Thymus serpyllum

2458
Flores de Thymus serpyllum

El Thymus serpyllum es una de las 350 especies de plantas aromáticas herbáceas y perennes pertenecientes al género Thymus, originarias de las regiones templadas de Europa, África del Norte y Asia, y pertenecen a la familia de la Lamiaceae.

El Thymus serpyllum en concreto, es originario de Europa y además es muy común en España, estando muy extendido gracias a su cultivo como ornamental y de restauración paisajística. Dentro del sector ornamental es una de las plantas empleadas en xerojardinería. Y en la construcción en zonas como cubiertas ajardinadas.

Serpol o Tomillo sanjuanero

Popularmente se le conoce como serpol o tomillo sanjuanero, siendo su nombre científico Thymus serpyllum.

El Thymus serpyllum es una planta aromática que desprende un leve aroma al tacto. La podemos ver como una pequeña mata de porte rastrero y con tendencia a extenderse hasta 25 centímetros de altura, si bien, muchas de sus ramas, cuando encuentran soporte, pueden alcanzar el medio metro de longitud.

Plantas de Thymus serpyllum

Sus hojas son pequeñas, lanceoladas, que crecen opuestas y tienen un color verde oscuro.

Florece a comienzo del verano y sus flores son de color rosa púrpura. Son también flores pequeñas, bilabiadas y están agrupadas en corimbos. Es una planta melífera.

Destacar que el Thymus serpyllum tiene propiedades medicinales y es rico en aceites esenciales.

Dónde y cómo plantar el Thymus serpyllum

El Thymus serpyllum es una excelente planta cubresuelos, especialmente para aquellos terrenos secos. Por lo tanto, podemos utilizarla, además de cómo planta para la restauración paisajística, en jardinería con escasez de agua.

Es una planta que crece bien sobre suelos áridos, pobres y bien drenados, soportando bien la sequía.

Su exposición siempre debe de ser a pleno sol. En zonas de sombra florece de forma escasa.

El marco de plantación dependerá del tiempo en que deseemos que cubra el suelo. Si no tenemos mucha prisa, podemos plantar unas cuatro plantas por metro cuadrado. Si por el contrario queremos que se cubra rápido, utilizaremos seis plantas por metro cuadrado.

Los riegos serán escasos porque el Thymus serpyllum soporta bien la sequía. Es más, la agradece.

Su multiplicación puede ser por esqueje en primavera u otoño, o mediante semilla sembrándola a principios de primavera.

Planta de Thymus serpyllum

Usos del Thymus serpyllum

En el monte, el Thymus serpyllum comparte hábitats con otras especies de laderas soleadas como el Acinos alpinus, también llamada albahaca agreste. En jardinería junto con otras aromáticas como el romero, la santolina y por supuesto otros tipos de tomillos.

Se puede usar en restauración paisajística y para el control de la erosión, ya que fija muy bien el suelo. Posee una raíz bastante superficial y fasciculada, lo que facilita esta sujeción del terreno.

En jardinería, es muy apreciada como planta tapizante para cubrir pequeñas superficies, con menos consumo de agua que un césped y soportando un pisoteo moderado. El Thymus serpyllum es una de las plantas utilizadas en Xerojardinería.

Cultivo del Thymus serpyllum

En vivero, aunque se puede reproducir por esqueje, lo más común hacerlo mediante semilla.

Su siembra se hace en semilleros o directamente sobre bandejas de alvéolos. El sustrato debe ser algo turboso, con arena que le permita drenar bien. Tras la siembra a boleo, en los dos casos, se recubrirá ligeramente la semilla con ese mismo sustrato y se regará.

Durante el periodo de germinación, el sustrato debe permanecer húmedo. En semillero, cuando las plántulas tengan un par de hojas verdaderas ya se puede repicar a maceta definitiva si su mercado es el ornamental, o en bandeja forestal si está pensado para la restauración del paisaje.

Si se ha sembrado en bandejas de alvéolos, se deja hasta que cree un buen sistema radicular y el cepellón quede bien formado. Llegado ese momento, se trasplanta a macetas o bandejas forestales como el caso anterior.

Su cultivo se sigue a pleno sol y no necesita pinzados para su formación. Es una planta que rebrota bastante bien. El plantar varias plantas juntas en cada maceta o alvéolo forestal, ayuda a crear matas más densas.

Se regará de forma periódica evitando los excesos de humedad y se abonará con un fertilizante rico en potasa, del tipo 18-12-24 más microelementos.

Por ser una planta muy rústica, prácticamente carece de ataques de plagas o enfermedades.

Dejar respuesta

Por favor ponga su comentario!
Por favor ponga su nombre aquí