Orquídea Cymbidium

2429
cymbidium amarillo 4

La orquídea Cymbidium es la más cultivada, popular y deseada orquídea del mundo debido a sus bellas flores. En realidad, Cymbidium es el nombre del género de esta planta tan popular y pertenece a la familia de las Orchidáceas. A ella se asocian unas 52 especies más y a todas ellas se las denomina Orquídeas.

El género Cymbidium procede de zonas de climas cálidos y sin heladas, como son las regiones húmedas o lluviosas de Asia tropical y subtropical (norte de India y Birmania, China, Japón, Malasia, las Filipinas, Borneo y norte de Australia). La descubrió por primera vez Olof Swartz en 1799 y su nombre deriva de la palabra griega kumbos, que significa “agujero, cavidad”, refiriéndose a la forma de la base del labio.

Dentro del género Cymbidium, existe una gran cantidad de especies y dentro de ellas, miles de variedades. De todas estas especies, las hay con un marcado carácter ornamental, sobre las cuales y en base a hibridaciones principalmente, se crean nuevas variedades destinadas al comercio, tanto de la flor cortada como ya a menor escala el de planta en maceta.

Las plantas de Cymbidium se desarrollan de forma general hasta una altura de 60 centímetros con su masa foliar. En cuanto a su floración, emite varas florales en forma de racimo de flores, alcanzando alturas que perfectamente pueden superar los 90 centímetros.

Su cultivo comercial se realiza en viveros donde su control climático y fertilización es vital de cara a obtener su máximo rendimiento. De ellos salen a la venta o bien sus flores (en varas o individuales) como flor cortada, o en contenedores como planta en maceta. Su venta se realiza durante todo el año, si bien fechas como el Día de la Madre o San Valentín, marcan decisivamente su compra.

flores de cymbidium

Cuidados del Cymbidium

El Cymbidium es una orquídea elegante, sorprendente y hermosa. La podemos disfrutar tanto en arreglos florales, como una sola flor o con toda la planta en el caso de estar cultivada en maceta. Es tan hermosa que cuando tenemos una no queremos que se nos muera o estropee, y para ello es conveniente estar al corriente de los principales cuidados del Cymbidium.

De entrada, estamos de suerte ya que los cuidados del Cymbidium no son tantos. De hecho le llaman la Dama de hierro por su dureza.

En el caso de tenerlo como una planta es conveniente:

  • Ubicarla en un lugar soleado, bien ventilado y que la luz directa esté tamizada por una cortina.
  • La temperatura ideal oscila entre los 12 y 22ºC
  • Humedeceremos sus hojas con un pulverizador en el caso de haber una humedad relativa baja, pero no sus flores.
  • En el riego, sumergiremos una vez a la semana la maceta en agua durante 3 ó 4 minutos y luego la dejaremos escurrir bien.
  • Tras la floración, cuando esta se marchite, se recortarán sus tallos y se dejará reposar para que reponga fuerzas y vuelva a florecer. Si el lugar es algo más fresco… mucho mejor.
  • Abonaremos de forma suave en el agua de cada riego.

En estas condiciones, la duración de su flor es de varios meses siempre y cuando estén en la planta.

Si la tenemos como flor cortada, lo ideal es:

  • Ubicarla en un lugar en el que tenga luz tamizada.
  • Reponer el agua cada día o tres a lo sumo.
  • Incorporar en el agua, un conservante de flor para evitar que se creen bacterias en ella.
  • Cada dos o tres veces, durante el cambio de agua, recortar un centímetro la base del tallo para que tome mejor el agua.

¿Sabías que a las flores del Cymbidium le llaman “Pétalos de Pasión”? Es porque su período de floración dura de dos a tres meses, coincidiendo con la duración que suele tener la fase más apasionada de una relación amorosa recién iniciada.

Bueno, podéis ver que los cuidados del Cymbidium no son muy complicados. De hecho, esta planta es la orquídea ideal para aquellos que desean tener una de ellas por primera vez.

Consejos sencillos para obtener buenas fotografías de Cymbidium

  • Realizar las fotografías cuando sus flores son jóvenes y así captar mejor su turgencia, limpieza de pétalos, etc.
  • Utilizar un fondo neutro o que no distraiga la belleza de la flor.
  • Centrar la atención en una parte de la flor o a esta, de forma destacada con respecto al resto.
  • Utilizar un trípode para evitar vibraciones y sobre todo, dedicarle tiempo a la composición de la imagen.
  • Jugar con la profundidad de campo para centrar el protagonismo sobre la zona elegida a destacar.
  • Evitar el uso de flash para no obtener zonas ‘quemadas’ en la imagen.
  • Utilizar exposiciones largas a favor de bajar en la medida de lo posible la sensibilidad, evitando así la presencia de ‘grano’.

1 Comentario

  1. adoro los cimbidium espero ver muchos y diferentes en orquimadrid 2009

    el 3 y 4 de octubre en el jardin botanico de madrid .el horario de 10 a 19 me va permitir visitarlo.

Dejar respuesta