Acer monspessulanum

1846
Acer monspessulanum

El Acer monspessulanum, por sus características, además de ser un árbol que podemos encontrar en los quejigares, encinares, robledales y bosques mixtos submediterráneos o subatlánticos, se usa en jardinería como árbol para parques y jardines pequeños.

Es un árbol caducifolio de follaje frondoso que aportará en estos jardines sombra en verano y permitirá la entrada de luz en invierno gracias a ser caducifolio. Por su rusticidad, permite plantarlo en casi todo tipo de suelos, preferentemente los frescos y calizos.

Arce de Montpellier

Su nombre científico es Acer monspessulanum, pero también es conocido como Arce de Montpellier, enguelgue, arce menor, mundillo o acirón. Perteneciente a la familia Aceraceae y es originario de Europa y Asia Meridionales.

Acer monspessulanum

En la península ibérica, lo podemos encontrar con más frecuencia en la zona norte, aunque también en Extremadura y Andalucía, habitando en las provincias de Málaga, Granada, Almería, Córdoba, Jaén y Cádiz… junto con los quejigares, encinares, robledales y bosques mixtos submediterráneos o subatlánticos, principalmente sobre suelos ricos en cal, pero también lo hace sin dificultad dada su rusticidad sobre silíceos, granitos, areniscas etc. Resiste bien la sequedad y no es raro verlos creciendo en suelos pedregosos e incluso en situaciones rupícolas.

Se trata de un árbol que alcanza una altura de 7 a 12 metros, con tronco de corteza agrietada, escamosa y con copa compacta con ramillas lampiñas. Es de color gris oscuro y suave en los árboles jóvenes y finamente estriados en los ejemplares viejos.

El Acer monspessulanum o Arce de Montpellier, es un árbol caducifolio de follaje frondoso, con hojas de entre 3 a 7 centímetros, largamente pecioladas, trilobadas, coriáceas, subglabras, brillantes en el haz, con márgenes enteros. Estas tornan a color amarillo en otoño y caen normalmente hacia el mes de noviembre.

Flores de Acer monspessulanum

Su floración en España se produce en primavera… durante los meses de abril y mayo, fructificando posteriormente de septiembre a octubre. Sus flores son de color verdoso-amarillentas en corimbos erectos al principio y después péndulos, largamente pedicelados.

Una vez fecundadas producen frutos en disámara de 2 a 2,5 centímetros de longitud, con aquenios ovoides, lampiño, con las alas casi paralelas y convergentes, de tonos pardo-rojizos. Es una semilla gruesa, de forma circular a ligeramente cónica, con cubierta seminal de color pardo, algo estriada. Si se desea recolectar sus semillas, esta debe de realizarse durante su diseminación en otoño, recogiéndose sus frutos directamente del árbol mediante la modalidad de ‘ordeño’.

En su hábitat, crece con otras plantas típicas de suelos frescos como Acer campestris, Quercus faginea, Prunus mahaleb, Sorbus aucuparia

Semilla de Acer monspessulanum

Siembra del Acer monspessulanum

Las semillas de Acer monspessulanum deberán sembrarse, como norma general, en otoño sin necesidad de tratamiento previo o bien en primavera si se emplea semilla que ha sido previamente estratificada.

Si se compra la semilla, como orientación hay unas 14 semillas por gramo. Su pureza se sitúa normalmente sobre el 94% y su poder germinativo alrededor del 45%. La limpieza de esta semilla se realiza mediante el cribado de los frutos recogidos, y el almacenamiento requiere una conservación en condiciones de cierta humedad relativa y frío para proteger su poder germinativo.

El cultivo para planta destinada a repoblaciones forestales puede realizarse en envases forestales de 300 a 400 centímetros cúbicos y estarán listas para su trasplante cuando alcancen un tamaño entre 40 y 60 centímetros de altura.

Tratamientos pregerminativos del Acer monspessulanum

Las semillas del Acer monspessulanum, al igual que sucede con el Acer negundo, Acer platanoides o el Acer pseudoplatanus por ejemplo, suelen presentar un retraso en la germinación debido al letargo interno, por lo que los tratamientos pregerminativos recomendados son:

  1. Estratificar la semilla durante 90 días a 5ºC en arena húmeda. Para aquellas semillas que presentan doble letargo deberá combinarse un tratamiento previo por escarificación, seguido de una estratificación (Lamb, 1978; Catalán, 1985).
  2. Pre-refrigeración durante dos meses a 1-5ºC.

Una vez sembradas, su germinación es epigea, con plántula de 4 a 5 centímetros con dos cotiledones largos algo lanceolados, con dos hojas primordiales con el limbo lobulado y los bordes festoneados.

Plantas de Acer monspessulanum

Como curiosidad, su madera es muy apreciada en ebanistería y se usa para la fabricación de objetos de lujo e instrumentos musicales. Su leña es muy buen combustible y sus hojas se utilizan como forraje. Pero atención, actualmente no tiene estos usos dado que el Acer monspessulanum se encuentra como árbol protegido en su estado silvestre.

Descarga en PDF» Descarga de la ficha técnica de la situación del Acer monspessulanum en la península ibérica según el MAPAMA en PDF (226 KB)

No hay comentarios

Dejar respuesta