la recogida y tratamiento de residuos de envases; por otro, se enfoca en el logro de los objetivos marcados de recogida y reciclado; y finalmente se compromete al cumplimiento de las obligaciones informativas que toda la actividad conlleva.

En este último punto, la contribución de los socios es fundamental. Son ellos quienes aportan al SCRAP la declaración responsable de envases, indicando su composición y peligrosidad. AEVAE centraliza y consolida la información, de forma que puedan comunicar a los gestores de residuos las características de los envases que han de recoger.

Además, se documenta todo el proceso para permitir la trazabilidad del residuo, demostrando su tratamiento y valorización y se asegura de que se refleje en factura correctamente, de forma clara y diferenciada, la contribución que hace la empresa adherida para lograr el correcto tratamiento del envase como residuo.

Asamblea de AEVAE

En vuestro caso, ¿qué ventajas tiene adherirse a este SCRAP?

La empresa adherida a nuestro SCRAP pasa a ser inmediatamente un nuevo socio, es decir, su participación es directa, ya sea en las decisiones que se tomen, las líneas estratégicas que se tracen para el futuro del SCRAP, las actividades que se organicen, … Sus opiniones son escuchadas y consideradas siempre, porque creemos que de la pluralidad y las diferentes casuísticas podemos aprender todos y mejorar como sector.

Esto ha permitido la consolidación de AEVAE como Sistema Colectivo de Responsabilidad Ampliada del Producto, en cuanto a la gestión de residuos de envases del sector agro.

Tras varios años operando en el territorio nacional, las empresas cuentan con un servicio alternativo de valorización de envases, cumpliendo con el compromiso adquirido con la reducción del impacto en el medio ambiente.

¿Qué está haciendo como SCRAP dentro del concurrido sector de la gestión de residuos?

Evidentemente, la actividad que desarrollamos como SCRAP no es novedad, pero sí la forma en que viene ofreciéndose el servicio a los socios, que son nuestra prioridad en nuestra actividad diaria.

La clave del éxito de la fórmula de AEVAE está en el asesoramiento profesional y el acompañamiento a los socios para hacer realidad el compromiso adquirido.

Su adherencia al proyecto no consiste en una cuota y una gestión de envases, es una realidad de compromiso medioambiental, más allá de la obligatoriedad legal. Esto lo hemos demostrado en años pasados y nos permite decir que nuestros socios están preparados para las condiciones que marcan en nuevo RD de envases y residuos de envases.

Conferencia sobre Economía Circular

¿Cómo se implementan las nuevas tecnologías y tendencias en mejora de la trazabilidad de los residuos?

Tenemos un desarrollo de software propio, una forma fácil de proceder con la información y las gestiones diarias. Todo ello permite la digitalización de la información, de las declaraciones y la parte administrativa de AEVAE.

Era imprescindible incorporar las tecnologías de la información dado que permiten hacer realidad nuestro valor de transparencia. La información y la comunicación bidireccional de la actividad de la asociación permiten a los socios saber y confiar en la más estricta y profesional gestión, protegiendo su confidencialidad y haciendo un correcto uso de la información.

Además, ofrecemos un asesoramiento permanente a quienes son parte imprescindible en el correcto funcionamiento del sistema, los socios y sus clientes, que conforman a su vez la red de puntos en donde los envases son recogidos.

Nuevos puntos de recogida AEVAE

Hablando de la red de puntos de recogida de AEVAE, el número está en continuo crecimiento, ¿qué decide a los clientes a sumarse y formar parte de esta red?

Los puntos de recogida de envases agrarios son fundamentales en la viabilidad de las rutas y la optimización de la gestión de residuos, nos permiten tener una información de mercado y una fuente de mejora continua que permite al sistema ajustarse a las necesidades de todos los participantes: los socios, sus clientes y los consumidores de productos de aplicación agrícola.

En la gestión diaria es primordial la comunicación transparente y fluida, y hemos de agradecerles su confianza.

Además de esto, en el área más institucional, los acuerdos alcanzados con diferentes entidades y Administraciones han permitido llegar a dar servicio en zonas geográficas donde anteriormente no se llegaba.

Sin olvidar la recogida itinerante de envases agrícolas que organizamos en aquellas áreas geográficas en las que por cuestiones logísticas aún no hay puntos de recogida AEVAE fijos. Estas campañas de recogida las ponemos en marcha ya de forma periódica en muchos casos. Con ella facilitamos a los agricultores la recogida de sus envases agrarios para garantizarles que sus envases recibirán un tratamiento medioambientalmente correcto, avanzando hacia una economía circular y una mejor gestión de los recursos disponibles.

Más allá de los propios socios, ¿qué impacto está teniendo la actividad de vuestro SCRAP en los clientes y consumidores del sector agrario?

No hemos de olvidar que el motivo de nuestra actividad es el envase como residuo y su valorización. Pero quien hace realidad su retorno es el consumidor de productos de aplicación agrícola.

En este sentido, vemos orgullosos que las campañas de difusión están mejorando la concienciación y logrando sumar más toneladas adheridas, y confiamos en seguir alcanzando más capas de la sociedad con nuestra comunicación y buen hacer.

Envases agrícolas vacios de abonos

Para aquellas empresas que se plantean su adhesión, ¿con qué mensaje les invitarías a participar?

Estamos para asesorarles y lograr reducir la complejidad del trámite y cumplimiento de la normativa medioambiental. AEVAE acompaña a las empresas agilizando el proceso de adaptación y así permitirles concentrarse en otros retos más apremiantes dada la situación que está viviendo el sector en los últimos dos años.

Nuestra prioridad es el correcto tratamiento y trazabilidad de los envases hasta lograr su valorización, contribuyendo fehacientemente al logro medioambiental de que dichos envases sean reutilizados, reciclados o valorizados.

En consecuencia, queremos que esto también permita al sector generar una actividad coherente con la sostenibilidad económica y del entorno. Este es nuestro compromiso y nuestra realidad a día de hoy. Y esperamos seguir sumando más empresas que acepten el reto formando parte de AEVAE.

Dejar respuesta

Por favor ponga su comentario!
Por favor ponga su nombre aquí