Plantas de interior verdes

0
2160
decoracion jardin 6

Definimos como plantas de interior verdes a todas aquellas ornamentales que solemos tener dentro de casa, en las que o bien carecen de flores o pasen estas desapercibidas. Y decimos que carezcan de ellas porque hay plantas como los Nephrolepis o los Adiantum que no tienen. Y que pasen desapercibidas ya sea por su pequeño e insignificante tamaño, su escasa vistosidad e incluso porque sea una rareza el verlas en estas condiciones.

El grupo de plantas de interior verdes comercializado en España es muy grande y como ejemplo podemos nombrar al Adiantum, Aeonium, Aglaonema, Alocasia, Aloe, Ampelopsis, Araucaris, Archontophoenix, Areca, Asparragus densiflorus, Asparragus sprengeri, Asparragus falcatus, Asparragus plumosus, Asparragus setaceus, Asparragus umbellatus, Aspidistra, Asplenium, Begonia tiger, Begonia rex, Blechnum, Brachychitum, Calathea sp., Callisia, Caryota, Ceropegia, Chamaedorea, Chamaerops, Clorophytum, Cissus, Cocos, Codiaeum, Codonanthe, Coleus, Cordyline, Corynocarpus, Crassula, Cryptanthus, Ctenamthe, Cycas, Cyperus, Dictyosperma, Didymochlaena, Dieffembachia sp., Dizygotheca, Dracaena sp., Epipremnum, Euterpe, Fatshedera, Fatsia, Ficus sp., Fittonia, Grevillea, Hedera, Hemionitis, Howea, Hoya carnosa, Hypoestes, Maranta sp., Mascarena, Microcoelum, Mikania, Mostera, Musa, Myrmecodia, Nephrolepis sp., Nolina, Pachira, Parthenocissus, Pellaea, Peperomia sp., Philodendron sp., Phoenix sp., Pilea, Platycerium, Plectranthus, Polyscias, Pteris, Radermarchera, Ravenea, Rhapis, Rhoicissus, Sansevieria, Saxifraga, Schefflera sp., Scirpus, Selaginella, Senecio, Soleirolia, Sparmannia, Stromanthe, Syngonium, Tolmiea, Tradescantia, Xanthosoma, Yucca, Zamia, etc.

Muchas de estas plantas pueden tenerse al exterior si las condiciones climáticas lo permiten. Un ejemplo de ello son los Cocos, palmeras de las que tenemos en el recuerdo verlas en las orillas de la playa en islas tropicales y que las podemos comprar en un centro de jardinería con su maceta para disfrutarlas como una Kentia (Howea), por cierto… otra gran palmera.

Muchas de ellas aguantan condiciones extremas de escasa luminosidad como la Aglaonema mientras que otras necesitan la mayor luminosidad posible como es el Coleus o el Hypoestes si deseamos que los colores de sus hojas se les atenúen y pierdan gran parte de su atractivo ornamental.

La mayoría de ellas necesitarán cada año un transplante a una maceta ligeramente mayor. Para ello debemos de utilizar un sustrato para plantas de interior. Este nuevo sustrato permitirá renovar su sistema radicular más activo y con ello ampliar su vida.

También como factor común a todas ellas, tendremos la precaución de no colocarlas en zonas de corrientes continuas de aire. De este modo evitaremos quemaduras en los bordes de sus hojas.

Las plantas de interior verdes de origen boscoso como los helechos podremos ubicarlos en los sitios más húmedos de la casa como son los cuartos de baño. Y los de zonas con lluvias frecuentes, les humedeceremos sus hojas con un pulverizador a las horas de más calor del día.

En todos los casos evitaremos ponerles el típico plato en la base ya que la concentración de humedad en esa zona favorece la pudrición de sus raíces. De hacerlo, tras terminar de acumular el agua sobrante del riego, la evacuaremos dejando el plato totalmente seco.

No hay comentarios

Dejar respuesta