Biorrollos

1662
biorrollos

Los Biorrollos para revegetación y control de la erosión, son estructuras cilíndricas compuestas de una bolsa de red de coco o de polipropileno multifilamento de gran resistencia a la acción del agua, rellena de fibra de coco u otros materiales biodegradables, muy compactos, con unas dimensiones que rondan los 30, 40 ó 50 centímetros de diámetro y unos 3 ó 6 metros de longitud.

Los Biorrollos están especialmente indicados para ser empleados como fajinas en la protección de orillas de cauces y restauración de taludes. Sobre todo en aquellos espacios sometidos a una erosión alta o muy alta, con velocidad del flujo de agua mayor de 1,5 m/s o de 2,5 m/s y pendientes mayores de 1/3 o 1/2, proveyendo además, una zona de refugio para mamíferos e invertebrados y el embellecimiento inmediato de la obra tras su instalación.

Biorrollo esparto

Sobre ellos, se plantan las especies de plantas acuáticas adecuadas la zona de su implantación. Estas, juegan un papel fundamental en los resultados de la restauración ya que intervienen de forma directa gracias a su sistema radicular muy desarrollado.

Entre las especies más utilizadas en los biorrollos para revegetación, aunque en cada situación se debe de analizar cuáles son las más indicadas, se encuentran la Carex riparia, Iris pseudoacorus, Juncus acutus, Juncus effusus, Juncus inflexus, Lythrum salicaria, Phragmites australis, Scirpus holochoenus, Scirpus lacustris, Typha dominguensis, Typha latifolia

Para optimizar la eficacia en la restauración mediante la implantación de Biorollos, estos deben ser cultivados preferiblemente en viveros especializados con aquellas plantas adecuadas a cada proyecto en particular, con el fin de dotarlas del máximo vigor.

Más información sobre biorrollos vegetados en www.controlerosion.es

Guardar

No hay comentarios

Dejar respuesta