Flores y plantas en la farmacia

0
1238
Marta Pérez, Julia Guaita, Rosalía Guaita y Pepe Miralles de la farmacia Guaita de Picassent (Valencia - España)
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Siempre podemos encontrar flores y plantas en la farmacia bajo la denominación de Fitoterapia, definida como la ciencia que estudia la utilización de los productos de origen vegetal con finalidad terapéutica, ya sea para prevenir, para atenuar o para curar un estado patológico. La palabra fitoterapia proviene del griego fyton (planta, vegetal) y therapeia (terapia), también es conocida como herbolaria que proviene del latín herba (hierba).

El uso de las plantas medicinales es casi tan antiguo como la humanidad, descubriendo sus agentes terapéuticos y siendo transmitidos de generación en generación, bien en forma oral o escrita… hasta llegar a la actualidad. Los primeros textos escritos que se conocen sobre las propiedades de las plantas medicinales fueron realizados por los sumerios, escritos en arcilla, hace más de 5000 años.

Si bien, incluso aun existen casos, la utilización de las plantas medicinales ha estado asociada en muchas culturas a las prácticas médico-religiosas, a la charlatanería y al fraude (ocasionado que en muchos casos se sobre-valoren y se les asignen una multitud de propiedades), en la actualidad y en su vertiente científica sus propiedades son innegables. La materia prima vegetal de la que se hace uso, sometida a los procedimientos galénicos adecuados permite obtener lo que se conoce como fitofármaco.

Está demostrado que la utilización de las plantas medicinales o fitofármacos para curar enfermedades, puede responder eficazmente a los problemas más frecuentes que afectan a la población como son el estrés, la alimentación desequilibrada, la mala higiene de vida… y contribuir a mejorar la calidad de vida.

Además de las plantas ingeridas en la dieta y forma tradicional, podemos encontrar flores y plantas en la farmacia… tras su adecuada elaboración, de muy distintas formas: cápsulas, pastillas, jarabes, molidas, deshidratadas, etc.

Las técnicas en su elaboración no dejan de evolucionar y ya podemos encontrar cápsulas de plantas medicinales con una formulación 100% de polvo criomolido de la parte activa de la planta.

La técnica de criomolienda permite extraer lo mejor de cada planta, con todos sus principios activos. Esta consiste en pulverizar la parte activa de la planta seca, congelándola previamente con nitrógeno líquido a -196 ºC. Con este método se obtiene un polvo muy fino y homogéneo denominado polvo total o totum de la planta. Este totum encierra todos los principios activos de la planta de forma íntegra.

La utilización del frío es para evitar, como ocurre con la molienda tradicional, un aumento de la temperatura y la oxidación que afecte a las vitaminas, enzimas, sustancias volátiles y demás principios activos.

Flores y plantas en la farmacia… aunque no las reconozcamos.

Marketing & Comunicación

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir
Artículo anteriorEnsalada de pasta
Artículo siguienteLas flores de Punitaqui (Pablo Neruda)
Fernando Cuenca Vinculado con el sector de la horticultura y jardinería, ha desarrollado trabajos de dirección de cultivos ornamentales y revistas técnicas del sector. Actualmente es Director Comercial y Consultor de Condelmed, S.L.

No hay comentarios

Dejar respuesta